Gimai V2 pt 2


    19 de julio (domingo)  

Justo después de despertar, confirmé la hora en el reloj al lado de mi almohada: 7:30am. Estaba aliviado. Es una hora bastante temprana para despertarse un domingo, pero me levante de la cama. Si me fui a dormir más tarde el día anterior, pero mi cabeza se siente fresca y ligera, así que, debo haberme metido en un sueño muy profundo.

Cuando fui a la sala, mi viejo y Akiko-san no estaban presentes. Estaban presuntamente dormidos, Sin embargo, como anticipé, Ayase-san ya estaba despierta. Ya se había refrescado, mostrando ninguna debilidad ni abertura, ni siquiera en casa. Ella tenía puesto un top de tela ligera sobre su camisa sin hombros.

“Buenos días, Ayase-san.”

“Días. Asamura-kun.”

Con estas palabras, Ayase-san se levantó. Cuando lo hizo, pude ver un moño de una tela similar justo encima de su cintura, con pantalones color rojo fuerte.

“Ah, puedo hacerlo yo mismo. Ya terminaste de comer, ¿verdad?”

Me habría sentido mal si Ayase-san se encargara de mi desayuno cuando ya estaba sentada en la mesa con un café, por lo que le pedí que se mantuviera sentada.

“Acabo de terminar el mío. Este es el tuyo, Asamura-kun.” Ella apuntó a la comida en la mesa.

“Solo tengo que calentarla, ¿verdad?” Tomé el plato de sopa que Ayase-san apuntó y lo empecé a llevar al microondas, solo para parar a la mitad.

¿Caliento esto? ¿O lo cómo mientras esta frio? Empecé a cuestionarme esa pregunta porque sentí cierta gentileza fría del delgado plato de sopa.

“Está bien así. Es mucho mejor fría. De hecho, la acabo de sacar del refrigerador.”

Debe haberme escuchado levantarme y lo preparo cuando lo hizo. Como siempre, ella es considerada hasta con las cosas más pequeñas. Cuando miré que había dentro del plato de sopa, Pude ver una espesa, amarillosa sopa.

“¿Qué clase de sopa es esta?”

“Calabaza.”

“… ¿Que no es la calabaza de entre verano y otoño? Así que ya puedes conseguirlas, ¿eh?”

“¿En serio?”

“Si, recuerdo haber leído cosechas durante el verano y las comes durante el otoño. Justo después de cosecharlas, siguen siendo dulces, así que las dejas envejecer un poco. En Halloween cuelgas las lámparas de calabaza y esperas que llegue la Gran Calabaza.” “¿Qué demonios es eso?”

“¿No conoces a Peanuts? ¿Snoopy? ¿Charlie Brown?”

“Ah, Linus con su manta de seguridad.”

“¿Por qué es eso lo primero que se te viene a la mente?”

Linus, un amigo de Charlie Brown, siempre carga una manta con él. Lo llamaron “síndrome de la manta” o algo así, pero al final, todos tienen algo en sus vidas que no pueden dejar ir, creo. Algunas personas conservan chatarra sin valor como si fuera un tesoro irreemplazable. Estoy seguro de que incluso Ayase-san tendrá algo como eso. Si un adulto piensa que es basura y lo bota, el apego se hace más fuerte. La expresión enojada de mi madre se me vino a la mente, pero sacudí mi cabeza y me liberé de ese pensamiento.

“Bueno… no importa la temporada que sea, puedes comer vegetales prácticamente en cada época del año. Solo estoy un poco sorprendido de ver una sopa de calabaza tan bonita.”

Parecía sake sagrado. Tenía un débil, casi transparente color.

“Calenté la calabaza y unas cebollas, añadí leche y crema cruda, y lo tiré en el procesador de comida.” Ayase-san vio que estaba interesado y me explicó la receta.

Por supuesto, solo porque estaba un poco interesado en la receta no significaba que había

empezado a disfrutar preparar comida yo mismo. Incluso mi estilo de vida de lonchera

no cambia, puede que sea útil en algún momento. Tome nota mental de la receta

mientras ponía un poco de pan en la tostadora.

“Es raro que pongas dos rebanadas dentro… Ah, lo siento por entrometerme así.”

“Tanto tu como Akiko-san son siempre consideradas de las cosas más pequeñas, no solo sobre comida, así que nunca lo tomaría de esa forma.” Respondí, lo que causo que Ayase- san hiciera una expresión incomoda.

Puede que Ayase-san no se olvidé las preferencias de una persona, pero no todo el mundo es así. Eso es verdad en las amistades en particular. No actúas de esa forma por qué quieres caerle bien a las otras personas, pero porque aprecias a la otra persona. Incluso si solo me aprecia como el hijo de la persona con la que su madre se casó, no creo que sea una molestia en lo absoluto.

“Solo quería preguntar eso.” Murmuró ella en voz baja.

Es mi imaginación, o está actuando un poco tímida. Si solo vieras la escena sola, parecería algo de una novela ligera o anime, pero realmente no es algo tan dulce. Si confundes una reacción de alguien cercano a ti como tímido o amable, puede que te ocurra una desgracia debido a ese malentendido.

En cuanto a mí, siempre soy cuidadoso de no malinterpretar las acciones de Ayase-san. Ciertamente no lo haré aquí. Pero claro, entiendo que puede ser inevitable que alguien malentienda una situación como esta. La realidad no es un anime o manga. Pero si experimentas una situación similar a una escena que has visto o leído antes, es fácil que tengas la idea equivocada. Es un hábito desafortunado que todos los humanos compartimos. Incluso yo me congelé por un segundo cuando Yomiuri-senpai hizo la broma sobre su expectativa de vida. Los ataques sorpresa son los peores de todos.

“Así que, sobre las tostadas. Trabajé todo el día de ayer, así que me dio hambre bastante temprano, por lo que mi estomago estuvo rugiendo todo el tiempo hasta mi descanso.” Dije con una voz casual, mientras me sentaba en una silla.

“Bien hecho con tu trabajo.”

“Gracias.”

Debido a esta conversación exagerada, la atmosfera volvió lentamente a la normalidad, tan plana como siempre lo ha sido. Supongo que esto es lo que hace la gente para deshacerse del aire de momentos incomodos como este.

Junto a las dos rebanadas de tostada y la sopa de calabaza, un plato grande con ensalada de pollo se encontraba en medio de la mesa. La luz de la mañana entraba desde las ventanas, causando al plato brillar con un tono verdoso.

“Usa el aderezo que prefieras.”

“Gracias.”

Ayase-san miro de vuelta a su smartphone, con una café en la mano. Ya que no está escuchando nada en sus audífonos, debe estar buscando algo. En fin, supongo que probare la sopa de calabaza primero.

Cuchareé un poco de la sopa y le di una probada. Puede sentir un poco de su aroma mientras lo llevaba a mi boca, pero una vez que estaba en mi boca, el sabor de la calabaza se hizo incluso más obvio. La calabaza hervida siempre fue lo suficientemente suave, pero gracias al procesador de comida, casi se había convertido en un batido. A pesar de que era dulce, se tragaba fácilmente. Comerlo frio fue la respuesta correcta después de todo. Siempre pensé que había que comer la sopa caliente.

“Hey.”

Cuando estaba llenando mi boca con la ensalada de pollo, Ayase-san habló de repente. La mire.

“Pusiste una toalla sobre mi anoche, ¿no es así?”

“Ah, bueno…”

Si respondía honestamente, ella sabría que vi su cara dormida. Pero era consciente de que ser demasiado directo solo lo haría peor. El mes pasado me tope con la ropa interior de Ayase-san secándose en su habitación, lo que me causo a sudar bastante por el pánico. Eso siendo el caso, decir “Bueno, sí.”, seria dolorosamente honesto. Lo haría sonar como si estuviera ocultando algo. “Eso creí.”

“Se que quieres evitar clases de compensación, pero arruinar tu salud por el bien de tus exámenes no es una opción tampoco, ¿sabes?”

“Claro. Si… gracias.”

“No tienes que agradecerme.”

Si no empiezas a agradecerme, sentiré la necesidad de agradecerte por hacer comida para mí. Por supuesto, yo llegue a la conclusión de que debería ayudarla, pero Ayase-san directamente rechazo mi oferta. Tiene que hacer las dos cosas, o no le importa hacer las dos cosas. Realmente ayuda, ¿pero realmente puedes mantener ese balance? Dice que le gusta dar más de lo que toma. Se que es más fácil decirlo que hacerlo. Pero realmente debo pensar en otra manera de mejorar su desempeño académico además de música.

“¿Oí que fuiste a ver una película ayer?”

La pregunta repentina de Ayase-san causo que mi voz se atascara en mi garganta.

“Um… bueno, Vi una película de tarde en la noche que iba a salir de cartelera este fin de semana. ¿De quién escuchaste eso?”

“Taichi-san se veía muy feliz. Durante la cena, él dijo: “¡Esta la primera vez que Yuuta sale a jugar en la noche! Estaba preocupado ya que es muy diligente para su propio bien, y es un poco aburrido para ser honesto, ¡pero supongo que ha crecido ahora!”.

“¡Cuida tu fraseo! ¡Otra vez!”

Y, por cierto, ¿Cómo recuerdas todo eso palabra por palabra? ¿Cómo es tu memoria tan sorprendente?

“Estabas con tu senpai del trabajo, ¿verdad?”

“Eso es correcto, pero no estábamos haciendo nada raro ni nada. Solo queríamos ver la misma película. Y sin senpai para avisarme al respecto, ni siquiera habría tenido la idea de ir a verla tarde en la noche.”

“Hmm.”

“¿Has escuchado de la novela “Intervalo nocturno de Azure”?”

“Ah.” Ayase-san asintió. “He oído de ella. Creo que incluso he visto algún anuncio de la película.”

“Estoy sorprendido de que lo hubieras hecho, a pesar de no ver mucha televisión.”

“Estaba en el internet.” Esta vez, fui yo quien asintió. La publicidad y los anuncios deben ser mostrados donde la mayor cantidad de personas puedan verlas. Incluso si nuestra generación no ve mucha televisión, usamos el internet. En ese caso, solo debes ponerlos en todo el internet.

“¿Cómo estuvo?”

¿Supongo que está preguntando por mi opinión de la película?

“Eeh… Bueno, no estuvo nada mal.” Le dije a Ayase-san lo que recordaba.

El material original era una llamada “novela literaria ligera”, la cual, contaba la historia de amor entre un chico de preparatoria y una chica con la que se topó. Hay partes divertidas en la historia, pero eventualmente, se pone más serio, y el giro final aun esta atascado en mi cabeza.

“Esta esta chica, con quien el protagonista solo puede reunirse una vez por semana en un parque público. Ella es en realidad una estudiante de su escuela, pero cuando se encuentran en la tarde, actúan como si no se conocieran. Solo pueden reunirse a medianoche, y ella actúa como una persona totalmente distinta. Mientras más se reúnen, más se sienten atraídos hacía el otro. Y luego, una noche, ella le dice— “Pausé para el efecto dramático. “Solo me queda medio año de vida.”

Ayase-san suspiro en sorpresa. Si, era una sorpresa muy grande. Digo, mira a mi reacción cuando Yomiuri-senpai me dijo lo mismo.

“El clímax empieza de allí en adelante, pero no quiere contarte demasiado, así que lo dejare ahí.”

No estoy hablando con Maru, pero tiendo a seguir hablando mucho sobre algo si estoy de ánimos. Eso solo demuestra que la película “no estuvo nada mal”, pero en realidad dejo una gran impresión en mí. También muestra que he estado pensando en comprar el material original.

“Gracias. Suena interesante.”

“¿Cierto? Si no fuera por tu examen de compensación, te recomendaría que fueras a verlo hoy.”

“Después de que el examen termine.”

“Claro.”

“Si hay un material original, puede que simplemente lea eso en su lugar. Ya que, he querido mejorar mis notas de Japones moderno, creo que debería leer más libros también.”

“No creo que una novela ligera vaya a aparecer en el examen.”

No si la literatura ligera es técnicamente parte de las novelas ligeras o la literatura.

“Nunca he leído novelas ni manga. Tal vez, haya algo que pueda aprender de estos.”

88 “Tal vez”

Sin embargo, técnicamente hablando, Ayase-san no es mala entiendo los conceptos de la literatura. Ella solo tiene problemas con trabajos que demuestran emociones que no son de ella. Si alguien ama a alguien y, aun así, lo insulta, o, si gritan para matar a alguien, a pesar de sus verdaderos sentimientos, puede que se pierda. Cuando le dije al respecto, ella parecía ligeramente molesta.

“Ellos simplemente deberían ser honestos al respecto.”

“La gente actúa distinta entre ellos. Así, es como el drama nace.”

Si dos personas que se han enamorado pudieran poner sus sentimientos honestos en palabras, la historia terminaría. Por supuesto, hay muchas historias como esa.

Las discrepancias ocurren cuando la gente no se ajusta a alguien más. Tanto las tragedias como las comedias nacen de esto. Una historia de amor dramática usa las discrepancias y malentendidos para avanzar la trama.

“Realmente no lo entiendo.”

“Por eso que deberíamos dejarlo como una caja negra, y solo preocuparnos en los pocos trabajos que podrían aparecer en los exámenes, además de correlacionar información de estos. Por cierto, ¿sientes que estás haciendo algún progreso?”

“Solo estoy trabajando en las preguntas de prueba, pero siento que estoy obteniendo más puntos que antes. Parece que lo que dijiste era verdad, Asamura-kun. Si recuerdo el pasado histórico y su relación a la obra, siento que puedo contestar más preguntas.”

“Por qué es un examen después de todo.” Siento la necesidad de resaltar eso.

“¿A qué te refieres?”

“Ya que estamos haciendo un examen, no van a haber problemas o preguntas que no tienen una respuesta. Ayase-san, ¿has oído de un final abierto?”

“¿Cómo una conclusión abierta?”

“Es un nombre diferente para eso, pero sí.”

Ella debe estar tomándose esto enserio. ¿Es por eso por lo que suena tan raro? Dudo que Ayase-san se haga la tonta.

“Pasa mucho en las películas. La película termina sin que sepas que ocurre con el protagonista. Es básicamente un final que deja la conclusión para la imaginación de la audiencia.”

“Odio eso. Probablemente me estresaría.”

“Supuse que dirías eso. En fin, el punto es que eso no ocurrirá en un examen.” Y esto no está limitado a los finales abiertos en particular. Hay muchas otras situaciones en que el autor no explica todo a detalle, en su lugar, dejándoselo a la interpretación del lector. Podría listar una lista de ejemplos de esto. Sin embargo, estos no aparecen en los exámenes tampoco. No puedes la calificar la opinión de alguien sobre algo, después de todo. Especialmente si varia de persona en persona.

“Eso tiene sentido.”

“Exactamente, por lo cual harán preguntas sobre las cual la experiencia del lector no serán distintas… al menos no a un nivel en que podrían afectar tu calificación. Un famoso profesor de una escuela de repaso dijo: “No va a haber una pregunta en la que no puedas elegir una respuesta de la pregunta de opción múltiple.”.”

Además de las preguntas en que tu creatividad, originalidad, o conocimiento sobre un tema en particular está siendo probada, por supuesto.

“Es un poco directo, pero tiene sentido.”

“¿Cierto?”

Sin embargo, debo estar de acuerdo en que mantenerlo poco claro en algunos momentos es lo que hace a los libros tan agradables. En tal caso, la falta de claridad estimula tu imaginación. Puede que prefiera las relaciones directas que omiten tener que adivinar cosas en la vida real, pero puedo ganar más puntos de vista de diferentes cosas leyendo libros e incrementando mi conocimiento. No solo estoy escapando un pensamiento cerrado mediante leer libros, pero también puedo entrenar mi imaginación y creatividad, anchando mis horizontes. Es por eso que no quiero que Ayase-san lea libros solo por la sed de conocimiento… Aunque, realmente no me quejaría si lo hiciera.

“Así que… ¿Estas saliendo con Yomiuri-senpai?”

Casi escupo café. A que te refieres con eso ¿eh? Cuando me di cuenta de que me estaba mirando, inconscientemente me senté derecho y respondí como si fuera un acusado y estuviera siendo interrogado por el fiscal.

“No somos así.”

“¿De verdad?”

“De verdad. Ella solo es mi superior en el trabajo.”

“Hmm.”

“Le gustan los libros, así que, nos llevamos bien. Eso es todo.”

“Tu lees bastante también, ¿verdad? Esa diferencia es significativa, supongo. Yo también debería leer más… Tal vez tenga que ir de compras.” Dijo Ayase-san, solo para parar repentinamente, eligiendo bien sus palabras. “Gran énfasis en “Tal vez”.” “Estoy más que feliz de ver el nacimiento de otro amante de los libros. Pero, tus exámenes son más importantes justo ahora.”

“¿Eh? Ah, si… Tienes razón.” Ayase-san sonaba un poco avergonzada, y dirigió su mirada de vuelta hacia su teléfono.

Ella puso sus audífonos inalámbricos en sus oídos y abrió sus notas, señalando que estaba entrando en modo de estudio. Limpié después de que terminé de comer mi desayuno, llené la lavavajilla, y volví a mi habitación. Tengo otro turno entero en el trabajo que empieza en la tarde. Ya que fui a la cama después de llegar a casa anoche, aun necesitaba terminar mi tarea. Ya que mañana es la fecha límite de dicha tarea, estaba entrando en un poco de pánico. Me concentré en lo que estaba trabajando hasta que la alama de mi teléfono sonó. Gracias a eso, una vez más, fui incapaz de comer un almuerzo debido.

Cuando salí de la casa con aire acondicionado, el verano me golpeo como una onda. Fui forzado a parpadear varias veces por la luz solar golpeando mi cara. Nuestro querido sol está motivado el día de hoy. Incluso podía sentir el débil aroma de asfalto rostizado. Aunque acaba de empezar la tarde, la temperatura ya había pasado los 30 grados. Este era el tercer día de mediados de verano.

A pesar del hecho de que era domingo, una gran multitud se formó en frente de la estación de Shibuya. De alguna forma pasé por allí, llegué a la tienda, me cambié a mi uniforme en la parte de atrás, y salí al frente. Hoy, mi turno termina a las 9pm.

“Ey, Junior-kun.”

Cuando entré, Yomiuri-senpai me saludó. Actuó igual que siempre, casi como si el evento de anoche nunca hubiera ocurrido. Por supuesto, eso lo hizo más fácil para mí, y estuve agradecido por ello. Debe ser buena leyendo el ambiente.

“Hola senpai. ¿Estas llenando las estanterías?”

“Eso es correcto. ¿Podrías ayudarme?”

“Por supuesto.”

Yomiuri-senpai estaba empujando el carrito con una caja de cartón en frente de ella. Cuando eché un vistazo dentro, pude ver algunas revistas pesadas ahí. Afortunadamente, pude evitar la caja registradora hoy, así que, en su lugar, me concentré en llenar los espacios vacíos en las estanterías y organizar las demás. Si tuviera un momento, organizaría las portadas dobladas también, o pondría los libros devueltos en una caja de cartón. Cuando trabajas en una librería, siempre hay algo para hacer.

Por supuesto, no le puedo decir a la tienda que ordene ningún libro, pero puedo decirle a Yomiuri-senpai sobre ellos, y ella se los puede recomendar en mi lugar.

“Revistas de mujeres, eh… Parece duro este mes.”

“Correcto. Probablemente están en mi top 3 de libros con los que es difícil lidiar.” “Oh si, los extras son terribles.”

Para las revistas dirigidas a las mujeres o amas de casa, siempre hay extras sin límite añadidos a cada volumen. Gracias a eso, las revistas son siempre gruesas y pesadas. Estos extras contenían bolsas ecológicas, muestras de maquillaje, o monederos elegantes. Cuando tienes estos extras grandes, tienes que asegurarte de que no terminen regados por ahí.

Para lograr eso, puedes amarrarlos juntos con hilo o cinta, o puedes usar bandas elásticas. Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas. Mantenerlos juntos con hilo o cinta siempre es una forma segura de atarlos juntos, pero en caso de que uses demasiado, puede dañar la revista en el proceso. Las bandas elásticas son fáciles de poner y quitar, pero, si alguien recibe una revista sin su extra, conseguirás quejas.

Por supuesto, podrías sellarlos juntos en la misma cobertura plástica, pero sellar revistas que ya son gruesas es algo que pocas librerías hacen. Al menos, dudo que el costo de hacerlo lo haga valer la pena.

“Desearía que al menos las hicieran del mismo tamaño que las revistas. Realmente no les importa lo difícil que hacen apilarlas. Ten, sostén esto.”

“¡Woah! No solo me lo arrojes… Wow, esto está realmente desbalanceado.”

“Puedes apostar.”

Esta vez, añadieron una pequeña caja de papel de casi el mismo tamaño que la revista, lo que desbalanceaba el peso de las otras revistas.

“¿Si quiera que hay aquí?”

“Alguna clase de caja del tesoro.”

“¿Eh?”

Cuando mire la portada, decía lago sobre un accesorio dentro de la caja, No pondrían joyas reales dentro del extra de una revista, pero, aun así, la portada lo hacía sonar como algo extravagante.

“¿Acaso no es esto… falsa publicidad?”

“Debería estar bien. Dice que es “algo como una caja del tesoro.”

“Pero…” Dudo que ese argumento sirva en la corte.

“La parte de afuera de la caja es decentemente grande, pero el interior es en lo mejor un tercio. Por eso son imposibles de balancear.”

“¿Por qué no lo pusieron en el medio simplemente?”

“Supongo que hicieron la caja primero. Luego la caja termino siendo más grande al final.”

“Aaah…” No sabía que está pasando, pero la lógica de senpai tenía sentido.

“Ya está bastante pesado, pero pesa mucho más en un lado que en el otro.”

“Sera muy difícil de apilar, sip.”

“Aun así, esta revista se vende muy bien, tenemos que apilarla de alguna forma.”

“Démosle un intento.”

Sin embargo, en cuanto llegamos a la plataforma en frente de las revistas, fue tan malo como había esperado, y maldije en voz baja. Cuando empezamos a apilar las revistas, solo podíamos apilarlas a dos tercios de la altura de la torre a su lado. Mas que eso haría que la torre se incline y eventualmente caiga. Ya que la portada es generalmente suave y resbaladiza, se deslizan con facilidad y se caen fácilmente.

“Esto no está funcionado.”

“Concuerdo. Puede que sea posible si alternamos entre al derecho y al revés.”

“Entonces no podrías ver la portada después de que se venda el primero. No puedes hacer eso.”

“Claro~”

Esto es bastante problemático. Al final, decidimos apilar al revés de la mitad para abajo, con la mitad de arriba mostrando la portada. Incluso si algunas copias de la revista son vendidas, no deberían llegar a la parte en que la portada esta al revés, al menos, no antes de que podamos añadir más copias encima de esas. Una vez que nos quedemos sin revistas completamente, podemos simplemente darle la vuelta a las de abajo. Es más trabajo, pero al menos eso les dará un trato adecuado a las revistas. Después de eso, hicimos el resto de pilas alrededor de estas.

“Bien, esto debería bastar.”

Después de lentamente trabajar en la montaña de libros en la caja de cartón, levanté mi cabeza cuando no recibí una respuesta de Yomiuri-senpai. Ella ni siquiera me estaba mirando. Su mirada estaba fija en un punto cerca de la esquina de la estantería.

“Esa chica parece estar buscando algo. Supongo que iré a preguntar si puedo ayudarla.”

Seguí la mirada de Yomiuri-senpai. No estaba mirando a la estantería de revistas, pero a un lugar más alejado. Una chica de mi edad estaba parada allí, actuando confundida. Tenía cabello claro y un piercing en su oreja que brillaba con las luces de la tienda. Justo cuando pensé Espera, ella se ve familiar, Yomiuri-senpai ya estaba caminando hacía ella, hablándole en modo empleado.

“¿Por casualidad estas buscando algo?”

La chica reacciono sorprendida y miró a senpai. “Umm, estoy buscando un libro…”

“¿Eh? ¡¿Ayase-san?!”

Cuando levanté mi voz, Yomiuri-senpai se dio la vuelta hacía mí, y la chica me dio una mirada desde la distancia. Supongo que no se dio cuenta de que era yo por un segundo. Supongo que eso tiene sentido. Esta debe ser la primera vez que me con el delantal de la tienda. Su boca estaba abierta, y cuando Yomiuri-senpai vio esto, empezó a correr hacía ella, como un gato casando a su presa. Ella definitivamente va a usar esto para un chantaje luego.

“Así que buscas por un libro. ¡Déjame ayudarte!”

“Um, muchas gracias.”

“¡Déjamelo a míííí!”

Extrañamente incomodo lenguaje formal salió de la usualmente extrovertida chica, mientras la diligente chica literaria empleada brillaba con curiosidad. Yomiuri-senpai, estas mostrando tu verdadera yo aquí. Me les acerqué a las dos, empujando la carretilla.

“Ey, eres la hermana pequeña de este chico, ¿verdad?” Preguntó Yomiuri-senpai mientras me apuntaba.

“Ah, sí, eso es correcto. Así que, um, ¿Quién eres tú?”

“Yomiuri Shiori, gusto en conocerte.”

“Ayase-san hizo una expresión satisfecha. “Ah, así que tú eres…”

“¡Wow! Realmente eres una belleza, ¡Justo como dijo Junior-kun! Tan linda y tierna~”

“¿Eres alguna clase de hombre borracho, Yomiuri-senpai?”

“¿Cómo pudiste saberlo, Junior-kun? ¿Acaso visitaste un bar antes, señor menor de edad?” Respondió ella sin piedad mientras me les acercaba.

“Más importante, ¿Qué te trae por aquí, Ayase-san?”

Asumí que se estaría concentrando su tiempo en estudiar, así que pregunté como si fuera comportamiento extraño, a pesar de ser bastante ordinario.

“Vine aquí a comprar un libro…”

“Junior-kun, ve y guarda estos, ¿quieres?” Senpai me preguntó, apuntando a la carretilla.

Ahora que lo pienso, estamos en el trabajo, así que eso debería ser la prioridad. Empujé la carretilla de vuelta a la parte de atrás, aunque un tanto inconforme—y corrí de vuelta a máxima velocidad. Cuando volví, las dos aún estaban hablando como antes.

“Ya veo. Así de grande, ¿eh?”

“¿No es eso normal?”

“No creo que eso sea algo que puedas llamar normal…”

¿De qué demonios están hablando?

“Oh, ¿Volviste tan pronto, Junior-kun? Fueron vagamente dos minutos.”

“Jaaa, uff, ¿lo contaste?”

¿Cómo puede ser tan buena siendo multitareas?

“Solo voy con lo que siento.”

“¿Quieres decir intuición? Por cierto, ¿no fuiste tu quien trajo la carretilla en primer lugar?”

“No me gusta cuando mi junior tiene tanta percepción.”

“Dile eso a los alquimistas en otra ocasión… Sheesh. (NT13: Referencia a Fullmetal Alchemist.)Así que, ¿le preguntaste a Ayase-san que está buscando?”

“Aun no.”

Haz tu trabajo, ¿Quieres?

“Um, Asamura-kun, estoy buscando por un libro de referencia. Hubo un lugar en que me quede atascada… y también, esa película que viste ayer. Pensé que compraría el material original mientras estoy aquí.”

Ya veo, eso explica por qué se tomaría un descanso de estudiar—o eso diría un personaje de un anime o manga, y estaría de acuerdo con ella. Sin embargo, los humanos no son tan puros como para actuar con una sola intención. Tener un solo motivo es casi… irrealista. No creo que estuviera mintiendo exactamente, pero, si eso fuera verdad entonces la posibilidad de que esté interesada en lo que está haciendo un familiar es probable. Sin mencionar que, siempre había estado curiosa por Yomiuri-senpai.

“Oh vaya, ¿estás interesada en esa película, hermanita? Hoy es su ultimo día en el cine. ¿Debería acompañarte a la función de tarde en la noche?”

“Ah, eso es un poco…”

“Ayase-san tiene que estudiar. ¿Podrías no llevarla por el mal camino?”

“Una flor pecadora crece absorbiendo a sangre de gente hermosa.”

“Pero que ineficiente. Las flores que crecen con agua y luz terminan siendo muy superiores.”

“Eso es una crítica bastante dura que estás haciendo. Bueno, dejemos las bromas de lado.”

“Pero hablaba en serio.”

“Tenemos nuestro trabajo como empleados de la tienda.”

“Yo estaba haciendo mi trabajo. ¿Qué hay de ti?”

“Junior-kun, no tenemos tiempo para charlar durante nuestro turno. ¡Necesitamos traer total satisfacción a nuestros clientes!”

“…No tengo objeciones con eso.”

Digo, los otros clientes se están riendo de nuestra conversación. Quiero salir de aquí lo más pronto posible.

“Así que, hermanita, el libro que estas buscando es—“

“Es Saki.”

“¿Hm?”

“Ayase Saki.”

“¿Ayase?”

“Puedes llamarme Asamura Saki también, pero eso haría que diferenciarnos fuera difícil, así que, siéntete libre de llamarme como quieras.”

Creo que esta podría ser la primera vez que oigo a Ayase-san referirse a sí misma como “Asamura Saki”. Este nombre es familiar a mis oídos, haciéndolo sentir un tanto fresco. Pero supongo que eso tiene sentido. Por esa lógica, hay una posibilidad de que terminare como “Ayase Yuuta”. Si me presento de esa forma, me pregunto si ella se sentiría de la misma forma que me siento ahora.

“Hmm, ya veo. Por eso es que Asamura-kun te ha estado llamando “Ayase-san”, ¿eh? Entonces te llamare Saki-chan. Así que, sobre el libro de referencia, eso debe estar en la sección de educación. Deberíamos empezar con la novela primero.” “Si. Y… Asamura-kun.” Dijo Ayase-san, mientras me miraba. “Si tienes algún otro libro que me recomiendes, por dímelo. Creo que los libros que te gustan podrían ser un buen lugar para iniciar.”

“¿Los míos?”

Ayase-san asintió.

“Supuse que, si me recomendabas algo, sería algo bueno. Ver películas todo el tiempo seria caro, pero si solo son libros de bolsillo, podría comprar unos cuantos, y seguramente mejorar en mis estudios también.”

“Ya veo. Una de las cosas buenas sobre las novelas es lo poco que gastas. ¡Realmente lo entiendes, Saki-chan!”

“También está la reciente subcultura de películas.”

Supongo que tiene sentido. El precio es el factor más grande al decidir si comprar un libro o no. Ya que trabajar de medio tiempo me asegura suficiente dinero para gastar, no me preocupo tanto por el precio. Sin mencionar que, los libros no son demasiado caros para empezar. Pero probablemente solo piense eso porque me gustan los libros.

Maru incluso me dijo antes “Realmente no te importa nada más que los libros, ¿eh?” Con un tono exasperado. Es verdad que no estoy interesado en hacerme ver tan bien como Ayase- san lo hace. Soy el tipo de persona que piensa que ropa de marca es demasiado caro. Pero todos tienen sus propios valores. Solo mira a Maru. Él compra los blue-rays de los animes en el momento en que son lanzados. Por eso estuve ligeramente molesto cuando me dijo eso.

“Pero incluso si me pides por recomendaciones, eso no es tan sencillo. No sé qué clase de intereses tienes.”

“Si tiene curiosidad por “Intervalo nocturno de Azure”, ¿Por qué no recomendar algo similar? Después de todo, puedes hacer recomendaciones basadas en esa clase de gustos.”

“Ah, eso tiene sentido.” Estaba un poco agradecido con Yomiuri-senpai por darme una mano.

Eso es lo que es un superior en una librería.

“Entonces, elegiré uno del género de literatura ligera. Creo que algo más realista estaría mejor para iniciar… Ah, antes de eso, el material original. ¿Aún tenemos alguno de los volúmenes?”

“No creo que aun hallan en exposición, a pesar de que lo hallas organizado antes. Debe estar en las estanterías, y puede haber una posibilidad de que un cliente no lo haya encontrado allí, así que…”

Entonces, el vice manager de la tienda llamo a Yomiuri-senpai. Le pidió hacerse cargo de la registradora, ya que, ella es prácticamente perfecta para el trabajo por su personalidad y apariencia. Con una expresión de resignación y aceptación, ella acepto. Dando una breve despedida, senpai fue hacía la registradora. Senpai, nunca olvidare lo que me enseñaste. Por favor, se fuerte. “¿Es la caja registradora de mucho problema de casualidad?”

“Creo que lo es. Básicamente, requiere mucha comunicación breve con gente que generalmente no te molesta considerando tus circunstancias.”

Cuando dije eso, la cara de Ayase-san se apretó, y abrazo su propio cuerpo con sus manos. Vamos, no es tan aterrador. En fin, la llevé a las estanterías de literatura ligera y empezamos a buscar por esa novela. Tal vez sea gracias a que estaba en las estanterías, tal vez porque aún era temprano, pero aún quedaba una sola copia.

“Por aquí…”

“Ah, leí el manga de esto. Así que estaba basado en una novela, ¿eh?”

“Supuse que una historia con varias adaptaciones sería un buen lugar para empezar.”

Aunque depende de tus gustos particulares si disfrutas una novela especifica o no.

“La sección de educación está por allí. Hay un letrero de “Contratando empleados de medio tiempo” colgando justo en frente de esta. Aunque puede ser difícil de leer con la poca luz. En fin, la estantería está a la derecha de eso.”

“Aah, ya veo. Lo entiendo… creo.”

“Si tienes problemas, siente libre de preguntarle a algún empleado, o vuelve y te llevare allí.”

“Está bien. Debería ser capaz de encontrarla yo misma. Estas trabajando ahora, después de todo.”

“Entendido. Entonces volveré al trabajo.”

“Volver, ¿eh? Oh si, ese delantal se te ve muy bien.”

“Eso es… Gracias.”

Recibir un cumplido de repente me dejo más sorprendido que feliz, para ser honesto. Si pudiera, me habría gustado llevarla a la sección yo mismo, pero ya había pasado mucho tiempo con Ayase-san, así que más que esto sería considerado vagar.

Con el material original de la película y los dos libros que le recomendé en mano, Ayase-san fue hacía la sección. Después de mirar el poster, fue hacía la derecha. Después de verla partir, continué con mi deber de organizar las estanterías.

Después que un poco de tiempo había pasado, Ayase-san me llamo por la espalda. Cuando me di la vuelta, ella estaba cargando otro libro pesado, el cual, parecía ser alguna clase de libro de referencia.

“Compraré esto y luego me iré a casa. Gracias por ayudarme durante tu turno.”

“Estoy feliz de haber podido ayudar. No te preocupes por eso.” Vi como Ayase-san caminó hacía la registradora, cuando de repente, alguien me llamo por el lado.”

“Disculpe, ¿Dónde está la registradora?”

Cuando me di la vuelta, vi a una mujer anciana cargando una revista gruesa. El brazo con el que lo sostenía estaba temblando. Aunque tenía una bolsa con ella, probablemente pensó que meter el libro dentro antes de pagar la metería en problemas, siendo eso el por qué lo cargaba con una sola mano.

“La caja registradora está a la izquierda después de que camines por este pasillo… pero ¿Quiere que le ayude a cargar eso?”

“No debería, pero… ¿puedo pedirte eso?”

“Si, por supuesto.” Recibí la revista, la cual terminó siendo la pesada con la pequeña caja añadida.”

Escolté a la anciana a la registradora, y ya que estaba libre justo ahora, pude encargarme de la compra también.

“Realmente me ayudaste. Muchas gracias.”

“No no. Muchas gracias por su compra.”

La anciana guardó la revista en su bolsa y se fue después de dar un breve adiós.

“Por favor espera un momento.”

Entonces, escuché una voz familiar viniendo de la registradora a mi lado, perteneciendo a Yomiuri-senpai. Coincidentemente, la cliente con la que estaba lidiando era Ayase-san. Parecían haber terminado el proceso de pago. Senpai puso el cambio en un plato plateado en frente de Ayase-san y deslizo los libros en una de nuestras coberturas originales de la tienda.

“Eres muy rápida.” Dijo Ayase-san, hablando con un tono de admiración en su voz.

Las dos no se habían dado cuenta de que podía escucharlas.

“Mm, bueno, estoy acostumbrada. Yuuta-kun es muy rápido, también.”

“¿Yuuta-kun? Ah, Asamura-kun.”

“Correcto, Seria confuso si lo llamara Junior-kun, ¿no? Toma, tus tres libros… Um, querido cliente, ¿le gustaría que ponga una cobertura en tu libro de referencia también?”

Es un poco tarde para el lenguaje formal, senpai.

“No es necesario, gracias.”

“Entendido. Aunque claro, él es el único que ha empezado a trabajar después de mí, así que técnicamente es mi único Junior-kun. Oh, y aquí está tu compra completa.” Senpai puso los cuatro libros en una bolsa y se lo entregó a Ayase-san. “Muchas gracias.”

“Igualmente. ¡Muchas gracias por tu compra! Si alguna vez quieres ver a Yuuta-kun trabajar, ¡puedes venir cuando quieras!”

“Eso no es el por qué yo…”

“Para ti, Saki-chan, te adicionare una sonrisa gratis, ¡por 0 yenes!”

¿Así que le cobras a los otros clientes, senpai? Ayase-san, sin embargo, ignoró el comentario y salió de la tienda. El siguiente cliente inmediatamente se movió en la fila, y yo volví a las estanterías.

Cuando nuestro turno terminó, Yomiuri-senpai vino a hablar conmigo.

“Tu hermanita de verdad es linda~”

“¿Todavía sigues con eso?”

“Cuando tengas mi edad, tendrás que absorber la esencia de los jóvenes, o terminaras pudriéndote más rápido~”

¿Qué eres? ¿Un vampiro?

“No creo que estés tan lejos en edad.”

“Estamos hablando de escuela y universidad aquí. Es una gran diferencia. Realmente no lo entiendes, Junior-kun.”

“Siento que nunca lo hare, para ser honesto.”

“Aunque, ella era realmente linda. Tenía reacciones tan vivas. Cuando tu llegabas como tema, sus expresiones cambiaban ligeramente. Junior-kun, creo que esta es una gran oportunidad.”

“¿Una gran qué?”

“¡Una gran oportunidad~!”

Por un segundo, fui incapaz de entender de que estaba hablando. Sin embargo, cuando vi su gran sonrisa y sus ojos brillantes, lo entendí. Básicamente, está diciendo que las reacciones de Ayase-san indican interés romántico.

“No, definitivamente no es eso…”

“¿Realmente? ¿Estás seguro?”

“Ayase-san es solo mi hermana, ¿okay?”

No puedo verla de ninguna otra forma, y estoy seguro de que Ayase-san se siente de la misma forma. Debe hacerlo.

Mi turno del día terminó, y fui directo a casa. Mis dos padres seguían despiertos, así que comimos la cena juntos. Aunque era bastante tarde, 10pm, ellos me esperaron hasta entonces. Akiko-san había ido en grande por primera vez en un tiempo. Hizo un excelente pollo frito. Mientras comíamos, mi padre seguía hablando de lo bueno que era, mientras tragaba de todo. ¿Cómo puede tener tanta energía a pesar de haber estado viviendo con ella por un mes ya?

Ayase-san no estaba con nosotros en la mesa. Aparentemente comió más temprano, y ahora, estaba en su habitación estudiando. No vi a Ayase-san otra vez esa tarde.

    20 de julio (lunes)   

Era la mañana del lunes de una nueva semana. Una vez entré al aula, pude sentir mi fuerza física abandonar mi cuerpo. Todo me parecía una película en blanco y negro. Podía escuchar fragmentos de las conversaciones de mis compañeros, pero sus voces sonaban mucho más tranquilas que antes. Reinaba una atmósfera de pereza.

La razón para esto era simple. Justo a media semana comenzarán las vacaciones de verano. Es distinta a la idea de la próxima semana llegarán las vacaciones de verano, la cual reinaba la semana pasada. Los exámenes finales habían terminado y las vacaciones de verano estaban a la vuelta de la esquina. Es prácticamente imposible pedirle a la gente que muestre algún tipo de motivación para un desafío cuyo resultado ya conocían.

Mientras observaba el paso del tiempo dentro del aula moviéndose un poco más lento de lo habitual, un estudiante entró al aula caminando lentamente.

“Buenos días, Maru. Las prácticas matutinas deben ser duras”.

“Hola, Asamura…” Tanto su voz como su expresión estaban apagadas.

Aunque no muchos de nuestros clubes deportivos compiten a nivel nacional, hay un montón de ellos que ponen suficiente esfuerzo para, al menos, llegar a la mitad del camino con solidez. Mi buen amigo Maru Tomokazu mantiene una posición competitiva en el club de béisbol, por lo que tiene entrenamientos matutinos y después de la escuela prácticamente a diario. Normalmente no está tan exhausto como lo está ahora, así que seguro pasó algo.

“Pareces un árbol seco sin tu habitual ánimo. ¿Qué ocurrió?”

“Perdimos el segundo partido de las preliminares locales”.

“Así que estás deprimido”.

“No, no realmente. Sólo significa que las practicas serán incluso más intensas durante las vacaciones de verano”.

“¿No debería ser lo contrario? Generalmente se practica con más intensidad si has avanzado en el torneo”.

“Incluso si te esfuerzas al máximo durante las practicas, hay un límite en cuánta habilidad realmente puedes adquirir en un breve periodo de tiempo. Puedes tomarte descansos para mejorar tu condición física, puedes evitar cualquier riesgo o lesión si asistes de las practicas, esa clase de cosas. Los demás rara vez se esfuerzan al máximo durante las prácticas si están en algún torneo importante”.

“Ya veo. Suena lógico”.

“Sin duda… Mmm”. Maru se sentó en su silla, desprovisto de toda energía, y observó el interior del aula con los ojos entrecerrados. Mientras observaba a nuestros compañeros hacer planes para las vacaciones de verano en medio de esta perezosa atmósfera, Maru murmulló algo.

“Debe ser genial ser capaz de disfrutar las vacaciones de verano”.

“¿Eres la clase de persona que se sentiría celoso por eso, Maru?”

“Por supuesto que lo soy. Tu tiempo libre es el tesoro más grande que puedas tener. Ahora bien, yo fui quien decidió invertir mi tiempo en el club de béisbol, así que no puedo quejarme”.

“¿Entonces por qué estás celoso?”

“Que no tengo mucho tiempo para ir al cine. Estrenan un montón de películas grandiosas durante las vacaciones de verano, intentando hacer que las familias y parejas jóvenes vayan a verlas en sus tiempos libres. Debido a que estoy comprometido con las practicas, no puedo ir a verlas”. Maru dejó escapar un profundo suspiro. Eso me hizo reírme mentalmente, pues pensar así era muy propio de él.

No sé cómo sentirme respecto a alguien que ve una película tras otra debido a que las prácticas son lentas cuando está en un torneo importante, pero así es como Maru Tomokazu es. Sus procesos reflexivos siempre son un poco distintos a los convencionales.

“También hay un montón de películas en las que estoy interesado”.

“Como ‘Intervalo de la Noche azul’?”

“¿Eh? Ese es un drama del montón, amigo. Podría ser buena para las chicas que quieren su dosis diaria de depresión, o parejas que necesitan una excusa para ponerse cariñosos en público, pero un cinéfilo como yo no estará satisfecho con algo como eso”.

“¿En serio la estás juzgando sin siquiera verla? Eso te convierte en un fracaso como fanático de las películas. Te digo que es realmente buena”.

“Espera, ¿ya la viste, Asamura?”

Ah, creo que lo arruiné. Sería malo si me preguntara ¿Por qué? ¿Con quién? ¿En qué situación?, así que tuve que elegir mis palabras con mucho cuidado.

“Estaba interesado en la versión original desde que la vi en el trabajo, así que fui solo a verla después del trabajo”.

“Asamura… Fuiste a verla en una cita, ¿no?”

“¿Eh? No, ¿de qué estás hablando?”

Ni siquiera lo pregunté, pero aun así especificaste que fuiste solo. Siempre actúas independientemente, así que no había necesidad de que hicieras dicha aclaración”.

“¿Acaso eres alguna clase de detective? Estás pensándolo demasiado”. Traté de permanecer en calma, pero podía sentir como sudaba por debajo de la camisa. Maru me observaba a través de sus gafas como lo haría un ave de rapiña a su presa. Se sentía como si él estuviera mirando directamente a mi alma, lo que me hizo sentir realmente incómodo. Me hace pensar que sería lo mejor confesarle que fui a ver la película con Yomiuri- senpai. ¿Es así como se siente un criminal cuando está acorralado? Ahora bien, él no tiene ninguna prueba sólida para esto.

“Con Narasaka, Ayase, y ahora… Asamura, ¿no estás muy frustrado sexualmente?”

“Te digo que lo estás malinterpretando”.

“¿Bromeas? He escuchado reportes de personas que dicen que has estado hablando con Narasaka por aquí y por allá. ¿Cuándo fue la última vez? ¿Frente a la biblioteca hace un tiempo?”

“Eh, espera, ¿me están acosando? Saberlo me da un poco de miedo”.

“Las personas tienen ojos por doquier. Tus pecados serán revelados”.

‘Las paredes tienen oídos’, ‘las puertas deslizantes tienen ojos; ‘la gente habla’—todos estos son dichos que repentinamente comenzaron a sonar más creíbles que nunca.

“Creo que es un poco excesivo llamar ‘pecado’ al hecho de que hablé con Narasaka-san”.

“En lo que respecta a todos los hombres que están enamorados de ella, eso es un crimen muy grave… No fuiste a ver la película con ella, ¿cierto?”

“No fui con… nadie”.

Estuve a punto de decir ‘con Narasaka-san’, pero rápidamente me corregí. En respuesta, Maru chasqueó la lengua. Qué manera tan terrorífica de intentar hacerme responder lo que él quiere escuchar. Este sujeto es peligroso.

“Bueno, tú sabes. Si comienzas a sentir deseos de experimentar el amor sensual, sólo házmelo saber. Yo soy el número uno cuando se trata de relaciones humanas, y apoyaré tu amor tanto como pueda”. Me mostró sus blancos y sanos dientes mediante una sonrisa y me dio un pulgar arriba.

Con toda honestidad, el ingenio de Maru es lo suficientemente impresionante como para hacerse amigo hasta de sus enemigos, pero yo no me siento cómodo teniéndolo como aliado, en absoluto.

“Si eso ocurre, confiaré en ti”.

“¡Excelente!”

Cuando le di una breve respuesta, Maru no mostró intenciones de querer seguir interrogándome. Gracias a su sensibilidad y conocimientos de otras personas, seguramente él sabe que fui al cine con alguien más, pero, en lugar de dejarse llevar por su curiosidad, prioriza mis propios sentimientos al respecto. Saber cuándo ceder es algo muy maduro de su parte. Él realmente es un gran amigo. … Aunque decirle eso a la cara sería realmente incómodo, así que no lo haré.

Terminaron las clases de hoy. Maru se fue rápidamente hacia sus prácticas de béisbol, y todos mis demás compañeros salían lentamente en pequeños grupos. Los observaba a todos mientras permanecía sentado. Tenía mi teléfono en la mano, pasando el rato leyendo novedades en las redes sociales o en las noticias, esperando. Poco después, el último grupo de dos estudiantes, quienes habían permanecido en el aula platicando sobre quién sabe qué, finalmente se marcharon, dejándome solo en el aula.

Un intenso calor veraniego entraba por la ventana entreabierta, y el canto de las cigarras a la distancia me asaltó con una sensación de nostalgia. Supongo que todos los japoneses tienen este sentimiento en las circunstancias adecuadas. ¿Quizás los japoneses tienen una reacción automática en sus genes que les hace recordar sus ciudades natales en cuanto llega el verano?

O, al menos, esa era mi hipótesis. Eventualmente, me levanté del asiento mientras daba un suspiro. No estaba simplemente perdiendo el tiempo. Desde que Ayase-san y yo nos volvimos hermanastros, decidimos que no deberíamos volver juntos a casa en medida de lo posible. Debido a que ambos teníamos que regresar a la misma casa, nuestros caminos se sobrepondrían en algún punto. Si terminábamos hablando el uno con el otro, sería muy incómodo, así que quería evitar esa clase de situaciones.

… Sin embargo, esta decisión estaba a punto de apuñalarme por la espalda.

“Ah, ¡Asamura-kuuuun!”

“¿Eh?

Después de que me cambié de zapatos y estaba a punto de salir de la escuela, alguien me llamó. Cuando me di la vuelta, una chica de brillante pelo me tocó el hombro.

“¿Cómo estás? ¡Qué coincidencia encontrarte por aquí!”

“¿Narasaka-san?”

Esta estudiante era Narasaka Maaya. Y, detrás de su hombro, pude ver a otra estudiante— Ayase-san. ¿Eh? ¿Por qué sigue aquí? En el instante en que esta pregunta asaltó mi mente, Narasaka-san me habló de nuevo.

“¡Vayamos juntos a casa!”

“Eh… Umm, ¿por qué?”

“¿Eh? ¿Por qué? Bueno… ¿porque seguimos aquí?”

“No sé qué se supone que eso significa. ¿Tienes que ir en la misma dirección?”

“Totalmente. Después de todo, visitaré la casa de Saki”.

“¿Eh?” Miré a Ayase-san, en busca de una explicación. Ella juntó las manos como disculpa.

“Ella será mi maestra”.

“Ahh, ya veo. Pero… ¿no te importa que vayamos juntos a casa, Narasaka-san?”

“En absoluto. ¿Por qué me negaría?” Narasaka-san respondió sin dudar.

He aquí con nosotros la reina de los normies con cientos de amigos. Ella no tiene, en absoluto, ningún impedimento psicológico para hablar con alguien del sexo opuesto. Es cierto que, hasta este punto de mi vida, no he tenido experiencias como esta, pero no es algo raro que grupos de chicos y chicas vayan juntos a casa. Debido a que tanto Ayase-san y yo teníamos que ocultar nuestra relación para evitar cualquier malentendido, probablemente me estaba preocupando por nada.

“Debido a tú vas al mismo lugar, no hay necesidad de que nos vayamos por separado. Cierto, ¿Saki?”

“Bueno, eso es cierto…” Ayase-san me observó.

… Supongo que no hay más opción que aceptar. Asentí resignado, y Ayase-san suspiró.

“Quizá no debí haber invitado a Maaya”, murmuró.

Después de eso, los tres salimos de la escuela. La incomodidad de regresar a casa con dos chicas junto a mí hizo que se me secara la garganta. No puedo deshacerme de la preocupación de que alguien nos observe. Al final, la conclusión de Narasaka-san fue la más acertada. Cuando salimos de la escuela, todavía nos encontrarnos con algunos cuantos estudiantes por aquí y por allá, pero ninguno de ellos volteó a vernos, y mucho menos nos miraron con atención. Ver a un chico y dos chicas caminar juntos por la calle debe ser algo tan normal que ni siquiera merece atención alguna.

Maru mencionó que alguien me vio con Narasaka-san, pero ahora que somos tres en un mismo grupo, probablemente no resaltamos mucho. Después de alejarnos de la escuela, caminamos desde Shibuya hasta Daikanyama, la cual era conocida en el área como el camino de la “Colina Peculiar”. A pesar de que la escuela ya había terminado, el sol aún no se ponía, lo que provocaba que el asfalto estuviera hirviendo. El sudor comenzó a escurrirse por debajo de mi ropa, lo que me hizo sentir un poco triste.

Ayase-san caminaba junto a mí, limpiándose el cuello con un pañuelo. A pesar de que es una humana normal como yo, nunca la había visto sudar ni poner una expresión de desagrado, así que sentí que había hecho el descubrimiento del siglo.

Entonces escuché un sonido electrónico, que asemejaba a un clic. Cuando me di la vuelta, vi a Narasaka-san un poco detrás de nosotros, sonriendo para sí misma con su teléfono en la mano.

“Ah, ignórenme. ¡Sólo sigan caminando naturalmente!” “¿Estás tomando fotos? Incluso si eres una amiga, no permitiré fotos sorpresa”, dijo Ayase- san.

“No, no, no, para nada~ Estoy grabando. Es totalmente distinto”.

“El propósito es el mismo. Dame tu teléfono. Borrare ese vídeo”.

“¡Ahhhhh! ¡No me lo quiiiites! ¡Mi telééfono!” Narasaka-san le suplicó, pero Ayase-san le arrebató el teléfono sin dudarlo.

Revisó la galería y borró el vídeo.

“Realmente odias que te tomen fotos, Saki. No había necesidad de que enloquecieras así. De todos modos, iba a borrarlas~”

“No quiero. No me gustan. Si hubieras decidido no borrar alguna, habría tenido que quejarme. Eso es patético, y no quiero dudar de ti, así que simplemente las borraré todas yo misma”.

“¡Estoy en problemas, Asamura-kun! ¡Saki me está aplastando con lógica!”

¿Por qué esperas que te apoye en esto? No me importa que me incluyan en su conversación, pero por lo menos háganlo cuando el tema de conversación es un poco más cómodo. Por supuesto, mi respuesta ya estaba predeterminada.

“Estoy bastante seguro de que Ayase-san tiene la razón en esto”.

“¡Eres un traidor, Onii-chan! ¡No tienes que estar de su lado solo porque parecen hermanos!”

“No recuerdo haberme convertido en tu aliado, ¿y podrías dejar de llamarme ‘Onii-chan’?”

Eso es algo que le dirías a hermanos de sangre. Por supuesto, debido a que no estamos relacionados por sangre, somos muy diferentes entre nosotros, pero, gracias a que vivimos juntos, siento que nuestros sistemas de valores y hábitos han comenzado a mezclarse un poco. ¿Quizá es eso a lo que ella se refiere?

“A todo esto, ¿qué estabas haciendo? ¿Por qué comenzaste a tomar fotos tan repentinamente?”

“Pensé que ustedes dos caminando juntos haría un revuelo en línea. ¿Qué tal si se convierten en una de esas parejas de YouTube? ‘Una gal rubia y un chico antisocial se vuelven hermanos’, o algo por el estilo. Definitivamente se hará viral”.

“No hay manera en que hagamos eso. No hay manera en que alguien disfrute ver eso”. Ayase-san dijo sin dudar, y yo asentí.

“Estoy de acuerdo… Además, Narasaka-san, incluso si estás en lo cierto, escucharte referirte a mí como ‘antisocial’ duele bastante”.

“Ah, no me malentiendas, no lo dije para insultarte. Es solo que vi un montón de estos #BadBoy en Insta, y todos ellos son realmente súper guapos y muy populares con las chicas”. “¿Ahora me estás llamando súper guapo? Suena sospechoso si me lo preguntas”.

“Ahhhh, ahí es donde te equivocas. No eres un chico guapo por naturaleza, pero definitivamente lo serás si te ponemos un poco de maquillaje”.

Siento que ella va a herirme, no importa cómo lo diga. Estoy seguro de que Narasaka-san no tiene malas intenciones, pero es realmente difícil señalar una cosa en la que esté equivocada.

“Además, hay un montón. Un montón de personas ven las transmisiones en vivo de esas parejas de YouTube. En serio, un montón. Es difícil conseguir visitantes ahora que hay muchas personas haciendo lo mismo, ¡pero hermanos haciendo transmisiones en vivo es algo poco común! ¡Intentemos monetizar lo suficiente como para poder comprar una mansión!

“Monetizar… ¿Puedes generar dinero?”

Cuando este término relacionado al dinero apareció en el apasionado discurso de Narasaka- san, Ayase-san mostró un poco de interés.

“¡Por supuesto! ¡Una vez que eres popular, el dinero comienza a llover!”

“El dinero comienza a llover…”

“Esperen, Narasaka-san, Ayase-san, cálmense”.

Detuve inmediatamente a ambas chicas, quienes de pronto habían comenzado a ir por la misma línea. Sé bien que no debería molestarlas mientras tienen una conversación amistosa, pero me sentiría culpable si permaneciera en silencio mientras ellas persiguen sueños imposibles.

“Hay un montón de personas que están subiendo esa clase de videos, y celebridades e incluso empresas se están uniendo a la tendencia. Este mundo no es tan amable como para dejarte alcanzar el éxito tan fácilmente. … Al menos eso es lo que algún conocedor de Internet dijo en su vídeo”.

Cuando Ayase-san me pidió buscar un trabajo a tiempo parcial bien remunerado, revisé este asunto de los videos y cómo monetizarlos. Los que triunfan generan montañas de dinero, y hacer transmisiones en vivo es una de las primeras respuestas que recibirás de un niño de primaria si le preguntas a qué quiere dedicarse cuando sea grande. Sin embargo, por mucho que brilles temporalmente, es una industria dura y cruel, hasta el punto en que todo depende en tu conteo de vistas. Te destruye poco a poco, dejándote frustrado y deprimido.

Asimismo, incluso si haces una transmisión en pareja, hay problemas potenciales que no puedes evitar precisamente por esa premisa.

“Incluso si tienes éxito, mantenerlo es algo mucho más complicado. Puedes escuchar historias acerca de esa clase de problemas muy comunes. La pareja se separa, y el canal que ambos construyeron juntos se desploma de inmediato”.

“Digo, es cierto, pero es justamente por eso que lo estoy mencionando”. “¿Eh?”

“A diferencia de las parejas, ustedes son hermanos, ¡así que no se separarán! ¡Será un canal en donde la gente podrá verlos coquetearse! ¡¿Acaso hay algún mejor tipo de relación?! ¡Yo creo que no!”

“Ahora que lo mencionas…”

“No sucederá. Asamura-kun, ¿por qué estás tan de pronto dejándote influenciar por ella?”

“Lo siento”.

Ayase-san me frunció el ceño y me disculpé inmediatamente. Aquellos que tienen éxito pregonan que debes moverte con rapidez cuando te enfrentas a un reto, pero creo que estas palabras son mucho más acertadas cuando has fracasado de alguna manera. Incluso si te sientes un poco incómodo, trágate tu orgullo inmediatamente y pide disculpas. Quiero vivir con el lema ‘Discúlpate en un instante’. Aunque puede que me esté contradiciendo, ya que el descontento y el refunfuño son la forma en que funcionan algunas conversaciones.

Ayase-san deslizó sus dedos entre su cabello, dejando escapar un suspiro mientras continuaba.

“No hay manera en que lo hagamos. No es que realmente vaya a funcionar”.

“¡Estoy segura de que les iría genial! Ambos son realmente inteligentes”.

“Eso no se siente como un elogio debido a que eres tú quien lo dice, Maaya. Tú obtuviste mejores calificaciones generales que cualquiera de nosotros”.

“No, no, no. No me refiero a exámenes. ¿Cómo explicarlo?… ¡Es como la inteligencia de Zhuge Liang!”

“Aún sería imposible. Incluso si realmente lo intentáramos, no sabemos cuánto tiempo nos demandaría, por lo que podríamos perder tiempo para estudiar”.

“Aburridoooo. Puedo garantizarles que serían populares. Y, lo más importante, ¡quiero verlos siendo melosos!

“Así que todo es para tu propio beneficio. Te reitero que no tenemos ese tipo de relación”.

“De todos modos, nunca funcionaría. Además, hay un montón de problemas detrás de ello”.

Justo ahora, la única persona en la escuela que sabe sobre la relación que Ayase-san y yo tenemos es Narasaka-san. Si realmente tuviéramos éxito con nuestro canal, básicamente sería revelarles el secreto a todos. Además, somos hermanos, ¿cómo podría explicarle a mi viejo y a Akiko-san que ambos actuaríamos como una pareja frente a la cámara?

Por supuesto, tienes que tener en cuenta que Ayase-san es hermosa, lógica, muy considerada y que te da tu espacio cuando lo necesitas, por lo que vivir con ella es algo muy cómodo. Si naciera una relación de pareja a partir de esta convivencia, realmente sería una relación muy feliz y dichosa.

Dicho eso, ella es mi hermanastra. Además, este no es un mundo de fantasía, sino el mundo real. Es mi verdadera hermanastra. Ni siquiera puedo imaginar otra opción más que mantener las cosas tal y como lo están ahora.

“Ya veo, qué pena. Bueno, no tienen que incursionar en YouTube. ¡Pueden probar cualquier cosa! Encontrar algo en lo que eres bueno puede llevarte a un trabajo bien remunerado, ¿lo sabías? Deberías intentar con Instagram, Asamura-kun”.

“¿Por qué? No tengo ninguna habilidad para tomar fotografías con estilo”.

“¡Sólo tienes que subir buenas fotos usando el #BadBoy! ¡Estoy segura de que sería perfecto para ti!”

“No, gracias”. O eso le dije dándole la espalda, pero realmente estaba descargando Instagram en mi teléfono”.

Mientras Narasaka-san y Ayase-san caminaban por delante de mí, yo las seguía un poco detrás, mientras configuraba mi cuenta. Fui guiado a través del tutorial y creé un perfil. Si esto realmente puede hacerte popular rápida y eficientemente, además de dejarte generar dinero con facilidad, sin duda le diré a Ayase-san al respecto.

… Pero, de camino a casa, gracias a la mala cobertura, no pude averiguar qué usuarios eran populares en ese momento. Me esforcé para crear la cuenta, pero sentí que sería un fracaso con el paso del tiempo.

Llegamos a nuestro hogar. Cuando abrí la puerta de nuestro departamento, mis tensos músculos se relajaron y pude sentir que mis dedos se aligeraban de repente, como si hubiera soltado algo pesado que me habían obligado a cargar. Caminar a casa desde la escuela en un grupo de tres fue algo totalmente diferente a mi rutina habitual. Decirme que me relajara habría sido un desperdicio de saliva.

Ante la posibilidad de que Narasaka-san entrara accidentalmente a mi habitación, cerré la puerta con seguro. Encendí el aire acondicionado, aflojé mi corbata y me quité el uniforme. Se sentía realmente bien el frío aire que soplaba contra mi empapado cuerpo, pero me contuve para no hacer ningún sonido extraño.

Justo ahora, Narasaka-san estaba aquí. Incluso si se me escapara algo embarazoso, Ayase- san lo ignoraría por consideración, pero no quiero que me escuche una completa extraña. Siguiendo esa línea de reflexión, me percaté de algo. Le había asignado con mucha naturalidad la categoría de ‘completa extraña’ a alguien, eso requería la premisa de que había otra clase de extraños allá afuera.

Ayase-san es una extraña, y hay otra clase de extraños distintos a ella. El hecho de que estoy haciendo esta comparación significa que ella se está acercando a la categoría de ‘familia’, ¿cierto? Terminé de cambiarme y salí de mi habitación. Cuando fui a la cocina para beber algo, vi a Ayase-san en la sala, observando su cuaderno, mientras Narasaka-san le instruía. Ayase-san aún estaba vistiendo su uniforme, probablemente por ser considerada con su amiga.

Ambas tenían expresiones serias en sus rostros. Incluso cuando se la pasó bromeando de camino a casa, Narasaka-san estaba instruyendo diligentemente a Ayase-san. Abrí el refrigerador con cautela, intentando no molestarlas, y me serví un poco de té de cebada. Regresé a mi habitación intentando no hacer mucho ruido”.

Me senté cruzado de piernas frente a la mesa, colocando la taza frente a mí, y abrí una aplicación de manga en mi teléfono. Debido a que he estado muy ocupado con los exámenes, no he tenido mucho tiempo libre para ponerme al día con mis lecturas, así que estoy aprovechando el momento para hacerlo. Hoy no tenía que ir al trabajo, así que tenía un poco de precioso tiempo libre para mí.

Después de que había pasado cerca de una hora, ya me había puesto al día con la mayoría de las series que quería leer. Consideré darle un vistazo a la nueva serie que Maru me había recomendado, y estaba a punto de oprimir el botón de búsqueda cuando mi dedo se detuvo. En la esquina izquierda de la pantalla, se podía ver la hora: 5:00 p.m.

Me imagine que la cena comenzaría a ser preparada a esta hora, así que me puse de pie con el teléfono en la mano. Normalmente, ese es el deber de Ayase-san, pero debido a que mañana tiene un importante examen de Japonés Moderno, ella necesita estudiar tanto como le sea posible. Me dirigí a la sala, y Ayase-san levantó la mirada.

“Ah, lo siento, ya casi es hora, ¿no? ¿Puedo preparar algo que no requiera mucho tiempo?”

“No hay problema, yo cocinaré algo. Sigue estudiando”.

“Eh. ¿En serio…?”

Intenté esbozar una sonrisa reconfortante mientras entraba en la cocina, y Ayase-san relajó su postura de casi ponerse de pie momentos antes.

“Hoy no tengo que preocuparme por el trabajo, así que no te preocupes por mí. Sigue estudiando y concéntrate en ello”.

“… Gracias, eso es de gran ayuda”. Su voz tenía un pequeño rastro de indecisión, pero me agradeció apropiadamente.

Narasaka-san vio ocurrir esta conversación, sujetó su barbilla con su mano, como si fuera una detective analizando una escena del crimen, y entrecerró los ojos como un gato curioso.

“Qué lindo. Te has creado una gran atmósfera de esposo a tu alrededor, Asamura-kun”.

“¿Qué clase de personaje estás interpretando ahora mismo?”

“¡Una crítica de arte!”

“No lo entiendo”. Mientras mantenía una conversación que no tenía ningún sentido lógico y no permitía el intercambio de información real, abrí una página de recetas. Antes, cuando estaba solo, siempre preparaba un poco de curry instantáneo en polvo, pero revisé el contenido de nuestra alacena para estar seguro. Allí encontré un paquete que había comprado antes de que Ayase- san y Akiko-san se mudaran con nosotros, con las palabras ‘extra picante’ escritas en rojo intenso.

Debido a que ellas se habían encargado de casi todas las comidas desde que se mudaron, el número de comidas instantáneas o en microondas que comíamos había disminuido drásticamente. Básicamente, no sé qué tan bien tolera la comida picante. Al pensar en las ocasiones en que las dos cocinaban, noté que nunca usaban nada picante. Incluso preparaban platillos, basados en especias, que tenían sabores dulces o salados, así que dudo que ellas toleren el exceso de picante.

Por supuesto, esto no sería un problema si simplemente pudiera preguntarle sobre sus preferencias. Sin embargo, debido a que Narasaka-san está aquí, dudé en preguntarle directamente. Hay una expresión, ‘lengua de niño’, que se utiliza para burlarse de la gente que no puede tolerar la comida picante. Exponer tu propia habilidad o incapacidad para tolerar el picante tiene muchas posibilidades de herir el orgullo de otra persona dependiendo de su propia tolerancia.

Así que nada de curry por esta noche. Confiaré en la sabiduría de las más grandes amas de casa—y utilizaré una de las más grandes bendiciones del mundo, Internet, para buscar otras recetas.

“Muy bien, esto debería funcionar”. Elegí una receta y comencé a prepararla.

Alerta de spoiler: terminé fracasando. Bueno, no del todo. No se trata exactamente sobre éxito o fracaso. Sobrevaloré mi propia habilidad, la cual era prácticamente inexistente. Todos y cada uno de los términos me resultaban incomprensibles. ¿Qué rayos es la harina para pastel? ¿Es diferente de la harina de trigo? ¿Sazonar al gusto? ¿Qué tipo de proceso es este? ¿Precalienta el plato? Ni siquiera sé cómo se supone que se calienta un plato. ¿Hervir de cinco a diez minutos? ¿Qué tan impreciso puedes llegar a ser? ¿Cómo siquiera puedes saber cuándo está listo?

Como debería haber supuesto, mis conocimientos básicos de cocina eran muy pobres. Ni siquiera puedo leer bien la receta. Siento que esta receta es mucho más complicada que el examen de Japonés Moderno para el que Ayase-san se está preparando. Por ahora, cocinaré el arroz. Hasta yo sé cómo lavar el arroz y ponerlo en la arrocera. En el peor de los casos, puedo servir el arroz cocido con tsukudani y ocultar un poco mi incompetencia.

Postergué lo complicado para después y me centré en lo que podía hacer. Pensando en ello, me puse a lavar el arroz. Por supuesto, sé que básicamente estoy huyendo de la realidad. Ahh, el agua fría se siente bien en mis manos.

“Asamura-kuuuun~” “¿Narasaka-san? Hay bebidas en el refrigerador, siéntete con la libertad de tomarlas tu misma”.

“Vine a supervisarte, Asamura-kun~ ¿No estás pasando un momento complicado?”

“¿Pusiste cámaras en algún lugar?” Miré a los alrededores.

“¡No te estoy espiando! Sólo me percaté de que estabas cocinando el arroz, así que supuse que estabas pasando un momento complicado”.

“¿A-Acaso no es normal… cocinar primero el arroz?”

“Depende de la familia. En la mía, nos encargamos de las guarniciones y todo lo demás al final”.

“Ya veo… Pero, para ser honesto, esto es muy vergonzoso de admitir”.

Me resigné y le expliqué todo. Es decir, que miré la receta y pensé que podría ser capaz de prepararla, sólo para resultar tan estúpido que ni siquiera entendí la mayoría de las palabras escritas en ella—Sí, explicar eso me habría tomado demasiado tiempo, así que en su lugar dije que quería comenzar con algo que incluso yo entendiera. Narasaka-san murmuró un silencioso ‘Ya veo~’ mientras asentía, y luego regresó a la sala.

“Oye, Saki, puedes hacer el resto mediante repetición, ¿cierto?”

“Sí, gracias a ti”.

“Genial, ¡entonces puedes pelear sola esta batalla! Ayudaré a Asamura-kun en la cocina”.

“¿Eh? Quiero decir, seguro, pero… no puedo forzarte a hacerte cargo de eso”.

“No te preocupes por mí. Es hora de que Maaya-chan demuestre sus dotes de esposa, fufufufu~”

“Y-Ya veo. Esperaré ansiosa por el resultado”. Ayase-san me miró con desconcierto.

Por supuesto, mi expresión estaba igual de confundida.

“Muy buen, ¡es hora de enseñarle al principiante Onii-san cómo llevar las riendas! ¡Estoy deseando que me orientes!”

“Ah… S-Sí”.

Narasaka-san se arremangó aún más las mangas cortas para mostrar sus dos brazos. Se acercó a mí rebosante de confianza y energía, así que sólo pude asentir. Normalmente debería ser yo quien pidiera orientación, pero ni siquiera tenía la energía necesaria para señalarlo.

“Entonces comencemos. ¿Cuál es tu meta primordial para el platillo?” “¿Mi meta…? Realmente no lo sé, pero quiero algo que permita que la mente de Ayase-san funcione adecuadamente durante su examen de mañana. Así que algo con suficientes nutrientes y proteínas”.

“Entendido. Probablemente cerdo agridulce sea la mejor apuesta. Déjame ver… Ah, lo encontré”. Ella abrió el refrigerador y sacó un poco de cerdo.

Una interrogante vino a mi mente.

“¿Eh? ¿Tenemos carne para preparar cerdo agridulce? ¿No se debe utilizar en trocitos?”

“Síp. Es fácil de preparar con chuletas de cerdo. Pero las costillas también sirven. Muchas recetas las utilizan”.

Cuando busqué recetas con cerdo, encontré muchas recetas de cerdo agridulce que utilizaban costillas.

“Lo importante es la manera en que cortas la carne”. Narasaka-san infló el pecho como una maestra instruyendo a su alumno, pero no pude replicarle nada en esta ocasión.

Para ser honesto, las habilidades culinarias de Narasaka-san eran impecables. Sacó los ingredientes y los condimentos del refrigerador sin siquiera mirar la receta, logrando un gran progreso increíblemente rápido. Después, limpió la carne y los ingredientes, mientras me enseñaba cada paso del proceso.

La razón por la cual podía enseñarle a un novato como yo sin mayores inconvenientes era porque era una experta en esto. Me mostró de primera mano lo más importante a considerar para poder hacerlo yo mismo.

“Eres increíble, Narasaka-san. Es como si fueras una maestra de economía doméstica”.

“¿No se te pudo ocurrir un mejor ejemplo? ¿Quizá una chef de primera clase que recién regresó de Francia?”

“Pero eso dejaría de lado la parte en donde eres una buena maestra”.

“¡Oh, cierto! Narasaka-san se rio sin importarle nada. “Pero eres igual de increíble, Asamura- kun. Aprendes muy rápido. Haces que quiera enseñarte más”.

“Creo que se debe a tu habilidad para enseñar… Además, ahora que lo pienso, Ayase-san también es una gran cocinera… ¿Seré la única persona de nuestro grado que no puede cocinar?” Mi voz estaba llena de tensión ante la idea que yo fuera el menos hábil de todos. Considerando que el tamaño de la muestra era de solo dos individuos, no es vinculante, pero las probabilidades no eran nulas.

“Jajaja, realmente lo dudo~ Sé que sonaré jactanciosa, pero me considero muy hábil en la cocina”. Mi pequeño atisbo de ansiedad se esfumó gracias a la enérgica risa de Narasaka-san… Menos mal. Terminé suspirando de alivio por haber podido evitar una grave herida en mi orgullo.

“Tengo varios hermanos menores. Debido a que nuestros padres siempre están trabajando, yo me hago cargo de las labores domésticas. Mamá está hoy en casa, por eso que puedo visitar la casa de Saki, pero es algo realmente inusual”.

“Eso me recuerda que también viniste el mes pasado… Pero no volviste otra vez”.

“Sí, supongo que una vez por mes es mi límite”.

Sólo ser capaz de disfrutar un día libre por mes debe ser difícil para una estudiante de preparatoria de su edad. Ni hablar de sus calificaciones. O es más lista que Maru, o se esfuerza más de lo que parece. Debido a su alta tensión y energía, siempre pensé que era un bicho raro, pero parece que tengo que reevaluar esa suposición.

“Dime, Asamura-kun, ¿realmente no hay nada entre Saki y tú?” Ella preguntó repentinamente sin causa aparente. Había terminado de preparar los ingredientes para el cerdo agridulce y había preparado el miso para la sopa de miso, enseñándome a todo momento.

“Sería malo si lo hubiera, ¿no?”

“Digo, son prácticamente extraños. Sin relación de sangre ni nada”.

“Mientras tengamos una conexión ante el registro civil, no está bien. Además, ¿por qué tienes tanta curiosidad sobre mi relación con Ayase-san?”

“¿Por qué? … Esa es una pregunta muy difícil de responder. Es solo que siento que Saki ha cambiado”.

“¿Esa no es únicamente tu propia percepción?”

“Lo es, ¿no? ¿Cómo puedes tener una opinión sobre algo sin tener una percepción personal al respecto?”

“… Supongo que tienes razón”.

Ella refutó mis argumentos usando sus sentimientos y emociones. Solo personas con pobres habilidades comunicativas, como yo, necesitan apegarse a la lógica. Probablemente alguien como Narasaka-san no necesita apegarse a ninguna lógica. Ella simplemente interactúa y reacciona según su intuición.

“Por ejemplo, Saki ha estado usando más perfume últimamente. ¿Lo sabías?”

“No tenía ni idea”.

“Gracias a Dios. Si lo supieras, sería realmente asqueroso”.

“¿Podrías no hacerme preguntas capciosas como esa?” Me alegro de haber respondido acertadamente a la primera. Por supuesto, soy muy consciente de las chicas de mi edad, especialmente de alguien que es prácticamente una extraña que está viviendo en la misma casa que yo, pero no me quedaría mirándola todo el tiempo, mucho menos estaría consciente de su olor.

“¿Qué puedes decirme sobre la cantidad de perfume que usa?”

“Estamos en verano, ¿cierto? Todos comienzan a sudar con solo caminar, así que es una estación problemática para nosotras las mujeres. Debido a que no queremos oler mal por el sudor, nos ponemos más perfume, usamos muchas toallitas para el sudor y usamos champú con una esencia más fuerte… Al menos lo hacemos las que tenemos interés en el sexo opuesto”.

“Ya veo”.

“El año pasado, Saki usaba toallitas cuando mucho. Ahora bien, ella nunca sudaba demasiado, así que usar toallitas le era suficiente”.

“Así que estás diciendo que ella está usando más cosas este año”.

“¡Correcto! ¡Es como si estuviera utilizando todo a su disposición! ¡Sus acciones deben estar influenciadas por alguien en quien tiene interés! O, más bien, eso es lo que yo, ¡La Detective Privada Maaya-chan, he deducido con base en mi intuición, Watson-kun!”

“Eh”.

“¡¿A qué te refieres con ‘Eh’?! ¡¿No sientes nada después de escuchar que una chica tan hermosa podría estar consciente de ti?!”

“Aunque digas eso… Quiero decir, tiene sentido que ella sea consciente de mí…”

“¡Lo ves! ¡Sabía que era en el sentido romántico!”

“De nuevo, no”. Negué por completo sus afirmaciones antes de que se emocionara más. “Ella está viviendo con alguien del sexo opuesto que hasta ahora había sido un extraño para ella, así que, por supuesto, está consciente de su olor. Ella está intentando no ser grosera conmigo”.

A mí me pasa lo mismo. Cuando sólo vivíamos aquí mi viejo y yo, podía pasearme por el departamento con el pelo alborotado, los ojos hinchados y pijamas malolientes sin mayor problema. Pero ya no puedo hacerlo. Ayase-san y Akiko-san viven aquí. Ya que siempre está presente la probabilidad de ser visto por ambas, no tengo suficiente valor para mostrarme con una apariencia descuidada. Eso es algo en lo que he estado pensando recientemente.

“Eh~ Supongo que tienes razón~”

“Te sentirías igual si estuvieras en su posición, Narasaka-san”.

“Hmm… Ah”. Hizo un puchero y miró hacia la sala, pero recuperó el aliento al ver algo. Golpeó suavemente mi costado con su codo y habló con voz enérgica.

“¿Lo viste? Saki nos observaba”.

“¿Ayase-san lo hacía?” Yo también miré hacia la sala.

Debido a esto, Ayase-san y yo hicimos contacto visual. Su boca se abrió por un segundo, y apartó la mirada justo después. Aparte de esa extraña reacción, ni su expresión ni el color de su cara cambiaron. Se limitó a volver a mirar el libro de consulta que tenía frente a ella.

“¿Quizá nos oyó hablar de ella? Tu voz es bastante fuerte, Narasaka-san”.

“¿Ehhh? Creo absolutamente que fue una mirada de AMOR”.

“Sí, sí, dejemos de chismear. Incluso alguien tan amable como ella se cansará de ti después de un tiempo”.

“Es una pena, pero siempre está molesta conmigo, así que molestarla más no cambiará nada~”.

“¿Entonces por qué tratas de alterarla aún más?”

Realmente no entiendo esta actitud normie. Ella no es una mala persona, pero a veces llega demasiado lejos. Mientras estaba pensando en eso, la sopa de miso terminó de cocinarse, y con ella, estaban listos todos los preparativos para la cena. Cuando revisé la hora, ya eran las 6:30 p.m., y la arrocera emitió un sonido para indicar que el arroz estaba listo.

“Justo a tieeeempo. Esto concluye la Cocina de Maaya”. Ella dijo ‘Justo a tiempo’ con una entonación extraña, se quitó el delantal de Ayase-san, el cual había estado usando todo este tiempo, y se dirigió hacia la sala. “Estudios suspendidos. Reponga sus nutrientes, teniente coronel Saki”, dijo, mientras saltaba hacia la espalda de Ayase-san y se colgaba en ella”.

Ayase-san debe haber estado escuchando música. Se quitó los audífonos, hablando con un tono molesto.

“¿Por qué me asignaste un rango al final? … Pero gracias. Me siento mal por hacer que ayudaras con la cena a pesar de ser una invitada”.

“No te preocupes, no pasa nada. De todos modos, es hora de que me vaya a casa”.

“¿Eh? ¿No vas a comer con nosotros?”

“Mamá se está encargando de todo en casa, pero por lo menos debería comer la cena con mi familia. Quiero disfrutar su comida cuando me es posible”. A juzgar por la sonrisa en su rostro al decir eso, deben ser una familia feliz.

Para alguien como yo, que había crecido viendo a mis padres discutir todo el tiempo, ella tenía un aspecto tan deslumbrante que me hacía querer taparme los ojos. Recogió sus cosas con la rapidez de un soldado y salió de la sala con un ‘Hasta luego~’. Justo cuando pasó frente a mí en la puerta principal, esbozó una sonrisa y se inclinó para susurrarme algo con una voz que sólo yo podía oír.

“Les daré un poco de tiempo a solas~”

“De nuevo, ese no es…”

“De todos modos, adiós~”

Traté de objetar, pero no se me dio la oportunidad de hacerlo, pues ella se limitó a salir por la puerta mientras se despedía de mí con la mano. Me quedé anonadado en la puerta, mirándola. Ayase-san se levantó y se acercó a mí con una mirada interrogante.

“¿Qué pasa? ¿Te dijo a algo extraño?”.

“No, está bien. Es sólo que…”

“¿Qué cosa?”

“Creo que es una chica rara”.

“Sin duda lo es”.

¿Realmente está de acuerdo conmigo? Esta podría ser la primera vez que compartimos tanta empatía desde que empezamos a vivir juntos.

“Ah, delicioso”.

Eran las 7:00 p.m. Al final, ambos terminamos cenando solos de nuevo. Ayase-san probó un trozo de cerdo agridulce y sus ojos se abrieron de par en par. En lugar de que una felicidad como ‘¡Maldición sí!’ llenara mi pecho, me sentía más aliviado que cualquier otra cosa.

“Me alegro de que te guste”.

“Siento que elegiste el cerdo agridulce en consideración a algo.”

“… Eres muy perspicaz.”

Supongo que alguien que cocina todos los días puede captar la intención detrás de la elección del menú.

“Gracias. Estoy muy feliz”.

“De nada. Dicho esto, Narasaka-san se merece el mayor de los agradecimientos”.

“¿Maaya hizo todo esto?”

“Hablando honestamente, yo lo hice. Ella me instruyó prácticamente en cada paso del proceso, pero me hizo encargarme de las partes más importantes… Realmente creo que tiene suficiente talento para ser maestra.”

“Totalmente, si hubiera sido yo, simplemente me habría hecho cargo de todo si la otra persona se estuviera demorando demasiado”. “Lo sé, ¿verdad? También creo que esa sería su mejor opción”.

Sin embargo, Narasaka-san no salió de su papel de maestra hasta el final. Siento que sería una gran maestra de primaria, o considerando sus calificaciones, incluso una maestra de educación superior. Sentí una cálida sensación en mi interior al imaginarme a Narasaka-san cuidando de los niños con una sonrisa.

“¿Cómo van tus estudios?”

“Gracias a tu ayuda, resolví todas las preguntas del examen de simulación de Maaya”.

“Me alegra escuchar eso”.

“Cuando le conté a Maaya sobre mi método de estudio de Japonés Moderno, se puso en plan:

‘¿No es realmente ineficaz dar tantos rodeos?’, ya sabes”.

“Bueno, probablemente sea uno de los métodos de estudio que más tiempo requiere, sin duda”.

Incluso si no puedes entender por completo el texto que tienes delante, siempre que entiendas el contenido al nivel más fundamental, podrás descifrarlo. Sin embargo, esta forma de resolver los problemas es más beneficiosa para aquellos que realmente poseen los conocimientos, pero eso sólo funciona si hay una respuesta definitiva a la pregunta que la mayoría de la gente pueda entender.

Cualquier tipo de pensamiento minucioso y racional equivale a una falta de flexibilidad. Como Ayase-san es ese tipo de persona, si se encuentra con preguntas que permiten respuestas vagas, probablemente se congelará automáticamente. Es por eso que este drástico método de ida y vuelta era la única manera de que pudiera tener éxito en Japonés Moderno, sin tener que forzarla a aceptar respuestas vagas.

Anteriormente, Ayase-san alabó la flexibilidad de su amiga Narasaka Maaya-san. Atribuyó a esto la razón por la que era tan popular en clase. Dicen que la gente se siente atraída por las personas que son exactamente lo contrario a ellos. Eso explicaría por qué Ayase-san se llevaba tan bien con Narasaka-san. Y no es sólo eso. Esto también demuestra que ella acepta la diversidad a nivel mental. No se basa en estereotipos, sino que tiene una actitud que permite entablar una conversación adecuada.

Me imaginé que esto se debía a los prejuicios de su padre, ya que había visto cómo su madre era reprimida mentalmente por él, pero probablemente eso no sea todo. Todo lo que siga a esto es sólo una suposición mía. No puedo confirmarlo con ella directamente, así que son mis deducciones como observador externo, por así decirlo.

Si tuviera que adivinar, ella está luchando y resistiendo: Contra la sangre de su padre, a quien no puede respetar. Su forma de pensar es sólida, tallada en piedra, la cual no permite ninguna vaguedad, permitiendo sólo el blanco y el negro, accediendo a todo desde su propia perspectiva, lo cual la lleva a esta tendencia de querer hacer todo ella misma. Por eso, para mantener esa rígida flexibilidad, lleva esta gruesa armadura… Por supuesto, todas estas son conjeturas mías.

“No hay necesidad de preocuparse. Todo está yendo bien. No deberías tener problemas con el verdadero examen de mañana”.

“… Ya veo.”

Ayase-san me dio una sonrisa reconfortante. Ella debe haber adivinado la razón por la que me quedé callado tan repentinamente. Sin embargo, como no podía contarle sobre mis reflexiones en este momento, no tengo muchas pruebas de ello.

“Estoy seguro de que puedes hacerlo, Ayase-san”.

“Gracias, Asamura-kun. El hombre propone, Dios dispone, así dice la sabiduría”. Ayase-san sujetó sus palillos con fuerza y llevó un poco más de cerdo agridulce a su boca. “Delicioso”.

Hasta que terminamos de cenar, no paró de repetir sus palabras, dándome las gracias y diciéndome que la comida estaba buena.

Mañana será el fatídico examen. ¿Será capaz de conseguir su libertad para las vacaciones de verano, o se verá restringida por clases complementarias? La conclusión se acerca. Curiosamente, a pesar de que este no era mi problema en absoluto, sentía como si mi propio destino dependiera de este evento. No obstante, puse un freno a estos arrogantes sentimientos y deseé todo lo mejor para mi hermanastra.

—Da tu mejor esfuerzo, Ayase-san.

    21 de julio (martes)  

El día de hoy debió haberse presentado un problema sustancial con la gravedad de la tierra. Estaba seguro porque el flujo del tiempo era mucho más lento de lo usual. Si alguien me dijera que se trataba de un fenómeno que distorsiona la realidad, originado por el progreso de los avances científicos de la humanidad, realmente le creería y me convertiría en un ambientalista en consecuencia.

Las clases finalmente terminaron, a pesar de que había sentido que nunca comenzarían. En otras palabras, había llegado de la hora de los exámenes complementarios. Debido a que mañana tendría lugar la ceremonia de fin de curso, todo lo que se discutió en clase me entró por un oído y salió por el otro. Ni siquiera recuerdo de qué hablé con Maru durante el receso, y mucho menos el sabor del pan que comí. Reprimí el deseo de preguntarle inmediatamente a Ayase-san sobre sus resultados, y permanecí solo en el salón de clases hasta que finalmente regresé a mis cinco sentidos.

… No, definitivamente, esto es demasiada intromisión. Sólo le resultaría una molestia. Durante estos últimos días, me esforcé al máximo para que Ayase-san obtuviera buenos resultados en este examen. Dicho eso, correr inmediatamente hacia ella para preguntarle por sus resultados sería poco apropiado. De cualquier manera, nos veremos en casa. No es como que solo la vea en la escuela, así que no hay necesidad de apresurarse.

“Tengo que ir más tarde a mi trabajo de medio tiempo, así que es hora de dirigirse a casa”. Después de que mi mente se tranquilizara un poco, me murmuré estas palabras a mí mismo en el aula vacía.

Por supuesto, no suelo hablarme de esa manera, pero era necesario hacerlo para que pudiera retirarme del salón de clases. Sintiéndome un poco avergonzando, tomé mi mochila y salí de la escuela.

Al final, incluso mientras trabajaba, me resultó complicado enfocarme en cualquier otra cosa. Cometí errores con la caja registradora y otros errores de novato, lo cual no había ocurrido desde que comencé a trabajar aquí. Hace un tiempo que no había tenido que disculparme con un cliente.

 “Kouhai-kun, ¿estás bien?”

 “… Probablemente. Me retiro”.

Incluso a pesar de que Yomiuri-senpai me hizo esa pregunta con un pequeño atisbo de preocupación en su voz, me limité a responder brevemente. Por supuesto, yo sabía que debía tener un poco más de cuidado al estar volviendo a casa en bicicleta. A pesar de eso, terminé pedaleando cada vez más rápido, era como si estuviera intentando regresar a casa lo más rápido posible. Me pregunto por qué será. Ni siquiera tenía curiosidad sobre mis propios resultados. Con estos pensamientos en mente, llegué al complejo departamental, entré al ascensor y me dirigí hacia mi hogar.

—¡Crack!

Cuando giré el picaporte, sentí que mis hombros iban a doblarse y escuché un sonido seco. La puerta, que debería estar abierta, no se movió un centímetro, el seguro me impedía entrar. Qué extraño, pensé.

Siempre que regresaba de mi trabajo de medio tiempo, encontraba la puerta sin seguro gracias a Ayase-san. Siempre me decía que llevara mis llaves conmigo para prevenirnos de la delincuencia, pero la entrada a este complejo siempre ha tenido una cerradura automática, lo que hacía casi imposible que entrara alguien no autorizado, y nos resultaría molesto a ambos si yo tuviera que tocar el timbre debido a que olvidé o perdí mis llaves. Ambos acordamos que esta era una forma mucho más eficiente.

Al final, me parecía que ella simplemente estaba siendo considerada conmigo, al no forzarme a cargar conmigo una llave para abrir la puerta después de una dura jornada laboral… pero puede que solo sea mi imaginación. En cualquier caso, la puerta estaba cerrada, así que tomé mi llave y quité el seguro. Parece que el picaporte funciona bien.

 “Ya regresé…… ¿Ayase-san?” La llamé mientras entraba al departamento.

El interior del departamento estaba completamente oscuro. Encendí las luces y caminé por el pasillo hacia la sala. Toda la sala estaba a oscuras hasta que encendí sus luces. No podía percibir la presencia de nadie, a excepción de la mía. Cuando eché un vistazo al interior de la cocina, no encontré ningún rastro de que alguien estuviera cenando, mucho menos rastros de que hayan preparado la cena. Supuse que ella podría estar durmiendo, así que me dirigí a su habitación, pero la puerta estaba cerrada, así que no pude revisar.

Cuando revisé el estante para zapatos que estaba en la entrada, no pude encontrar sus zapatos. Por supuesto, tampoco estaban los de Akiko-san ni los de mi viejo, lo que significaba que yo era el único en casa en ese momento. Cuando revisé la hora, ya eran las nueve y treinta de la noche. Ayase-san nunca había estado afuera tan tarde.

Sentí un escalofrío recorrer mi espalda. ¿Le había ido tan mal en los exámenes que aún no podía procesar el shock? Quizá se deba a una cierta película romántica con final trágico que vi recientemente, pero mi mente llegó inmediatamente a la peor conclusión posible. Quería creer que ella estaba a salvo. Sin embargo, su estoica personalidad podría resultarle un riesgo a su propia integridad. La razón por la que había estado inquieto todo el día, queriendo saber cómo le había ido en los exámenes, probablemente estaba relacionada a esta sensación.

Un minucioso y casi patológico proceso reflexivo. Al odiar su propia personalidad, ella quiere mantenerse flexible hasta un punto en que se torna anormal. Definitivamente, este tipo de auto negación no es saludable. Según su punto de vista, y su forma de hacer las cosas, la posibilidad de depender en Narasaka-san o en mí en cuanto a sus estudios ni siquiera debía ser considerada. Ahora bien, ¿qué pasaría sí, después de esforzarse tanto, los resultados de los exámenes no fueran lo suficientemente buenos?

“¡……!”

Antes de siquiera pensar en lo que estaba haciendo, ya le había enviado un mensaje por LINE.

‘¿En dónde te encuentras?’

Por supuesto, estas palabras eran, por demás, ridículas. Siempre he querido garantizar una relación familiar amena con Ayane-san, así que estas son las palabras que nunca había querido usar. Pero, en esta situación, estas palabras eran las únicas en las que podía depender, sin importar lo mucho que pudiera odiarlas. No quiero arrepentirme de nada, así que, incluso si termino avergonzado, no me importa.

Cinco segundos—Diez segundos—Quince segundos—Y luego un minute. Ella ni siquiera leyó el mensaje. No hubo ningún cambio en mi pantalla de LINE.

Esto no funcionará. No puedo esperar. No puedo quedarme quieto. Corrí hacia la entrada, me puse los zapatos, abrí la puerta con una fuerza que no habría esperado de mí mismo y salté al pasillo. Presioné el botón para llamar el ascensor, que se encontraba en la planta baja, y esperé. Tap, Tap. Me di cuenta de que estaba dando puntapiés al suelo. Era risible lo nervioso que estaba. Cuanto más tardaba el ascensor, más pateaba al piso.

Estoy consciente de que he sido muy influenciado por haber leído demasiadas novelas y por haber visto demasiadas películas. Hoy en día, se ridiculiza a los jóvenes por cosas como embriagarse con un falso heroísmo. En realidad, esos trágicos acontecimientos casi nunca ocurren. Sin embargo, también es cierto que, cada año, casi 200 estudiantes de preparatoria eligen quitarse la vida. Las irresponsables y apáticas personas se preguntarían los motivos para tomar esa decisión, pero, para las personas en cuestión, esa podría ser una razón suficiente para rendirse en la vida.

Son ‘sólo’ 200 de más de tres millones de estudiantes de preparatoria. Nada menos que una pequeña fracción en el mejor de los casos. Pero, si lo piensas, ¿es realmente Ayase-san alguien que forma parte de alguna mayoría? Claramente no.

Quizá me siento así porque casi no tengo experiencia tratando con extraños, pero su personalidad y sus acciones parecen distintas. Hasta un grado en el que unirse a esa estadística de 200 personas no serían poco realista.

¡Ding! Un familiar sonido me sacó de mis fatalistas pensamientos. El ascensor llegó. La puerta se abrió y, cuando estaba por entrar, casi choqué con la persona que estaba saliendo.

“Woah.”

“Ah…” Ambos intentamos evadirnos mutuamente, por lo cual ambos terminamos alejándonos con posturas extrañas. La otra persona retrocedió al interior del ascensor, mientras que yo di un paso al costado, pero hacia dentro. Al final, ambos terminamos dentro del ascensor. Corregimos nuestras posturas y, cuando confirmamos que éramos nosotros, nuestras bocas se abrieron por la impresión.

“Um… Ayase…san?”

“¿Asamura-kun? ¿A dónde vas a esta hora?”

Al fondo del ascensor había una chica de preparatoria, con su bolso en una mano y con su bolsa de compras en la otra, todavía portando su uniforme escolar. Esta chica, Ayase-san, me miró con los ojos muy abiertos.

“Ahh, bueno, em, tú sabes, ¿cómo te lo explico?”

Las palabras no salían de mi boca. No podía decirle que había sido influenciado por una película que terminó haciéndome actuar como un héroe, y que estaba muy preocupado por ella. Todo lo que escuché fue el sonido del elevador cerrándose, como si estuviera burlándose de mí.

Es cierto, al igual que la fría y seca Ayase-san frente a mí, que no es el personaje de una hermana menor en algún mundo ficticio, los incidentes que ocurren en la realidad casi nunca representan algo significativo, la escena maravillosamente romántica de un héroe corriendo para salvar a la heroína nunca ocurriría en este mundo. La realidad que se nos ofrecía no era la del piso más alto en un enorme edificio con una hermosa vista, ni tampoco la de una pequeña colina con un bello paisaje nocturno, sino el aburrido interior de un ascensor en el apartamento en el que ambos vivíamos.

“No estabas en casa y tampoco pude ponerme en contacto contigo. Pensé que te había ido tan mal en los exámenes te encontrabas llorando…” Elegí mis palabras cuidadosamente.

Confesarle que estaba preocupado porque su vida estuviera en riesgo es algo que me avergonzará por el resto de mi vida.

“Jajaja, así que hice que te preocuparas. Lo lamento”. Ayase-san rio levemente y se disculpó. Luego bajó su rostro ligeramente.

“Los exámenes, ¿eh? Bueno, para ser honesta… los resultados no fueron tan buenos, supongo”.

“¿Eh?”

¿Así que es por eso que estuvo fuera tanto tiempo? Cuando comencé a pensar en ello, Ayase-san colocó en el suelo su bolsa de compras, abrió su bolso y sacó una hoja de papel— 94 puntos. Si no recuerdo mal, se requieren 80 puntos para acreditar.

“Así que sí acreditaste. No me asustes así”.

“Tú obtuviste 96 puntos, ¿cierto? No pude ganar, así que estoy un poco frustrada”. “¿Eso es lo que te puso así? Cieeelos”.

Ayase-san hizo un puchero por su molestia, pero yo sólo pude suspirar con alivio. Aun así, ella quería superar mi puntaje en una materia en la cual ella estaba en una clara desventaja. La estoica personalidad de Ayase-san realmente es complicada.

“Lamento haber hecho que te preocuparas. Estaba de compras… en una tienda distinta de lo habitual”. Ella levantó la bolsa de compras, que había puesto en el suelo, para mostrármela.

El logo de una tienda departamental en Shibuya estaba impreso en ella.

“¿Fuiste hasta la tienda departamental?”

“Síp. Tenían una rebaja en algunos ingredientes de alta calidad, estaban mucho más baratos que en el supermercado. No te preocupes, la calidad no disminuirá incluso si compro comida más barata”.

“No podría esperar menos de ti”.

“Después de todo, soy un ama de casa provisional, así que es lo menos que puedo hacer”.

“Eso es algo raro de decir”.

 “Pensé que este podría ser el mejor título para describir cómo se siente. No tengo planeado continuar haciendo labores domésticas por el resto de mi vida, pero, justo ahora, básicamente, estoy haciendo el trabajo de un ama de casa”.

 “Sí, eso tiene sentido”.

Dicho eso, nunca pensé que escucharía a Ayase-san usar ese término en específico. Es casi como si estuviera hablando con Yomiuri-senpai, así que preferiría algún tipo de presentación. Por otra parte, incluso si estoy mentalmente preparado, Senpai es alguien difícil de tratar.

“¿Pero por qué fuiste a la tienda departamental en primer lugar? ¿Estabas intentando celebrar lo bien que te fue en el examen?”.

“50 puntos. Acertaste a la mitad”.

“¿Cuál sería la respuesta correcta?”.

“Es mi manera de agradecerte, Asamura-kun… La manera de decirlo podría hacerme sonar condescendiente, pero quería ser honesta en esta ocasión”. Ayase-san desvió la mirada y murmuró.

“No hice nada que merezca tu gratitud. Sólo fue parte de nuestro intercambio. Realmente no fui capaz de hacer realidad ninguna parte de tu deseo”.

“Hiciste mucho por mí sólo en este examen. Encontraste esta música lufi de fondo que fue muy útil, me ayudaste a encontrar una manera para estudiar mis problemas de Japonés Moderno. Incluso ayer me hiciste la cena”.

 “Tú me hiciste la comida prácticamente todos los días del mes pasado, así que no creo que haya compensado nada”.

“Te he dicho que soy más de los que dan y reciben. Un famoso trabajador bancario dijo que hay que devolver cualquier favor al doble, ¿no?”

“¿Esa frase no fue acuñada en un contexto de venganza?”

 “La única diferencia está entre la positividad y la negatividad. Al final, es la misma venganza. Yo quiero que hoy disfrutes algo realmente delicioso”.

“Ayase-san…”

Ella es realmente íntegra. Desde mi punto de vista, tendría que hacer todavía más para realmente pagarle todo lo que ha hecho por mí. Pero, en lugar de eso, Ayase-san está intentando pagarme el favor. ¿Cuánto más tengo que hacer para terminar con esta dinámica en donde mi hermanastra me da infinitamente y hacer que reciba algo de su hermano mayor?

Mientras reflexionaba en eso, Ayase-san habló, su tono de voz se había normalizado un poco.

“O… ¿podrá ser que no puedes confiar en otras personas que no sean una cierta Senpai tuya?”

“¿Eh?” Me vi obligado a responder estupefacto, incapaz de procesar las palabras que acababa de escuchar.

Por supuesto, solo hubo un nombre que llegó a mi mente cuando escuché ‘Senpai’: Yomiuri Shiori, mi Senpai en mi trabajo de medio tiempo.

… ¿Eh? Me pregunto por qué. Algo complejo como un sentimiento de melancolía comenzó a surgir desde las profundidades de mi corazón. Realmente no entiendo por qué, pero, sólo con mirar la expresión de Ayase-san, me asaltó un sentimiento incómodo.

“¿Yomiuri-senpai? ¿Por qué la mencionas?”

“Ella es la persona a la que dejarías cubrir tu espalda, Asamura-kun. Hasta donde sé, es la única”.

“Quiero decir, tenemos un montón de turnos juntos en el trabajo”.

Entre más hablaba, más se secaba mi garganta. Incluso cuando no decía más que la verdad, sentía que estaba mintiendo de alguna manera. Sacudí mi cabeza. ¿Qué estoy pensado? ¿Es algún tipo de efecto secundario por haberme preocupado tanto por Ayase-san? Mi corazón está latiendo tan fuerte que es incómodo. Por un segundo, otro pensamiento estúpido entro por mi mente. Quizá soy el personaje de la película que está a punto de morir. Mi estado mental es un caso perdido, lo sé.

“Tú puedes confiar en mí. Justo como confías en esa persona en el trabajo. Puedes confiar en mí en casa. ¿Qué tal si consideras esta egoísta petición de tu hermana menor?” Ayase-san inclinó la cabeza suavemente, como si realmente fuera una hermana menor. Estaba impactado por ver una expresión tal malévola viniendo de ella, pero el pensar en que esta petición era más altruista que cualquier otra cosa, me hizo esbozar una sonrisa irónica. Pero, como un hermano mayor, aquí es donde debo ceder.

“Así que, por hoy, si de corazón acepto cocinar, ¿será misión cumplida?”

“Síp, estaría feliz si lo hicieras” Dijo Ayase-san, asintiendo satisfactoriamente.

Personalmente, creo que es un poco raro ser de los que dan y, aun así, me siento feliz por mi positiva respuesta. Pero esta es la realidad, no alguna historia, por lo que las causas y nos efectos no se pueden discernir con tanta facilidad. Nuestras intenciones no están escritas abiertamente en algún cuadro burbuja de texto de algún manga. Al igual que los objetos hechos por el hombre y los objetos de la naturaleza pueden crear una distorsionada dicotomía, esta sensación de desajuste es justo lo que hace que se sienta real.

“… ¿Por cuánto más vamos a quedarnos aquí?”

“Te entiendo. Estoy feliz de que nadie más llamó al ascensor”.

El ascensor había permanecido en la misma posición todo este tiempo, haciendo parecer que estábamos intentando gastarle una broma a alguien. Esto nos hizo recordar que nos encontrábamos en esta ridícula y privada situación, por lo que ambos comenzamos a reír y nos las arreglamos para escapar de nuestro confinamiento solo con presionar un botón. El hecho de que no comenzáramos un escándalo no hizo más que enfatizar la realidad en la cual vivíamos.

“Ahora que lo pienso, hay una cosa más que quiero preguntarte”.

“¿Qué es?”

“Te envié un mensaje de LINE. ¿Por qué no respondiste?”

“Ah, eso”. Ayase-san habló como si no se tratara de nada importante, mientras sacaba su smartphone.

Parecía que se había quedado sin batería. La pantalla permaneció en blanco incluso después de que ella presionó todos los botones.

“Me volví adicta a la música hip hop lofi después de escucharla mientras estudiaba. Se ha estado devorando mi batería, así que ha habido algunas ocasiones en las que se queda sin carga”.

“Ahh… así que es por eso”.

Como era de esperarse, la realidad es aburrida. Y todo es opaco.

Si hubiera permanecido en calma en esa ocasión, me habría percatado de la mentira que me dijo y la razón por la cual la sensación de incomodidad me sofocaba. Creo que la razón por la que mi proceso reflexivo se detuvo por completo fue porque se sobre escribió con una sensación de alivio.

Más tarde esa misma noche, justo antes de dormir, esta duda llegó a mi mente, pero, debido a que ya había perdido mi oportunidad de preguntar, la verdad que debí haber conocido se sumergió en lo profundo de un abismo eterno.

La única manera para averiguar la respuesta sería leyendo el diario de Ayase-san, supongo.

La tienda departamental en Shibuya está muy mucho más lejos que el supermercado de nuestro vecindario. Pero, incluso si tomas eso en cuenta, ¿no era aun así un poco tarde para que llegara a casa a las 21:30?

    22 de julio (miércoles)  

Una gran nube cumulonimbos colmaba el cielo, como si estuviera intentando cubrir a los edificios más altos de Shibuya. Detrás de estas blancas nubes estaba el cielo azul, que se veía como un pantallazo azul en una PC. El verano finalmente había llegado, anunciando el final del primer semestre en la Preparatoria Suisei. Hoy tuvo lugar la ceremonia de fin de curso. Incluso el ambiente perezoso dentro del salón de clases desapareció, siendo reemplazado por la emoción que se respiraba en el aire. Los ánimos no disminuyeron ni siquiera después del regaño del profesor.

“Muy bien, ¡con esto termina la clase! No se aloquen demasiado durante las vacaciones de verano, ¿me escucharon?”.

Con estas palabras como detonante, las vacaciones de verano invadieron el aula. El profesor sacudió la cabeza con incredulidad, pero nadie siquiera le prestaba atención.

“Ya me voy”. Le dije a Maru y me puse de pie.

“Oye, espera, ¿por qué tienes tanta prisa?”

“Porque tengo que ir a mi trabajo de medio tiempo después de la escuela”.

“¿De inmediato? Aún ni siquiera es de tarde”. Maru abrió los ojos de par en par, sorprendido.

 “Mi turno comienza una hora antes. Un Senpai con mucha experiencia renunció, así que me preguntaron si podía cubrir más horas”.

“Suena extenuante”.

“Es por eso que decidí irme temprano a casa, y preparar todo lo necesario”.

“Oye, entonces apresúrate, ¡chico diligente!”. Maru no preguntó nada más, así que salí rápidamente del aula.

Realmente sólo es una hora de diferencia, así que puede que no haya un verdadero motivo para que me apresure tanto, pero, siempre que haces algo por primera vez, toda clase de cosas inesperadas están destinadas a ocurrir. Realmente no quería llegar tarde después de haber pedido adelantar el turno. Sin embargo, al contrario de mis fatalistas preocupaciones, llegué a la librería perfectamente a tiempo. Me puse mi uniforme, entré a la tienda y me percaté de algo.

No había clientes. Al revisar la hora, vi que había llegado una hora antes de lo habitual, según lo planeado. ¿La atmósfera de la tienda cambia tanto en tan solo una hora? Cuando miré al interior de la tienda, difícilmente pude observar a algún asalariado en su camino a casa desde el trabajo. Lo que, por supuesto, tiene sentido, pues no era tan tarde. Los clientes simplemente comenzarían a llegar más tarde.

“Hoy llegaste muy temprano, Kouhai-kun”. Al darme la vuelta, vi a Yomiuri-senpai caminando hacia mí mientras me saludaba con la mano.

“Ah, Senpai. Sí, mi turno de hoy comienza antes. Además, no esperaba verte aquí”.

“Las vacaciones de verano comenzarán en mi facultad a partir del lunes~”

“Eso suena como algo que una universidad haría”.

“Aunque un amigo mío tendrá prácticas de laboratorio durante todas las vacaciones. La Facultad de Física es muy dura”.

“En otras palabras, tienes un montón de tiempo libre a tu disposición”.

“Es por eso que estoy aquí. Por cierto, ¿trabajarás a tiempo completo durante las vacaciones, Kouhai-kun?”.

“Bueno, por ahora”.

Después de escuchar mi respuesta, Yomiuri-senpai esbozó una leve sonrisa. Me haré una idea equivocada de las cosas si sigues sonriéndome de esa manera, ¿podrías dejar de hacerlo?

“Vaya que te apasiona tu trabajo. Tu Senpai está feliz de pasar más tiempo contigo, Kouhai- kun”.

“Por favor, no te burles”.

“No, no, no. No me estoy burlando, en absoluto~ Solo estoy intentando mostrarte que estoy feliz de tener un inocente compañero de trabajo con el que puedo pasar el tiempo sudando juntos. Bueno, puede que estés ocupado estando empapado en el sudor de la juventud con tu linda hermana menor”.

“Así que sí te estás burlando”.

“Te diste cuenta, ¿no?” Sacó la lengua con una sonrisa que la hacía parecer una de esas diabólicas heroínas burlonas en las obras de ficción, pero en cuanto una Senpai suya la llamó para que se acercara a la caja registradora, puso una expresión que asemejaba más a la de una oficinista exhausta.

Por supuesto, nunca había visto a una oficinista exhausta fuera de la ficción, así que no puedo estar seguro. Pero ahora que Yomiuri-senpai lo mencionó, estas serán las primeras vacaciones que pasaré junto a Ayase-san. Apenas y nos vemos en la escuela debido a que estamos en distintas clases. La única excepción fue durante nuestras clases antes del festival deportivo. Sin embargo, ambos estaremos en casa la mayor parte del tiempo durante estas vacaciones, así que realmente podremos vernos más a menudo.

No, supongo que no, debido a que aún tengo que trabajar. Marqué todo mi calendario con un montón de días de trabajo a tiempo completo. Básicamente, fui yo quien disminuyó cualquier posibilidad de que coincidiéramos, y planeé pasar menos tiempo en casa. Por supuesto, no es como que yo quiera pasar tiempo con ella, ¿entendido? Me entiendes, ¿no?

Sacudí la cabeza para librarme de estos pensamientos y ponerme en modo laboral. Para empezar, tengo que encargarme de organizar las estanterías y exhibir los nuevos lanzamientos.

Al cabo de unos minutos, mi espalda gritaba en agonía. Trabajar en una librería realmente puede ser perjudicial para tu cadera y tu espalda, lo cual empeora aún más cuando tienes que levantar libros pesados, trasladarlos a otro lugar o colocarlos en las estanterías mientras estás en cuclillas.

Suspiré profundamente mientras estiraba ambos brazos. Escuché mi espalda tronar mientras lo hacía. Mientras estiraba un poco los hombros, vi una brillante y muy familiar cabellera moverse a través del rabillo mi ojo. Inmediatamente dirigí mi mirada en esa dirección, y vi a una chica, vistiendo ropa muy familiar, que entraba a la oficina de empleados. Esa es…

“Asamura-kun, puedes tomarte un descanso si así lo deseas”.

Cuando me di la vuelta, el gerente de la tienda me saludó.

“Em… la persona que acaba de entrar ahí…”

El gerente de la tienda siguió mi mirada y asintió.

“Sí, ella tiene una entrevista para trabajar aquí a tiempo parcial”.

Después de todo, estamos escasos de personal, así que son grandes noticias.

Ella es una chica de preparatoria que busca un trabajo a tiempo parcial para las vacaciones de verano.

“Oh, cierto. Creo que ella asiste a la misma escuela que tú, Asamura-kun”.

Apenas y escuché los parloteos del gerente.

“¿Cuál es su nombre?”.

Inmediatamente escuché la respuesta a la pregunta que había hecho por reflejo.

“Se llama Ayase Saki”.

    EPÍLOGO:  

EL DIARIO DE AYASE SAKI.

    16 de julio (jueves)  

Realmente lo arruiné. Nunca me tuve confianza en Japonés Moderno, pero no pensé que me iría tan mal. Simplemente soy mala en todas esas preguntas relativas a novelas. Por supuesto, no quise solamente ignorar el problema y seguir atascada, así que me compré un montón de libros de referencia y trabajé en un montón de preguntas simuladas, pero siempre que estoy frente al examen real, me derrumbo.

Supongo que pienso en demasiadas cosas innecesarias. Simplemente debería enfocarme en el verdadero significado del texto, y seguir avanzando cuando me encuentre con problemas que no pueda resolver, tal y como me dijo Asamura-kun. Todas las discrepancias y problemas que los personajes experimentan me resultan complicados de entender. No puedo entender en absoluto lo que ellos intentan decir cuando hablan usando términos tan confusos.

Deberían ser honestos y directamente expresar sus sentimientos por el otro. Si tú ocultas tus verdaderos sentimientos y reprimes tus propios deseos, no serás capaz de hacer que tus sentimientos rindan frutos… Por supuesto, sé que esta sólo es mi retorcida manera de pensar.

Aun así, Asamura-kun es realmente bueno para enseñar. Para ser honesta, casi me di por vencida, pero creo que encontré un pequeño rayo de esperanza.

Gracias.

    17 de julio (viernes)  

Esta música hip hop lofi que Asamura-kun me recomendó es genial.

El sonido de la lluvia golpeando la ventana es realmente tranquilizador.

Oh, cierto. Ahora que lo pienso, siempre me ha gustado el sonido de la lluvia.

¿Quizá soy alguien que se concentra mejor en días lluviosos?

No tenía ni idea de que géneros como éste fueran populares en el extranjero.

Realmente necesito agradecerle a Asamura-kun por tomarse el tiempo para buscarme esta música.

Esto no es bueno. Me concentré demasiado. Pronto amanecerá.

Tengo que acostarme y dormir un poco.

Sé que, entre menos duerma, más perjudicaré mi habilidad de aprendizaje y también afectará mi salud.

Aun así, es impresionante que sea capaz de concentrarme tanto.

Esta música es realmente efectiva.

Qué raro.

Después de acostarme, pensamientos innecesarios comenzaron a inundar mi cabeza.

Debería darle un poco de descanso a mi cerebro, pero esos pensamientos siguen dirigiéndose a una extraña dirección.

Hip hop lofi.

Quien le platicó a Asamura-kun sobre eso fue una encantadora Senpai de su trabajo, ¿no?

No es que realmente importe.

Pero ¿por qué estoy escribiendo en mi diario sobre esto?

No lo entiendo.

    18 de julio (sábado)  

Sé que suena raro, pero no entiendo por qué voy a escribir sobre lo siguiente en mi diario.

No tiene sentido.

No hay beneficio alguno sobre lo que estoy a punto de escribir.

Aun así, escribiré sobre eso.

Es genial, ¿no creen? Cumplirme un capricho y usar un diario para registrar estas emociones.

Asamura-kun llegará tarde a casa.

Debido a que su turno termina a las 9 p.m., él usualmente llega a casa a las 9:30 p.m., quizás a las 10 p.m. Siempre ha sido así.

Cuando fui a servirme agua en el refrigerador, les pregunté a Mamá y a Papá-Taichi-san sobre él.

Como muy pocas veces, ambos estaban en casa, conversando mientras veían televisión.

No quería molestarlos en uno de sus pocos momentos a solas, pues finalmente estaban siendo capaces de actuar como una pareja casada, pero no pude contenerme.

Así que les pregunté sobre Asamura-kun.

‘¿No es muy tarde? ¿Estará bien?’, pregunté.

Y entonces recibí mi respuesta.

Yuuta está en el cine con una chica de su trabajo.

Una chica de su trabajo.

No había escuchado nada al respecto.

Quiero decir, lo entiendo. No hay razón para que él me cuente sobre sus planes.

Pasear por la noche sin contactar a tu familia no es algo que realmente pueda apreciar de su parte, pero debido a que le informó a Papá-Taichi-san, esperar algo más sería muy egoísta de mi parte.

Incluso Asamura-kun tiene relaciones de las que no estoy enterada.

No es extraño para él hablar con una o dos chicas regularmente.

¿Será ella?

La hermosa Senpai de su trabajo que le platicó sobre el hip hop lofi.

Odiaría que lo fuera. Ah, permítanme retractarme. Escribirlo es diferente a pensarlo. Las palabras tienen un peso distinto.

La palabra más apropiada para describir lo que siento es ‘odio’, pero no es que realmente odie a esta chica que ni siquiera conozco.

Esto es lo peor.

Ni siquiera sé nada sobre ella y, sin embargo, estoy plasmando mis negativos sentimientos con palabras que se refieren a ella. Me odio por eso.

Me estoy impacientando.

Decidí que podría darle una ‘bienvenida’ a Asamura-kun cuando volviera a casa, así que decidí estudiar en la sala en lugar de mi habitación.

Incluso después de que mis padres se fueron a acostar, yo seguí estudiando en la sala.

*Posdata del día siguiente.

Lo arruiné. Me quedé dormida.

Probablemente se deba a que ayer dormí toda la noche, sin siquiera levantarme sino hasta mediodía.

Es la desafortunada influencia de la falta de sueño.

Al final, ni siquiera me desperté después de que Asamura-kun volviera a casa. Ni siquiera pude saludarlo.

Ahora que lo pienso, desperté con una toalla sobre mis hombros. Probablemente él lo hizo, ¿no creen?

Pensándolo bien, estos tristes y confusos sentimientos que tenía ayer comenzaron a aclararse un poco.

En cuanto a la razón, no la sé.

¿Qué es esto?

    19 de julio (domingo)  

Así que esa es la famosa y hermosa Senpai. Tengo que admitir que su belleza es digna de ese título.

Incluso a pesar de que solo estaba buscando algunos libros de referencia y algunas novelas para comprar, inconscientemente me dirigí al lugar donde Asamura-kun trabajaba a tiempo parcial. Parecía que él era muy considerado conmigo debido a eso, así que intentaré reflexionar al respecto.

Yomiuri Shiori. Sin duda es un nombre encantador.

Ella ama los libros, es amada por los libros y es amada por la gente que ama los libros.

Quizá se deba a que es una estudiante universitaria, pero da la impresión de que es una adulta, y aun así irradia tal ternura a la par de su encanto de adulta.

Asamura-kun parecía divertirse estando cerca de ella.

Realmente creo que congenian muy bien. Definitivamente Asamura-kun estaría feliz si estuvieran saliendo.

Eso me recuerda que esa tienda tenía un cartel solicitando trabajadores a tiempo parcial colgado en ese pilar.

Trabajando a tiempo parcial en una librería, ¿eh?

Definitivamente no es un trabajo eficiente que me permita ganar dinero rápidamente, pero se siente como algo sería capaz de hacer.

Pero hay una cosa que me pregunto. No creo que él esté muy feliz de que su hermanastra tenga una entrevista de trabajo en el lugar en el que él trabaja. No puedo hacer eso.

Espera, no, no.

Ahora mismo no puedo estar pensando en nada que no sea el examen.

Primero necesito aprobarlo.

Concéntrate, Ayase Saki.

    20 de julio (lunes)  

Hoy es el último día antes del examen.

Realmente estoy agradecida con Asamura-kun y Maaya. Ambos me ayudaron.

Iré a dormir temprano para poder estar fresca por la mañana, es por eso que hoy no escribiré mucho.

El cerdo agridulce estaba delicioso.

Muchas gracias a los dos.

    21 de julio (martes)   

Aprobé el examen.

Sé que es fácil decirlo ahora que tengo los resultados, pero, para ser honesta, desde ayer estaba muy segura de que aprobaría.

Sentí como si se hubiera derrumbado algún bloqueo en mi interior, lo cual me facilitó mucho responder las preguntas.

Es gracias a Asamura-kun. Y también gracias a Maaya, por supuesto.

En cualquier caso, ahora seré capaz de aprovechar mis vacaciones de verano libremente. Puedo ganar dinero mientras mantengo mis estudios en ritmo.

Antes de ir a casa, me desvié hacia Shibuya.

Quería visitar una vez más el lugar en donde Asamura-kun estaba trabajando.

Quería observar con detenimiento el cartel que decía que estaban solicitando empleados a tiempo parcial.

En cuanto a Asamura-kun, no parecía estar por ningún lado. Bien podría estar trabajando en algún otro lugar de la librería, pero, debido a que no quería encontrármelo, permanecí tan lejos como pude de la caja registradora, pues así ningún empleado me vería.

Después de todo, no quiero que piense que soy una acosadora o algo similar.

Recorrí cuidadosamente la tienda y me detuve frente al cartel.

Justo cuando lo hice, una persona, que parecía ser el gerente de la tienda, se acercó para hablar conmigo.

‘¿Estás interesada en trabajar a tiempo parcial?’, me preguntó.

¿Eso es lo que mi rostro expresaba? Tengo la seguridad de que mi expresión realmente no demuestra mucho sobre lo que estoy pensando.

Sin siquiera pensarlo, respondí ‘Sí’.

Ya no hay vuelta atrás.

Me pidieron que volviera al día siguiente para una entrevista de trabajo, y que trajera mi currículum vitae.

Debido a que nunca antes había tenido una entrevista de trabajo, pensé que necesitaba practicar un poco, así que fui a un karaoke.

Supongo que lo pude haber hecho en casa, pero imaginar a Asamura-kun en casa conmigo mientras lo hacía eso me hizo sentir incómoda. Si alguien me escuchara practicar para una entrevista de trabajo, probablemente moriría un poco por dentro

Tampoco es como que pudiera ofrecer una buena explicación.

Si él me preguntara por qué estaba interesada en trabajar en esa librería, no sabría que responderle.

Ni siquiera yo lo sé. No me pidan imposibles.

Busqué plantillas de preguntas en mi teléfono y comencé a practicar sola.

Hubo unas cuantas veces en las que entraba algún empleado, lo que me hizo sentir incómoda porque realmente no estaba cantando. Pero extraños son extraños, así que no importa.

Lamento haber hecho que te preocuparas tanto, Asamura-kun.

Como supuse que llegaría tarde a casa, quise ponerme en contacto con él más temprano, pero eso me obligaría a inventarme una razón para explicar por qué llegaría tan tarde.

‘Fui a la librería en donde trabajas y practiqué para la entrevista de trabajo que tengo mañana en ese lugar’—definitivamente, eso es algo que no podía decirle.

Siento que tarde o temprano tendré que confrontar estos tristes y confusos sentimientos.

Pero, al menos por hoy, decidí que consentiría a Asamura-kun con comida deliciosa.

Debido a que ya me encontraba en Shibuya, me detuve en la tienda departamental.

Compré comida de alta calidad sin excederme demasiado de mis limitaciones financieras, pues supuse que podía permitirme cocinar algo delicioso.

Y, si no podía, bueno… sólo podría aceptar mi error.

Usaré esta desviación a la tienda departamental como una excusa del porqué llegué tan tarde a casa. Respecto a por qué no lo contacté, usé la típica mentira de que mi teléfono se había quedado sin batería. Al final, no es más que una mentira piadosa.

Al fin de cuentas, Asamura-kun estaba realmente preocupado. Pudo haber sido la primera vez que lo vi tan nervioso.

Después de que las puertas del elevador se cerraron, solo estábamos nosotros dos, y hablamos un montón al respecto.

Dentro del estrecho lugar, solo nosotros dos.

El ascensor de un departamento es un lugar como cualquier otro, pero hasta yo estuve nerviosa mientras estuvimos juntos en ese aislado lugar.

Al menos espero que no haya pensado que apestaba, debido a que estaba sudando bastante. Usé las excusas que se me ocurrieron. Estoy feliz de que me haya creído, pero, cuando más mentía, más grande era la sensación de malestar en mi corazón.

¿No estoy actuando exactamente igual que como lo haría el personaje de una novela?

Estos tristes y confusos sentimientos. No me atrevo a explicárselos. Los embotellé dentro de mí, les puse una tapa, los envolví con mentiras y los guardé en lo más recóndito de mi conciencia.

Incluso a pesar de que no tiene ningún sentido.

Si tan solo pudiera expresar mis verdaderos sentimientos, ajustarme a ellos y evitar cualquier discrepancia, podría ser capaz de encontrar el camino adecuado.

Estoy asustada.

Asustada por lo que estoy sintiendo justo ahora.

Porque lentamente estoy comenzando a entender qué me está ocurriendo y qué es lo que pienso sobre él.

Aun así, soy incapaz de siquiera escribir esta simple palabra en mi propio diario.

Qué irónico.

Me estoy convirtiendo en el personaje de una novela.

    22 de julio (miércoles)  

Ahora sí lo arruiné. Lo arruiné por completo. No lo pensé bien.

No esperaba que me contrataran tan rápido como empleada a tiempo parcial.

Incluso terminé viniendo a la entrevista en el mismo turno en que estaban Asamura-kun y Yomiuri-san. Me fui tan rápido como pude, esperando que no me hubieran visto, pero me pregunto si lo conseguí.

No, en este punto, solo estoy ganando tiempo.

No puedo huir para siempre.

Tengo que explicarle esto a Asamura-kun. Que trabajaré en la misma librería que él.

Tengo… miedo de explicarle.

Tengo miedo, pero, al mismo tiempo, me siento aliviada.

Por supuesto que me siento así, pues al fin puedo aclarar estos tristes y confusos sentimientos que tengo.

El Asamura-kun que no conozco.

La relación entre Asamura-kun y Yomiuri-san que no conozco.

Si soy capaz de hacerlo, aunque sea solo un poco, estos tristes y confusos sentimientos podrían suavizarse un poco. Al menos eso es lo que pienso.

Increíble…

¿Por qué él toma la iniciativa en mis propias acciones?

Asamura-kun ni siquiera está haciendo nada. Yo sola me estoy poniendo estas cadenas, restringiéndome.

Qué emoción tan graciosa es esta.

Debido a que nadie lo leerá, supongo que podría escribirlo todo aquí como recordatorio.

Debido a que lo guardo en el fondo de un cajón con llave, debería estar seguro, ¿no?

Aquí tengo una pregunta para ti, yo. Para ti, Ayase Saki.

P: Elige una sola palabra para identificar la identidad de esta desagradable emoción que te asola.

R: Celos.

    Historia corta.  

Lamento la tardanza, Kouhai-kun~ Me tardé un poco más de lo planeado~

No pensé que el baño estaría tan lleno.

Supongo que miraba con desdén a los cines de Shibuya.

Qué alivio… los tráilers aún no han comenzado, ¿cierto?

Estoy feliz de haber llegado a tiempo.

Es nuestra cita, así que sería un desperdicio si no habláramos un poco~

Por otra parte, no deberíamos ser ruidosos, hay que tener modales.

Así que… no debería haber problema si te habló así de cerca, ¿no?

Jeje. A pesar de ser tan respetuosos por los demás a nuestro alrededor, de alguna manera se siente como si nosotros estuviéramos haciendo algo prohibido.

Aun así… Como era de esperarse, hay un montón de parejas alrededor. ¿Se deberá a que es una película de romance?

Fue una buena elección que nos sentáramos en la fila de enfrente, ¿no crees?

Si estas parejas repentinamente comenzaran a ponerse cariñosos frente a nosotros, ¡podría sentir la necesidad de patear sus asientos!

Oye, ¿por qué te ves tan decepcionado? ¡Estoy bromeando!

Sin mencionar que realmente no podemos quejarnos si tomas en consideración cómo nos vemos justo ahora~

¿Oh? Kouhai-kun, no me digas que no estabas consciente de ello.

Tienes a una hermosa Onee-san justo al lado, susurrándote cosas al oído.

Seguro que hay un montón de chicos que estarían celosos de ti ahora mismo.

Serías el número uno en la encuesta de opinión ‘Trasero que quiero patear’. Felicitaciones~

Oh, cierto, Kouhai-kun, antes de que comiencen los tráilers, tengo una pequeña petición que hacerte. ¿Me escucharías?

La cosa es que me gustaría que intercambiáramos asientos. Preferiría más sentarme al medio que cerca de la entrada.

Pareces muy confundido, ¿eh? Muy bien, te contaré la verdad~ Si algunos terroristas repentinamente irrumpieran por la entrada, por lo menos podría usarte como escudo, Kouhai-kun~

¡Es broma! Jeje, no te lo tomes tan en serio. Sólo estaba bromeando un poco~

Vas a poner las palomitas al medio, ¿no? Quería sentarme cerca de ellas para no hacer tanto ruido durante la película.

Vamos, no es un gran problema, ¿cierto? ¿Sin objeciones? Genial, hora de intercambiar~

Síp, mucho mejor. Puedo tomarlas con más facilidad desde aquí.

¿Emm? ¿Por qué pones esa casa? ¿Piensas que soy alguna clase de glotona?

Qué grosero. Puede que no lo parezca, pero soy muy estricta con mi dieta, ¿okay?

Mira mi bebida. ¿Lo ves? Es una Coca-Cola Light.

Sí, sí, lo entiendo. Resistirse es inútil. No tengo mucha credibilidad cuando pido palomitas caramelizadas.

¡Pero no puedo dejar el caramelo! ¿No perdonarás a esta pequeña debilucha? *Olfatear* *Olfatear*

ASMRdepalomitassiendomasticadas.mp3

Umm, delicioso~ ¿Debería darte más, Kouhai-kun?

Si abres la boca como un gatito, las meteré a la fuerza.

Toma, abre grande~

Rico~

muchasmáspalomitassiendomasticadas.mp3

Jeje, delicioso~

¿Qué? ¿Realmente pensaste que te la daría? Qué vergüenza~ ¡Me la comí yo!

Discúlpame por burlarme así~

Tus reacciones son muy tiernas, no puedo evitar hacerlo.

No hay necesidad de preocuparse. No te obligaría a hacer cosas de pareja como esas.

Si vamos por ahí coqueteándonos tanto, tu nueva hermanita podría comenzar a sentirse celosa~

¿Eh? ¿Ella no se pondría celosa? Hmm, ya veo.

Entonces… ¿podrías decirle una cosa?

Si tu lugar para novia sigue disponible, podría acapararlo para mí~ Sólo bromeo~ Siempre eres tan tranquilo. Sentí la necesidad de ver hasta dónde podía llegar.

Como lo pensé, aún eres Kouhai-kun a pesar de todo.

¡La calmante y tranquilizadora Calidad Asamura!

El hecho de que seas tan fácil de tratar es relajante.

Espera, ¡¿eso no me hace sonar como alguna clase de mujer traviesa?!

Te consentiré con comida deliciosa en otra ocasión, ¿así que podrías disculparme esta vez? ¿Okay?

Oh, se está oscureciendo. Supongo que está por comenzar.

Sólo para que lo sepas, te robaré un poco de tu tiempo después de que termine la película~

Me gustaría caminar un rato y que conversemos sobre nuestras impresiones de la película.

Una película aún es una película en el análisis pos-película, ¿cierto?

Ahora bien, descubramos por nosotros mismos qué es lo que tiene esta película para ofrecer, ¿no crees? Palabras del autor.

Muchas gracias por adquirir el segundo volumen de la serie novelizada [Gimai Seikatsu]. Soy Mikawa Ghost, responsable del guion original para la versión de YouTube, así como el autor de esta versión novelizada.

Este volumen retrató la historia de la siempre tranquila y racional Ayase Saki, que poco a poco se da cuenta de una debilidad suya y se enfrenta a ella. Debido a que a veces es demasiado seria para su propio bien, quizá no le vendría mal voltear a ver a su corazón de vez en cuando. Para poder apoyarla durante este duro momento, Asamura Yuuta la introduce en el hip hop lofi. De hecho, me planteé publicar la música que Saki estaba escuchando en el canal oficial de [Gimai Seikatsu] en YouTube, así que estaría feliz de que revisaras si ya está disponible.


Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *