Gimai V6 pt3


Escuché un leve susurro que apenas llegó a mi oído. Mirando a mi lado, vi a Ayase-san inclinada hacia adelante, escuchando su historia con asombro y emoción. No tenía idea de qué quería decir exactamente con eso, pero una vez que notó que la estaba mirando, inmediatamente giró la cabeza.

“Pero tu decisión de casarte salió de la nada, ¿verdad?” Pregunté, mirando a Kousuke-san.

Ni siquiera mi viejo lo sabía, pero ¿no sabrían al menos nuestros abuelos cuándo empezaron a pensar en ello?

“Aún no hemos tenido la ceremonia”, respondió Kousuke-san.

Aparentemente, sucederá en medio año. Básicamente, agregaron sus nombres al registro familiar, al igual que mi padre y Akiko-san.

“¿No planeas celebrar una ceremonia?”

“No exactamente, quiero tener una, la cosa es que… Hubiera preferido proponérselo un poco más tarde.”

“Eh…?”

Por una fracción de segundo, mi mirada se movió hacia Nagisa-san. ¿No se molestaría un poco una mujer si su futuro esposo dijera tal cosa? Sin embargo, ella no parecía demasiado molesta por eso.

“Es solo que, papá y los demás tampoco lo saben, pero voy a ser transferido al extranjero”.

“¡¿Extranjero?!”

“Sí. Durante dos años”. “¿Cuándo?”

“Esta primavera.”

“¡Eso está a la vuelta de la esquina!”

“Es por eso que realmente no podemos tener una ceremonia en este momento, tener todo listo requiere mucha planificación y todo eso”.

“Ni siquiera podemos encontrar un lugar… Aunque lo intentamos”.

“Tal como están las cosas ahora, tendría que ser después del próximo verano”.

“Ya… veo…”

Como nunca había pensado en todo eso, no podía comentar mucho. Ni siquiera puedo imaginar eso.

“Sí. Quiero decir, si realmente tuvieras que hacerlo, podrías encontrar un lugar, pero considerando cuántos parientes tienes, Kousuke-san, probablemente sería difícil reunirlos en el día correcto, y mucho menos en el lugar elegido.”

“Y, por supuesto, cualquier lugar que funcione realmente bien ya está lleno. Además, también hay que tener en cuenta las preferencias de Nagisa. A los chicos no nos importa mucho lo tradicional o lo occidental y todo eso, pero las mujeres quieren ser claras sobre su vestimenta o túnica tradicional”.

“¿Puedes dejas de hacerme sonar egoísta?”

“Lo siento, no quise decir eso de esa manera. Pero una vez que me dirija allí, no puedo garantizar que todo esté listo en dos años”.

“No quiero esperar”.

Nagisa-san parecía del tipo paciente, pero podía expresar sus emociones cuando lo necesitaba. Eso es lo que la hace tan buena pareja para Kousuke-san. Después de todo, no es muy bueno leyendo los pensamientos de otras personas.

“Es por eso que al menos decidimos poner nuestros nombres en el registro familiar. después de todo ella quiere venir conmigo, Afortunadamente, mi compañía está bien con que nos mudemos juntos”.

“Así que ambos se mudarán al extranjero… ¿Cuándo entregaron el formulario?”

“El 24”.

“Eh…? Espera, ¿este mes?”

“Sí.”

Bueno, supongo que tiene sentido que nadie lo sepa.

“Hemos estado viviendo juntos durante el último medio año, así que ese día es cuando técnicamente lo oficializamos al entregar el formulario. Además, hace que sea más fácil recordar nuestro aniversario”. “Estoy seguro de que lograrás olvidarlo incluso entonces, Kou-chan. Si no te lo recuerdo, olvidarás por completo mi cumpleaños”.

“De ninguna manera, de ninguna manera.”

“¿En seriooooooo?”

“Vamos, ten un poco de fe en mí”.

Estos dos realmente son cercanos, ¿eh? “De todos modos, Yuuta. Creo que deberíamos regresar ahora.”

“Buen punto, entonces Ayase-san y yo también—”

‘Vamos ocn ustedes’, es lo que quería decir cuando escuché pequeños pasos acercándose. Después de eso, la pantalla corrediza se abrió cuando dos niños entraron vitoreando “¡Yuu- chan, vamos a jugar!” Entonces inmediatamente saltaron hacia mí.

“¡Yuu-chan, Yuu-chan! ¡Vamos a jugar!”

“¡Vamos a jugar!”

Todo se puso muy ruidoso muy rápido.

“¡Oh, Takumi! Mika! Ha pasado un tiempo”, dije y levante a los dos niños de la escuela primaria.

Los acababa de ver el año pasado, pero realmente crecieron mucho. El chico mayor era Takumi y la chica más joven se llamaba Mika. Ambos son hijos de la hermana menor de mi padre, por lo que son mis primos. Además, Takumi es dos años mayor que Mika.

“¡Oye, oye, Yuu-chan! ¡Mira! ¡Tengo un monstruo!”

“¡Tengo un monstruo!”

“¡Eso no es cierto! ¡Tienes un anillo, Mika! ¡Y tengo al monstruo!” Takumi sostuvo al monstruo de peluche tan alto en el aire como pudo.

Mika vio lo que estaba haciendo su hermano y también levantó su anillo de juguete en el aire. Por supuesto, no estábamos hablando de un anillo genuino que comprarías como adulto ni nada por el estilo. Era de plástico del tamaño de una pelota pequeña. La parte donde pondrías una joya o gema tenía un círculo mágico dibujado. Podría ser algún tipo de mercancía de un anime o algo así. Apuesto a que Maru lo sabría.

“¡Entonces este es un anillo monstruoso!”

“¡Imposible! ¡oh, mas importante! ¡Oye, Yuu-chan, vamos a jugar!”

“¡Vamos a jugar!”

“Calma, calma”.

Los niños realmente hacen lo que su cerebro les dice.

“Oye, ¿quién es esta hermosa dama?” Mika preguntó mientras se aferraba a mí. “Esa es Ayase-san”, respondí, y luego me di cuenta de algo.

No entienden lo que esto significa. Mantiene su anterior apellido por conveniencia en nuestra vida diaria y en la escuela, pero nuestros parientes le fueron presentados como Asamura Saki. Aquí en la ciudad natal de mi viejo, todavía son relativamente anticuados. Es decir, los apellidos son de una de las partes. Y si la llamo “Ayase”, ¿no sonaría como si la estuviera rechazando como familia? Si es así, ¿tal vez debería presentarla como “Mi hermana menor Saki”…? ¿O simplemente “Saki-chan” también podría…? No, no puedo. Eso no es posible para mí.

Mika por su parte se dio la vuelta, señalando a Kousuke-san y Nagisa-san.

“¡Ko-chan, Na-chan!”

“Sí, Sí. Pero, no deberías señalar a las personas, ¿de acuerdo?” Kousuke-san dijo mientras frotaba la cabeza de Mika.

“¡De acuerdo!” Dijo y luego me miró.

“¡Yuu-chan!”

“Ah sí. Hola.”

“Y, um… ¡Aya… A-chan!”

“¿Eh? ¿Ah?, ¿sí?” Ayase-san parecía desconcertada, respondiendo con preguntas.

En respuesta, Mika inclinó la cabeza confundida, como si se preguntara si había cometido un error. Lo cual hizo. Ayase no es su apellido, sino su nombre. Sin embargo, incluso si la presentara como Ayase Saki o Asamura Saki, solo la confundiría más. Además, A-chan debería funcionar igual de bien. Una pequeña solución de emergencia, pero nada debería ser extraño incluso si continuaba llamándola así.

“¡Oye, oye, Yuu-chan!”

“¿Hm?”

“¿A-chan es tu amiga?”

“No, ella es mi hermana pequeña, aunque nos convertimos en una familia recientemente”.

Mika una vez más inclinó la cabeza, supongo que todavía está un poco confundida.

“Mika, ¿recuerdas lo que dijo tu madre? El tío Taichi se volvió a casar”.

“¿Y obtienes una hermanita cuando haces eso?”

Esbocé una sonrisa forzada. ¿Cómo podría explicárselo para que ella lo entendiera? Lo pensé, pero no hay una explicación real que pueda hacerlo. En cambio, opté por cambiar de tema. Creo que, cuando tenía su edad, también jugaba con Kousuke-san de la misma manera. Porque cuando tenía la edad de Takumi, mi madre ya no me prestaba mucha atención. Fue solo dos días después de Año Nuevo, pero jugar con Kousuke-san fue una pequeña salvación para mí. “Entonces,¿Qué deberíamos jugar?”

“”¡Un juego!””

Ambos hablaron al mismo tiempo.

“Un juego, ¿eh?”

El juego al que se referían no es un juego de cartas o de mesa normal que verías durante las reuniones familiares, sino a un videojuego de consola. Como era de esperarse de la era digital en la que vivimos.

“¡Se lo pediré prestado a mamá!” dijo Takumi y salió de la habitación.

Mika persiguió frenéticamente a su hermano mayor, y se habría tropezado al hacerlo si no la hubiera atrapado a tiempo, para evitar que algo similar pasara, optamos por regresar juntos al salón. Takumi le dijo a su madre que quería jugar, probablemente en un teléfono o una consola portátil. Tomamos la consola y nos dirigimos a una habitación con un televisor. Podía entender que todas las conversaciones difíciles de sus padres y familiares serían demasiado aburridas para niños pequeños como ellos. Siempre me sentí de la misma manera. Kousuke- san me ayudó a configurarlo y como teníamos cuatro controladores, cuatro personas podían jugar al mismo tiempo.

“Yuuta, ¿puedes cuidar a los pequeños?” Kousuke-san me preguntó y yo asentí.

Con eso, él y Nagisa-san regresaron al salón donde todos los demás estaban sentados. Podrían querer hablar sobre el matrimonio si tuviera que adivinar. Después de que se fueron, cerraron silenciosamente las pantallas corredizas, dejando a Ayase-san, a los dos niños y a mí en la habitación.

“¡Juguemos, Yuu-chan!”

“Claro, ¿Qué deberíamos jugar?”

Encendí la consola, buscando juegos. Busqué específicamente un juego cooperativo que pudiéramos jugar los cuatro y encontré un título apto para ello.

“Este debería estar bien… ¿Están de acuerdo con este?”

Como pensé, ambos asintieron enérgicamente. Yo personalmente no estaba muy familiarizado con ese juego en sí, pero lo había jugado una vez desde que Maru me lo recomendó.

“Tú también, Ayase-san, únete a nosotros.”

“¿Eh? Pero, no conozco este juego.”

“Es simple. Además, es cooperativo. Todos estamos jugando juntos”.

Si no hubieran traído su propia consola de juegos, habría usado mi tableta en su lugar. Pero esto nos permite jugar juntos en la pantalla grande, de la que soy un gran admirador. Mientras tanto, el juego arrancó. Podíamos ver cuatro pequeños cocineros en la pantalla. Tenemos que controlarlos y preparar comidas para los clientes. Por supuesto, no es tan simple, Hay límites de tiempo para los pedidos y el diseño de la cocina cambia constantemente. Sin embargo, si todos trabajamos juntos, podemos superar fácilmente cada nivel. Es básicamente un juego de rompecabezas basado en la acción.

Sentados frente a la pantalla, los cuatro comenzamos a jugar. Inmediatamente después, aparecieron los cuatro cocineros en miniatura y respondieron al movimiento de nuestros controles. Empezamos cortando las verduras y poniendo la carne en la sartén. Los pedidos llegaron volando, al igual que los platos y los ingredientes. Todo lo que podíamos escuchar eran las quejas de los clientes de que sus pedidos estaban retrasados. Como era de esperarse de los dos niños, estaban acostumbrados a jugar y cumplieron sin esfuerzo las órdenes mientras se hacían comentarios. Ayase-san y yo apenas podíamos seguirles el ritmo.

“¡A-chan! ¡A-chan!” Mika llamó a Ayase-san.

Parece que tanto Takumi como Mika se han irán con ‘A-chan’ para referirse a ella.

“¿Q-Qué?”

“¡Tu carne se va a quemar!”

“¿Eh?”

Ayase-san corrió hacia la sartén, pero la carne estaba ardiendo en llamas antes de que pudiera hacer algo.

“¡Ahhhhh!”

Después de eso, los ingredientes se incendiaron, al igual que toda la cocina. Por un momento, admiré la voz de pánico de Ayase-san porque nunca llegué a escucharla, pero no tuve mucho tiempo para admirarla. Ayase-san había comenzado a ponerse completamente nerviosa y no podía mantenerse al día con todo lo que estaba saliendo mal.

“¡Cálmate, Ayase-san!”

“Qué hago-?”

Puedes apagar el fuego con un extintor. Bueno, la comida está arruinada de cualquier manera. Sin embargo, se nos acabó el tiempo y, por lo tanto, fallamos en la etapa.

“Lo siento.”

“A-chan, ¿eres mala cocinando?”

“Oye, Mika. Ayase-san es una gran cocinera, esto es solo es un juego, pero lo lograremos la próxima vez. ¿Verdad, Ayase-san?

“No tienes que proteger mi orgullo de esa manera. Eso duele aún más”.

“¡¿Eh?!”

Esa no era mi intencion—

“Quiero decir, es cierto que tu cocina es deliciosa”.

“Pero la carne se incendió, y también la cocina”. “Eso es solo porque esto es un juego, ese tipo de cosas pasan”.

“No perderé la próxima vez”.

“Solo tienes que acostumbrarte, y me superaras en poco tiempo”.

“Es tan frustrante.”

Nunca había visto a Ayase-san tan alterada. Bueno, sé que odia perder.

“¡A-chan, A-chan!” Mika tiró de la manga de Ayase-san. “¡Mamá dijo que los hermanos deberían llevarse bien!” Dijo y se volvió hacia Takumi. “¿Verdad, Onii-chan?”

Takumi asintió.

“¿Odias a Yuu-chan?”

“P-por supuesto que no…”

“Entonces deberías tratar de llevarte bien, ¿Deberíamos enseñarte cómo hacerlo?”

“Um… por favor?”

¿Por qué convirtió eso en una pregunta? Es raro ver esto, Ayase-san puede defender fácilmente su posición contra el argumento de un profesor asistente sobre filosofía y psicología, pero no tiene forma de ganar contra los niños pequeños. Mientras tanto, yo, estoy acostumbrado a tratar con Takumi y Mika, y recuerdo vagamente la forma en que me trataron cuando tenía su edad. Sin embargo, tal como yo veo las cosas, Ayase-san rara vez se encuentra con sus parientes. La diferencia en la experiencia realmente se muestra aquí. Y sabía que Takumi y Mika siempre han sido bastante cercanos.

“¡Onii-chan, hagamos las paces!” Mika agarró el brazo de Takumi.

“Sí, Sí. Mika, lo siento”.

“Te perdono”.

“Sí, Ahora llevémonos bien”.

Ambos dijeron y luego juntaron sus mejillas, abrazando a la otra persona. Por un segundo, todo sentido de la realidad se borró de mi mente. Me sentí como si estuviera viendo una película extranjera. Debido a que ambos eran muy lindos, me sentí como si estuviera presenciando una escena de una película religiosa donde aparecían dos ángeles. Después de eso, los dos ángeles se rieron. El esposo de la tía Kanae en realidad tiene abuelos que no son japoneses, lo que les dio a los dos niños un impulso adicional para crear una atmósfera angelical. Pero luego sucedió: mientras observábamos esta conmovedora escena, Mika de repente besó a Takumi en la mejilla.

“Y hecho.”

“¡Ahora es tu turno, Onii-chan y A-chan!”

Ambos fuimos empujados cerca el uno del otro, mientras Ayase-san y yo nos congelamos. ¿Eh? ¿Así es como te reconcilias? Los dos ángeles con sus mejillas todavía rozándose nos miraron con una mirada de “¿No lo vas a hacer?” Pero, no importa cuán cercanos puedan ser como hermanos, no besarán al otro así, ¿verdad? Yo no lo creo, al menos.

“¿No se van a reconciliar?”

“Um, no, ya no estamos peleando”.

“Sí…”

“¿Ayase-san?”

Algo andaba mal con ella.

“¡Niños! ¡La comida está lista!”

Escuchamos una voz desde el pasillo, llevándonos de regreso a la realidad. Suspiré y puse mis manos sobre el tatami detrás de mí. Una de ellas resbaló y entré en pánico por un momento. Para cuando Ayase-san y yo nos separamos, los dos niños ya habían salido corriendo de la habitación gritando “¡Comida!”

“¿Supongo que deberíamos irnos también?”

“Sí.”

Se sentía como si ambos acabáramos de despertar de un sueño mientras caminábamos lentamente por el pasillo. Mi corazón seguía latiendo dolorosamente fuerte, haciéndome desear que al menos se calmara antes de que volviéramos con los demás.

Nuestros parientes ya se habían reunido en la gran sala que estaban usando como salón de banquetes. Creo que la sala tenía unos 25 metros cuadrados y había tres mesas bajas juntas en el centro de la sala. Encima de ellos estaba la comida, que parecía que hoy sería sukiyaki, ya que sobre las mesas había tres estufas de gas. Encima de ellos estaban las ollas de hierro, con el caldo de la sopa ya hirviendo dentro. Cuando se trata de sukiyaki, las verduras son uno de los ingredientes más básicos, Raíz de loto, gobo, setas shiitake, setas de campo, setas de invierno, cebollas, margaritas corona… con el pollo como carne principal. Creo que la mayoría de la gente está acostumbrada a la carne de res, pero aquí, en la familia Asamura, solemos elegir pollo.

¿Por qué? No sé. Tal vez sea por el precio, ya que es más barato, tal vez sea una simple tradición, solo Dios lo sabe. Dicho esto, me gusta el pollo, así que no me importa. Además de eso, también prepararon comida tradicional para las fiestas. Y siguiendo un enfoque más tradicional, todo fue hecho a mano. Omelet enrollado con pasta de pescado, puré de bonito con castañas endulzadas, soja negra, huevas de arenque, pasta de pescado sazonada al vapor, algas… Mirándolo desde un ángulo más amplio, todo era típicamente japonés y en su mayoría de color marrón, pero el carmesí y el blanco de la pasta de pescado, el rojo de los

 camarones y el color amarillento de la pasta de pescado con omelet enrollado y el puré de patatas crearon un espectro de color más brillante.

De toda la comida tradicional, la que más me gustó fue el omelet enrollado con pasta de pescado. Recuerdo que me regañaban todo el tiempo porque eso era básicamente todo lo que comía. Pero cuando tienes el paladar de un niño, eso es lo único que realmente sabe bien. Tal vez fue solo después de que crecí y entré a la escuela secundaria que comencé a disfrutar del pescado a la parrilla, las huevas de arenque y todo tipo de otras cosas como la soja negra. Además, tu ambiente puede tener un gran impacto en tus gustos y en cómo se desarrollan.

Como era de esperar, todos nuestros familiares ya estaban sentados alrededor de la mesa. Habían abierto sus latas de cerveza y estaban hablando entre ellos, nuestros padres también. Una vez que Ayase-san y yo llegamos, mi abuela y Akiko-san trajeron las bebidas para los menores y botellas de agua y té. Después de que todos nos hubiéramos sentado a la mesa, aplaudimos.

Mis abuelos y su hijo mayor (el hermano mayor de mi padre) con su familia (que incluye a Kousuke-san como su hijo) viven aquí en esta casa. Mi padre vive en Tokio, y su hermana y su familia viven en Chiba. Con todos nosotros reunidos aquí, somos… 14 personas, Ayase- san y yo incluidos. Para mí, este paisaje no era nada fuera de lo común, pero la expresión de Ayase-san dejó en claro que estaba un poco desconcertada.

Chocamos nuestros vasos y comenzamos a masticar la comida, y mi viejo una vez más presentó a Akiko-san y Ayase-san a nuestros parientes. Akiko-san ya había terminado su presentación inicial antes, pero como Ayase-san solo había mencionado su nombre antes, ahora le preguntaron sobre su edad, cómo le iba en la escuela y todo tipo de cosas. Siento que, si estuviéramos en Tokio en este momento, nuestros familiares no preguntarían mucho más que su nombre, pero las tradiciones aquí todavía son bastante anticuadas. Después de un tiempo, mi abuela le lanzó a Ayase-san un salvavidas con un “Vamos, eso es suficiente”, y Ayase-san finalmente pudo volver a sentarse. Parecía aliviada.

Tomando su lugar estaba Kousuke-san, quien presentó a Nagisa-san, y nuestros familiares comenzaron a interrogarla. Mientras tanto, me volví hacia Ayase-san, murmurando un “Buen trabajo” en voz baja y vertiendo un poco de té en su taza.

“Gracias.”

“¿Quieres probar algo de la comida? Lo agarraré por ti”.

“Entonces… me gustaría un poco de omelet enrollado con pasta de pescado. Me gusta bastante… Um, ¿dije algo raro? ¿Por qué me miras así?”

“En absoluto, en absoluto. Simplemente que a mi también me gusta”.

Agarré algunos pedazos del omelet enrollado y las puse en un plato pequeño cerca de mí. Ayase-san aceptó esto y se llevó un poco a la boca.

“Así que este es el sabor con el que creció mi padrastro. Ya veo, es por eso que mamá…”

No entiendo muy bien qué hizo que Ayase-san estuviera tan satisfecha, pero tampoco quería ser obstinado y cuestionarla. Después de eso, continuamos comiendo en silencio mientras escuchábamos las conversaciones de nuestros familiares aquí y allá. Kousuke-san fue a la universidad en Saitama, pero después de graduarse, regresó a Nagano. Básicamente, terminó en una relación a larga distancia con Nagisa-san. Venía de visita todos los fines de semana en su automóvil, hasta que finalmente consiguió una esposa tan linda, según sus propias palabras. Eso es lo que escuche de la conversación.

“Me sentía preocupada porque ya no podríamos vernos. Bueno, Internet y la tecnología moderna me permiten ver su rostro todos los días”. Dijo Nagisa-san y Kousuke-san asintió.

Por eso decidieron entregar su registro de matrimonio antes de mudarse al extranjero. Al enterarme de esta situación, pensé en lo que haría yo en esa situación. ¿Qué pasaría si ya no pudiera encontrarme con Ayase-san…?

“Bueno, Kousuke se siente solo fácilmente. Nunca quería quedarse solo en casa y siempre nos seguía”. Dijo el tío Kouta, lo que hizo que Kousuke-san se avergonzara.

Pero, aun así, su vergonzoso pasado siguió siendo revelado por su padre, Literalmente todo, de bueno a malo, de admirable a vergonzoso, Kousuke-san se resignó a su destino con una sonrisa irónica, pero Nagisa-san escuchó con gran interés. Escuchando más, Nagisa-san mencionó que había estado viviendo con Kousuke-san en su casa desde el verano pasado cuando se decidió su traslado al extranjero, pero ella no tenía idea de cómo manejar su trabajo. Y si encontraba un trabajo, ¿qué haría al respecto una vez que se fuera con Kousuke- san, y así sucesivamente? Aunque ese es su problema personal, y normalmente no pensaría mucho en eso, comencé a escuchar con gran atención como si fuera sobre mí. Me sorprendió mi propio comportamiento subconsciente.

Una relación realista entre un hombre y una mujer es diferente de las que se muestran en las películas o los libros. La ficción siempre es brillante y algo a lo que aspirar, haciéndolo ver fácil para que todo siempre salga bien. Sin embargo, el mundo en el que vivimos es dolorosamente realista. No encontrarás un obstáculo dramático que se interponga en el camino del amor, y todos los problemas que se le presenten no son más que tareas que superar.

Realicen el procedimiento en la oficina del gobierno local, informen a las personas que los rodean y reúnase con familiares que conozcan el pasado de la otra persona y sientan curiosidad por el suyo. Que tus abuelos te digan que quieren tener nietos pronto. A medida que la edad promedio de las parejas casadas continúa aumentando, muchas deciden no tener hijos, pero ese es un tema un poco más delicado, creo. Y como era de esperar, Nagisa-san solo está sonriendo y dejando que nuestros parientes hablen y hablen.

“Tan madura…” Murmuró Ayase-san, y la miré. Ayase-san era mala sonriendo y saludando.

Mientras tanto, Akiko-san estaba sirviendo a sus abuelos otra bebida mientras hablaban. Continuó la conversación con una sonrisa, entrando en modo de camarera. No importa cómo se sienta por dentro, no muestra ningún indicio de problemas en el exterior. Está actuando de la misma manera que lo hizo mi madre biológica. Cada año, fingía hasta que todo terminara.

En los pocos años posteriores a su divorcio, cada vez que la familia se reunía para el Año Nuevo, mi padre siempre estaba en el lado receptor del interrogatorio. Siguió siendo cuestionado sobre por qué terminó la relación, pero nunca culpó a mi madre, solo dijo que pasaron muchas cosas. Si Ayase-san y yo nos casamos, ¿cómo reaccionaría la gente aquí? ¿Seríamos capaces de mantener una conversación adecuada?

Pasó el tiempo y llegó la noche, permanecimos sentados en el gran salón, comiendo soba típico de Año Nuevo y hablando de todos los eventos del año pasado. A mitad de camino, Takumi y Mika se quedaron dormidos, así que ayudé a Kousuke-san a acostarlos, pero aparte de eso, solo estaba escuchando hablar a nuestros familiares. Mientras tanto, Ayase-san se quedó quieta como si no encajara del todo.

“¿Deberíamos salir ahora?” Mi abuelo se levantó, todos lo siguieron.

Ayase-san también se puso de pie, pero parecía un poco desconcertada, “Um… ¿salir a dónde?” Ella susurró en mi oído.

“Para visitar el santuario y permanecer allí hasta la medianoche, vamos allí en auto, pero como hace bastante frío, debes asegurarte de abrigarte bien, además, te recomiendo que te bañes después de que lleguemos a casa también”.

“¿Nos vamos ahora mismo?”

“Sí, ya que estamos a tiempo para cuando el reloj cambie”.

Los ojos de Ayase-san se nublaron como si el sueño ya hubiera comenzado a afectarla.

“Sabes, también puedes quedarte aquí y dormir si estás cansada. ¿Cuál prefieres?”

“…Iré.”

Esta tradición es algo que es relativamente común, te diriges a un santuario antes de que el reloj marque la medianoche y recibes el año nuevo con tus familiares. Después de ponernos ropa y abrigos, salimos de la residencia. Por suerte no estaba nevando, pero todavía estábamos en las profundidades de las montañas de Nagano. La temperatura se acercaba cada vez más a lo que se consideraría bajo cero. En el momento en que abrimos la puerta principal, una brisa fría nos golpeó, lo que hizo que mi cuerpo temblara. El frío subía desde mis piernas hasta mi cabeza.

Mi viejo se subió al auto, y hasta que la calefacción del auto comenzó a funcionar, eso fue probablemente lo más frío para mí, ya que todavía tenía mi abrigo en mi regazo. Después de eso, toda la familia Asamura se dirigió al santuario en sus tres autos. El primer sonido de las campanas de Año Nuevo provino de la radio del automóvil.

Llegamos al santuario y mi viejo estacionó el auto. Después de salir, me puse el abrigo, asegurándome de abrocharlo para no congelarme inmediatamente, tampoco me olvidade del calentador de cuello de Ayase-san, así que estaba completamente preparado. Mientras tanto, Ayase-san se había puesto los guantes e incluso una gorra, acurrucándose en su chaqueta, la cual debería mantenerla bastante abrigada. El amarillo mostaza en medio de la noche fría y blanca le sentaba bastante bien. Después de eso, Akiko-san se acercó a nosotros y nos entregó calentadores de manos.

“Pon esto en tus bolsillos, ¿de acuerdo?”

Las aceptamos con gratitud e hicimos lo que nos dijeron. Como se esperaba de Akiko-san, está perfectamente preparada. Al igual que con el patio de la residencia Asamura, la nieve también fue empujada hacia un lado y creó una gran pared. Con tanta nieve, normalmente no sería posible visitar un santuario como este. Ese pensamiento siempre me hizo agradecer a las pobres almas que palean la nieve cada año. “Esto está bastante profundo en las montañas”, dijo Ayase-san.

“Bueno, sí, Es un santuario viejo después de todo.”

“¿Un santuario viejo?”

“Cuando subes por este camino, en realidad hay varios santuarios, conoces la mítica historia del Ama-no-Iwato, ¿verdad? Los dioses relacionados con eso están descansando aquí.”

“Ah sí, por supuesto que sí. Cuando Amaterasu estaba enojada con los dioses y se escondió en la cueva de Ama-no-Iwato, los otros dioses comenzaron un banquete para sacarla de ahí, ¿verdad?”

“S-Sí, eso.” Hice un comentario desconcertado ante la explicación adicional de Ayase-san y hablé sobre cómo siempre íbamos al santuario viejo todos los años. “Por cierto, caminaremos unos dos kilómetros ahora”.

“¿Eh?”

“Y tenemos algunas escaleras largas en el camino, así que deberías estar preparada para un fuerte dolor muscular mañana”.

“Nunca me hablaron de esto”. Ella me miró.

“Podrías esperar en el auto, allí hace calor, ¿sabes? ¿Qué haras?”

“… Definitivamente me voy, no quiero esperar aquí sola”.

“Bueno, avísame si es demasiado. La próxima vez, puedes esperar en la casa”, dije en el calor del momento y Ayase-san me miró en estado de shock.

“¿La próxima vez?”

“Quiero decir, esta es una tradición anual, así que…”

“Ah, el próximo año, entiendo, Ya has pasado por esto muchas veces entonces. Está bien, te avisaré si es demasiado”.

“Eso sería genial.”   123

Akiko-san se puso en fila junto a mi viejo, que comenzó a caminar adelante, con Ayase-san y yo justo detrás de ellos. Una vez que llegamos al gran arco torii del santuario, Ayase-san sacó su teléfono inteligente. Arrancó su aplicación de cámara y tomó una foto. El flash resultante de la cámara iluminó momentáneamente la oscuridad que nos rodeaba, revelando mucho mejor el arco de madera, así como el interminable mar de nieve justo detrás. No hace falta decir que tuvo cuidado de no cegar a los demás visitantes del santuario.

“Hey, no se queden atrás, ¿de acuerdo?” Mi viejo nos llamó, así que Ayase-san y yo aceleramos un poco para alcanzarlo.

Fue un trabajo muy duro asegurarse de no caer. Pasamos por la los lados del arco del santuario, ya que el centro del camino era el paso de los dioses. El camino del santuario frente a nosotros se extendía tanto en la distancia que no podíamos ver el final. Aunque hicieron todo lo posible para mantenerlo libre de nieve, la mezcla blanca debajo de nuestros pies se mezcló con la nieve y la sal, por lo que cualquier movimiento descuidado haría que aterrizáramos de cara.

Ayase-san, naturalmente, no estaba acostumbrada a este entorno, por lo que casi se resbala un par de veces. Me encargué de enseñarle algunos trucos para superar este lío un poco mejor. La idea es usar la parte posterior de la suela para pisar el suelo primero para obtener un mejor agarre. Después de pasar el siguiente arco del santuario, pudimos caminar en terreno parejo por un rato. Después de otra caminata de 15 minutos, finalmente llegamos a otro punto de referencia.

Vimos una puerta rojiza a lo lejos, que era el punto medio. La puerta grande tenía un techo de paja adjunto, en el que crecería hierba verde si no fuera invierno. En este momento, estaba cubierto por un blanco maquillaje, así como el resto del mundo que nos rodea. La puerta roja con su cuerda shimenawa colgando de sus costados se erguía alta e imponente como si no permitiera la entrada de ninguna mala entidad. Como esperaba, Ayase-san sacó su teléfono y tomó otra foto. Ella realmente ama estos edificios antiguos, ¿eh? Miré hacia adelante y hacia la puerta frente a nosotros.

“Cuando es tan viejo, realmente puedes sentir la historia por la que ha pasado”.

“Hm, no creo que sea solo eso”.

“¿Eh?”

“No creo que esa sea la única razón por la que puedes sentir su historia, ¿Quizás es porque en realidad estamos observando la forma en que se han tratado los edificios?”

“¿La forma en que han sido tratados?”

“Digamos que encuentras tirada una vieja muñeca, un daruma, sin ojos. Eso es porque nadie le ofreció su deseo, porque nadie lo usó. Entonces sentirías tristeza al ver un viejo y olvidado daruma sin sus ojos”. “Ya veo, ya veo.”

“Además, los edificios y estructuras de madera desprotegidos del viento y la lluvia deben ser atendidos por personas, o se pudrirán y desaparecerán. Ves edificios derrumbarse y derrumbarse en lugares donde ya no vive nadie, ¿verdad?” Sus palabras me recordaron a lo que me dijo cuando manejamos hacia Nagano hoy.

Están llenos de recuerdos y hechos sobre el pasado. Y eso es probablemente lo que quiso decir Ayase-san, Incluso la rústica y campestre puerta roja frente a nosotros no es solo una señal de los tiempos, el hecho de que todavía esté aquí significa que se ha cuidado a lo largo de los años.

“Exactamente.”

Y eso es a lo que Ayase-san se refirió como los “Viejos recuerdos”.

“¿Estás haciendo un perfil criminal, Ayase-san?”

“Per… ¿ahora qué?”

“A veces aparece en los libros con genero de detectives. Lo llaman perfilamiento criminal. Analizan estadísticamente el delito y a la persona que lo cometió”.

“¿En qué se diferencia eso de una investigación regular?”

“No identifican al criminal, en cambio, establecen estadísticamente que las personas que cometen un delito X tienen un retrato Y, y eso es todo con lo que pueden trabajar, porque hay excepciones en todos los campos, el asesinato puede haber sido el mismo, pero el motivo podría ser completamente diferente al caso anterior. O, mejor dicho, porque suponen que el motivo es otro, es por eso que existe todo el género de ‘Quién lo hizo’”.

“… Realmente amas las historias de misterio, Asamura-kun”.

“Yo no estoy muy familiarizado con ellas, pero-“

En el trabajo, tenemos a alguien a quien le gustan demasiado las cosas misteriosas. La silueta de una encantadora belleza japonesa con largo cabello negro apareció en mi cabeza.

“…Bueno, es básicamente conocimiento sobre el que leí en un libro, al igual que tu interés por saber cómo terminó un edificio antiguo en su estado actual, ¿cierto?”

“Creo que sí.”

“Como ‘El reloj de mi abuelo’, entonces”.

‘El reloj de mi abuelo’ es una canción sobre un reloj que se mueve todos los días, desde el día en que nació el abuelo hasta el día en que murió. La inspiración para esa canción también fue un reloj real. La apariencia actual de las cosas que una vez fueron creadas, una vez que alguien te las da, aún conservan las huellas de cómo fueron tratadas desde el momento en que fueron traídas a este mundo. El reloj que se detiene simboliza la vida del abuelo.

“No cantes eso”. Ayase-san inmediatamente me advirtió. “No.”

“¿No te gusta?”

“Voy a llorar.”

En medio de la oscuridad reinante, incluso con las tenues velas iluminando el camino, apenas podía distinguir la expresión de Ayase-san. Pero, aun así, su actitud diferente a su habitual comportamiento seco es lo que me hizo mirarla a la cara.

“Ah… bien”.

Subimos las escaleras, pasamos junto a los perros-león guardianes de piedra y nos adentramos más en el santuario. El agua del lavabo estaba congelada y no nos permitía lavarnos las manos. Moviéndonos hacia el santuario frontal, pusimos la moneda de 5 yenes que preparamos en la caja de ofrendas y tocamos el timbre. Un seco sonido metálico resonó en el aire. Luego nos inclinamos dos veces y juntamos nuestras manos en oración otras dos veces. Excluyendo la idea de mantener tus deseos en secreto, este era un procedimiento estándar en todos los santuarios. Cuando volvimos a aplaudir, sentí que todo el año pasado jugaba en mi cabeza. Es como si mis pensamientos estuvieran siendo organizados.

La idea de la primera visita al santuario del año había comenzado en el período Heian, llamado toshigomori, y cuando lo combinaste con la idea del ninenmairi, básicamente lo que estamos haciendo ahora, la intención es reflexionar sobre el pasado año y al mismo tiempo dar la bienvenida a un nuevo año. O eso es lo que acaba de pasar por mi mente.

Y qué opresiva realización fue esa. Como nuestros padres sufrieron mucho en su relación pasada, no queríamos que sufrieran así de nuevo, así que trabajamos juntos para permitirles a nuestros padres la felicidad que se merecían y actuamos como se esperaba de nosotros, es decir, ser perfectamente normales, ser hermanos, a través de muchas idas y venidas, fuimos honestos con nuestros sentimientos el uno por el otro, fue entonces cuando prometimos comenzar a salir mientras actuábamos como “hermanos normales pero relativamente cercanos” frente a nuestros padres, sin embargo, en la noche de Halloween, compartimos un beso—

Todos estos recuerdos pasaron por mi cabeza como linternas giratorias. Retiré mis manos y lentamente abrí mis ojos. Como había una fila de personas esperando detrás de nosotros, no tuve tiempo de emocionarme. Después de otra reverencia, nos alejamos de la caja de ofrendas. Mientras caminaba hacia donde esperaban nuestros padres, me giré hacia Ayase- san.

“¿Qué deseaste?”

“Estaba demasiado ocupada recordando todo lo que sucedió este año, no tuve tiempo para desear nada”, dijo con una sonrisa.

Al darme cuenta de que ella era igual que yo, dejé escapar una risita. Regresamos por el mismo camino y llegamos al estacionamiento, donde Ayase-san se giró para mirarme.

“Ah, no sacamos ninguna hoja de fortuna, ¿eh?”

“Oh, sí, preferiría no perderme eso, por lo general, hacemos eso todos los años”.

Mi viejo nos escuchó hablar.

“Entonces hagámoslo antes de llegar a casa”.

Nos montamos en el coche y nos dirigimos al santuario central. Dado que la ubicación original de los boletos de la fortuna estaba cerrada debido a la temporada de invierno, tuvimos que conducir todo el camino hasta allí. Y cuando Ayase-san abrió su papel—

“Terrible fortuna…”

“¿Pusieron de estos incluso durante el Año Nuevo…?”

“¿Qué hay de ti, Asamura-kun?”

“Pequeña fortuna.”

Ella me miró una vez más. Oye, esto no es mi culpa, ¿verdad? Quiero decir, yo era el que quería sacar papeletas de la fortuna… “Bueno, puedes dejarlo aquí y olvidarte de eso, el puesto está allí”.

Mirando hacia donde señalaba mi viejo, pudimos ver varios papeles doblados atados a una cuerda. Ayase-san hizo lo mismo con su hoja de fortuna. Estaba sonriendo de nuevo mientras se alejaba, pero apuesto a que todavía estaba preocupada por eso. Con el sonido de las campanas de Año Nuevo detrás de nosotros, dejamos el santuario. Y así, comenzó un nuevo año.

    31 de diciembre (jueves) – Ayase Saki.  

“Es un piso compactado…” Solté lo primero que me vino a la mente.

La casa de la familia Asamura (o la familia de mi Padrastro) era mucho más grande de lo que había imaginado, sin mencionar que era relativamente vieja, a juzgar por la arquitectura, probablemente se construyó a principios del período Showa. Tenía tejas por techo, con un tataki en la doma. Después de entrar en la puerta, el pasillo brillaba como el ébano, lo que dejaba claro lo bien que lo habían cuidado.

Realmente me encantan este tipo de casas antiguas de estilo japonés. Mirar edificios y muebles que han sobrevivido al paso del tiempo gracias al cuidado de los habitantes me cuenta la historia por la que pasaron, y me gusta hacer eso, el pasillo que estaba oculto por la contraventana estaba iluminado por el brillo del sol de invierno. Estaba conectado directamente con el jardín, y las cubiertas de las contraventanas tenían leves signos de lluvia en ellas.

Pero dejando eso de lado, me sentía un poco… no, estaba extremadamente nerviosa. Para ser honesta, estaba asustada, empecé a arrepentirme de haber accedido tan despreocupadamente a ir con los demás, pero al mismo tiempo, me sentía disgustado conmigo mismo por mi antipatía y quería llorar. Soy diferente de Maaya, que puede abrir su corazón a prácticamente cualquier persona en tres minutos. La madre de mi padrastro parecía una persona genuinamente agradable y estaba sonriendo durante mi presentación, pero todavía no puedo luchar contra esta sensación de nerviosismo que me asalta. Desde la pantalla deslizante a la izquierda de nosotros, escuché fuertes bromas.

“Vaya, vaya, están terriblemente animados hoy”. Dijo la madre de mi padrastro, abriendo la pantalla corrediza.

Había varias personas sentadas alrededor de una mesa en la gran sala de estilo japonés, al encontrarme con la presión emitida por ellos, di un paso atrás.

“Taichi está aquí”.

“¡Vaya! ¡Finalmente! Debe haber sido un largo viaje desde Tokio.

Un anciano de pelo blanco respondió y se puso de pie. Probablemente sea el padre de mi padrastro, Y para mí, él es mi abuelo.

“Ha pasado un tiempo, Akiko-san. ¿Estás bien?”

“Sí. Es bueno verte de nuevo, suegro”. Mamá bajó la cabeza, lo que provocó que todas las miradas de la habitación se centraran en ella, y pronto se movieron hacia mí.

Ya que incluso yo podía decir que no eran 100% sentimientos de bienvenida los que estaban en esta mirada, sentí que mi corazón se volvía pesado. No creo que tengan ningún resentimiento en particular hacia nosotros, pero era más como si no supieran cómo interactuar con nosotros. “Sí, Sí, dejemos las presentaciones para más tarde. Estoy seguro de que deben estar cansados, así que les mostraré sus habitaciones. La abuela de mi padrastro hablo, para déjanos escapar.

Volvió a cerrar la mampara corrediza, cortando todas las miradas del interior, lo que me permitió respirar en paz nuevamente. Los puños que había cerrado con miedo también comenzaron a relajarse, pero, aun así, se sentían muy sudorosos. Me sentía enferma, como si estuviera a punto de vomitar. ¿Es así como se siente cada persona cuando conoce a la familia de su cónyuge, especialmente si se trata de un nuevo matrimonio? Tal vez mi armamento era demasiado en un lugar como este. Respiré hondo y me pregunté si debería haberme teñido el pelo de negro durante al menos estos días. Tal vez lo estoy pensando demasiado.

Al final, a los estudiantes de secundaria como nosotros se nos permite actuar de esta manera. Lo mismo ocurre con los estudiantes universitarios. Si llegas a esta edad, usar maquillaje, accesorios y este tipo de cosas es perfectamente normal. Dado que incluso Suisei High permite esto, debería ser normal en la época actual, es lo que me gustaría pensar, pero la presión de las miradas de todos me hizo vacilar. Tomé otra respiración profunda. Cálmate. No vine aquí a pelear.

Todos estaríamos alojados en una habitación de unos 13 metros cuadrados. Al ver los cuatro futones en la esquina me di cuenta de que todos estaríamos durmiendo en la misma habitación. Básicamente, Asamura-kun y yo estaríamos durmiendo mucho más cerca de lo habitual. Quiero decir, nuestros padres estarán con nosotros, pero aun así… Espera, ¿eso significa que verá mi cara dormida cuando me levante por la mañana, e incluso mi posición al dormir? ¿Ellos… realmente solo tienen esta habitación?

“Lamento que no hayamos podido encontrar más habitaciones para sus hijos este año, la cosa es…”

Sí, esta era la única habitación. Mientras pensaba esto, la pantalla corrediza de nuestra habitación fue empujada hacia un lado, entraron un hombre y una mujer, ambos de entre 25 y 26 años. Inmediatamente supuse que eran una pareja. Después de todo, la mujer miraba constantemente al hombre. Asamura-kun lo llamó “Kousuke-san”. Es primo de Asamura-kun y 8 años mayor… lo que significa que tiene 25. Sí, tal como lo supuse. Y la mujer que estaba a su lado dijo que los dos se habían casado recientemente.

“¡¿Ah, de verdad?! ¡Felicitaciones, Kousuke-kun!” Mi padrastro estaba radiante de alegría.

Mientras tanto, Asamura-kun los miraba con incredulidad, con la boca abierta. Definitivamente está sorprendido por esto, Tal vez esta es la primera vez que se entera de que su primo estaba saliendo con alguien. Mientras tanto, mi padrastro les presentó a mamá y yo también dije mi nombre.

“Entonces, ¿tienes una hermana menor ahora, Yuuta?”

“Ah, sí.”

“Oh, eh. Pensé que también te habías casado”, habló con un tono burlón, por lo que probablemente supo que yo era la hermanastra de Asamura-kun en el momento en que entró en la habitación. “Es imposible, Todavía estoy en la escuela secundaria.” Asamura-kun respondió con un tono tranquilo, pero me di cuenta de que, en el fondo, definitivamente estaba entrando en pánico.

Después de que movimos el equipaje a la esquina de la habitación, mi padrastro y mamá se acercaron a nuestros otros parientes. Nosotros, Asamura-kun y yo hablamos con Kousuke- san y Nagisa-san. Se habían conocido del mismo grupo de amigos en la universidad. Comenzaron a salir hace años, pero siguen tan animados como si empezaran a salir. También explicaron la razón por la que habían entregado el formulario de matrimonio antes de realizar una ceremonia.

Es decir, el hecho de que Kousuke-san se mudará al extranjero por su trabajo, Y Nagisa-san decidió seguirlo. Es por eso que no tendrían la ceremonia todavía. O más bien, no tienen tiempo para realizarla antes de irse. Honestamente, me di cuenta de que estaba subestimando lo que significaba celebrar una ceremonia de matrimonio. Y pensar que tendrías que empezar a buscar un lugar medio año antes. Casarse en sí mismo suena como un montón de problemas.

Además, nunca me hubiera imaginado queriendo celebrar una ceremonia de matrimonio en algún momento. El hombre y la mujer frente a mí habían comenzado a caminar por el camino de la vida solo unos años antes que yo. Definitivamente era posible que mi vida tomara un camino similar al de ellos, Y aunque quería hacer muchas más preguntas, llegaron los primos menores de Asamura-kun. Eran hermano y una hermana, ambos en la escuela primaria. Tenían el cabello de colores brillantes y lindos rasgos faciales, Parecía que podían alegrar la habitación con solo una sonrisa, Parecían bastante apegados a Asamura-kun, colgándose de él mientras pedían jugar juntos, y Asamura-kun aceptó la oferta con gusto.

Se decidió que íbamos a jugar, así que nos mudamos a una habitación con televisión. Kousuke-san y Nagisa-san regresaron con los otros adultos y nosotros nos quedamos aquí con los niños. Al ver el desarrollo de todo esto, tuve que admirar a Asamura-kun una vez más. Verlo manejar tan bien a los niños pequeños me hizo pensar en él como un padre joven, Por un momento, me pregunté si él sería este tipo de padre si alguna vez tuviera hijos, pero luego sacudí la cabeza con pánico porque claramente estaba adelantándome demasiado, En primer lugar, no puedes convertirte en padre por tu cuenta. No puedes tener hijos siendo un hombre soltero, Para eso, necesitarías una esposa y… Espera. Una vez más, estoy pensando demasiado a futuro.

Resulta que los dos niños eran bastante buenos jugando. Dado que la última vez que jugué fue cuando Maaya vino a visitarme, fue más o menos como esperaba, pero tengo un dominio bastante malo cuando se trata de juegos. En el juego en cuestión, éramos pequeños cocineros que asamos carne, cortamos verduras, balanceamos ollas y sartenes y fregamos los platos. En realidad, había repetido estos simples actos una y otra vez, pero con un control pequeño, no podía hacerlo bien. Al final, mi carne se incendió y quemó toda la cocina.

“¡Ahhhhh!”

“A-chan, ¿eres mala cocinando?”

Palabras afiladas como una flecha me apuñalaron justo donde me dolía. Me sentí con ganas de llorar, aunque sabía que no debería ser tan sensible cuando se trataba de lo que decían niños pequeños como ellos. Cuando miré a Asamura-kun, solo estaba sonriendo y asintiendo. “Oye, ahora, Mika. Ayase-san es una gran cocinera. Esto es solo porque es un juego. Pero lo lograremos la próxima vez. ¿Verdad, Ayase-san?

“No tienes que proteger mi orgullo de esa manera. Eso duele aún más”.

Darme cuenta de que todo esto se debía a que no podía tratar con niños pequeños me frustró aún más, Pero no sé qué hacer, así que no puedo evitarlo. Me es mucho más fácil tratar con adultos. Simplemente no puedo manejar a los niños. Sentarme aquí me hizo sentir que preferiría estar pasando por otra conferencia del profesor asistente Kudou. Recordé cuando tenía la misma edad que estos dos. En ese momento, pensaba que todos los adultos que no fueran mi madre eran enemigos. Solo imaginar lo que pensaría mi yo del pasado si me viera así me hace sentirme aterrorizada.

Como he visto el lado malo de los adultos, no tengo confianza sobre parecer adulta a sus ojos, y por ello, Suposiciones infundadas de que me odiaban y todo eso comenzaron a llenar mi mente, Cuando nos llamaron para cenar, ya estaba mentalmente exhausta. Y, sin embargo, aquí era donde comenzaría la verdadera batalla, Cuando estemos sentados todos juntos, tendré que presentarme a nuestros nuevos parientes, junto con mamá. Me hizo darme cuenta de que casarse con alguien significa que

tienes que lidiar con sus familiares, algo completamente diferente a solo estudiar o hablar de moda.

Sentada en el gran salón de banquetes de la familia Asamura, me presenté una vez más, Después de eso, todos los demás familiares hicieron lo mismo, Pero, lo siento, no puedo recordar nada después de eso. En el momento en que comencé a tener sueño porque había comido demasiado—

“¿Deberíamos salir ahora?” Dijo el padre de mi padrastro y todos se pusieron de pie al mismo tiempo.

Hablaron de visitar el santuario. Asamura-kun explicó que estaría bien que me quedara aquí si tenía sueño, pero de ninguna manera me quedaría sola en esta enorme casa.

“…Voy.” Respondí brevemente y seguí a Asamura-kun.

Me alegro de que esté aquí conmigo. Mamá está demasiado ocupada con mi padrastro y sus otros parientes y no tiene tiempo ni para mirarme. No quiero arrastrarla solo porque no me siento muy segura aquí. Si no fuera por él, probablemente me habría encerrado en mi habitación. De verdad, estoy tan contenta de que esté aquí.

El santuario al que nos dirigimos estaba ubicado en lo profundo de las montañas. O subiendo a la montaña, según cómo quieras expresarlo. Sin mencionar que tomaría dos kilómetros completos de caminata para llegar a ese lugar. ¿Te imaginas cuánto tiempo llevaría eso? Pero tampoco quería esperar a que regresaran en el auto, además-

“Bueno, avísame si es demasiado. La próxima vez, podremos dejarte descansar”.

Probablemente lo dijo sinoensarlo, pero yo estaba feliz. Él estaba diciendo que vendríamos aquí de nuevo el próximo año, Entiendo que dijo eso porque se preocupaba por mí, pero también estaba listo para dejarme atrás. Comprendí que dos kilómetros no eran nada de lo que burlarse, pero una vez que comenzamos a caminar, se volvió bastante divertido. Siempre me ha gustado mirar antigüedades y edificios antiguos. Puede que no sea tan apasionada como un aficionado a la historia, pero disfrutar del pasado de un edificio siempre ha sido interesante para mí. Sin mencionar que el paisaje invernal por la noche y las diversas partes del santuario también me emocionaron. Además, hablar con Asamura-kun al respecto me ayudó a animarme.

“Es como si estuvieras interesado en cómo un edificio antiguo terminó en su estado actual, ¿no?”.

Que Asamura-kun me dijera eso me dejó boquiabierta. Nunca me había observado desde una perspectiva tan objetiva. Los humanos normalmente no pueden observar sus propias apariencias. Y tal vez nunca entendí del todo qué tipo de persona era realmente. Tal vez nunca pude ver quien soy realmente debido a todo armamento que usé. Si es así, entonces mantenerlo en un nivel defensivo moderado debería estar bien, ¿verdad? ¿Cómo sabría si mi armamento se ha convertido en la piel de un erizo? Simplemente no quiero salir lastimada, mas esto no significa que estoy bien lastimando a otros.

Creo que nos tomó alrededor de 40 minutos de caminata de ida. En el camino, pasó la medianoche y nos recibió el año nuevo. Llegando a la caja de ofrendas, arrojamos nuestro cambio adentro y juntamos nuestras manos. Cerrando los ojos, los recuerdos del año pasado volaron dentro de mi cabeza. Los recuerdos de los últimos meses fueron especialmente vividos. En junio, mamá y yo nos mudamos con Asamura-kun y su padre. Después de conocerlo, mi forma de vida cambió drásticamente. Mi padre me había dejado una impresión inmensamente negativa en lo que respecta a los hombres. No quería que tuvieran ningún control sobre mí o mi vida. Hice lo mejor que pude en la escuela para poder vivir de forma independiente y por mi cuenta, pero tampoco quería que la gente me viera como una adicta al estudio que solo podía hacer eso.

Ahora que lo pienso, la oferta de intercambio que hice con Asamura-kun fue una de las cosas más vergonzosas que jamás haya hecho, incluso si lo hice para no tener deudas con otras personas, y para no tener que depender de otro hombre. Por eso hice esa apuesta con mi cuerpo en juego. Y, sin embargo, Asamura-kun me regañó, Creo que empezó en ese entonces… Había empezado a perseguir su sombra.

    1 de enero (viernes) – Asamura Yuuta.  

Y así llegó un nuevo año, A pesar de mi deseo, mi despertar en el nuevo año no fue ni pacífico ni relajante. Después de regresar de nuestra visita al santuario anoche, me bañé para calentar mis huesos helados y me acurruqué profundamente en mi futón, y ni siquiera recordaba cuándo me quedé dormido. Dormí bien, pero lo primero que me saludó después de despertarme fue un dolor intenso en todo el cuerpo especialmente mis pantorrillas, estaban gritando en agonía.

Si caminas por un sendero montañoso a altas horas de la noche con las piernas a punto de resbalar durante dos kilómetros, cualquiera terminará así. No hay excepción. Terminé de esta manera, así que aceptemos este infierno como el resultado esperado.

“¡Yuu-chan, el desayuno está listo!”

La pantalla corrediza se abrió y Takumi irrumpió en la habitación. Está rebosante de energía incluso tan temprano en la mañana, Eso es un niño joven y saludable para ti. Takumi saltó en el aire y golpeó su cuerpo contra el mío.

“¡Desayuno!”

“¡Gah! ¡Tan frío!”

“¡Si no comes, desaparecerá!”

“¡Lo entiendo, lo entiendo! Diles que estaré allí enseguida”.

“Bieeeen!”

Salió corriendo sin cerrar la mampara corrediza. Qué inocente niño es. Me alegro de que saltó sobre mi futón y no sobre el de Ayase-san. Oh sí, ¿dónde está Ayase-san? Me di cuenta de que yo era el único que quedaba en la habitación, todos los otros futones habían sido cuidadosamente apilados juntos en la esquina de la habitación, ¿No estaba Ayase-san realmente cansada? Ella realmente hará cualquier cosa para no mostrarme su rostro justo después de despertarse, ¿eh? Terminé de cambiarme y me dirigí al salón de banquetes.

“Buenos días”, dije y miré alrededor de la habitación.

Esta seguía siendo la misma habitación en la que tuvimos la fiesta anoche, pero ahora las mesas bajas estaban repletas de desayuno. El asiento más alejado de la entrada era donde se sentaba mi abuelo, y el más cercano era para Takumi y Mika. Mi viejo se sentó entre ellos. En cuanto a un asiento libre… Está el que está al lado de mi padre y frente a él, pero Akiko- san probablemente se sentará a su lado de todos modos, así que opté por sentarme frente a él… Pero luego me di cuenta de por qué Akiko- san y el resto aún no estaban presentes, así que levanté la cadera que acababa de empezar a bajar.

Más o menos al mismo tiempo, mi abuela volvió a la habitación. Detrás de ella estaba el escuadrón femenino, llevando el plato principal de nuestro desayuno de hoy: zouni, que era básicamente sopa que contenía pasteles de arroz y verduras, en una bandeja y hacia la mesa. Probablemente prepararon esto justo ahora, ya que dejarlo reposar demasiado tiempo arruinaría la comida.

“Puedes sentarte. Solo estarías en el camino si te quedaras parado”

O eso dijo mi abuela, y Ayase-san colocó un tazón de zouni frente a mí.

“Ella tiene razón, Nii-san. Toma asiento”.

“Ah bien.”

Su mirada me hizo callar y obedientemente me senté en el almohadón del piso. Supongo que me quedé dormido mucho tiempo, ¿eh? Tengo que tener cuidado mañana.

“Si necesitamos más, siempre podemos prepararlo, y si quieren comer un poco asado, solo diganlo”.

Todos respondieron a las palabras de mi abuela y comenzó el desayuno. La forma de las tortas de arroz para el zouni varía según su procedencia. En Japón, en la familia principal de Asamura, lo mantenemos simple y directo. Acerqué mi boca al tazón, usando mis palillos para mantener alejados los pasteles de arroz y los hongos shiitake para disfrutar la sopa. El aroma del perejil japonés me hizo cosquillas en la lengua. El líquido llenó mi cuerpo y me calentó por dentro. Sentí como si me estuviera quitando el agotamiento de nuestro viaje al santuario anoche.

Durante todo el desayuno, hay una cosa que me despertó la curiosidad. No parecía que los palillos de Ayase-san se movieran mucho, cuando todos comenzamos a comer, ella no parecía muy diferente, pero ahora que la veo mejor, su mirada estaba en el suelo y suspiraba con bastante regularidad. Después de que terminamos el desayuno y limpiamos todo, decidí llamarla mientras se sentaba en el porche.

“¿Puedo sentarme a tu lado?”

“Claro.”

Ahora que tenía permiso, me senté al lado de Ayase-san. Mis piernas estaban giradas hacia el jardín, así que las balancee un poco hacia arriba y hacia abajo. Después de eso, construí cuidadosamente una conversación. Dije que parecía un poco deprimida durante el desayuno. Puede que solo haya sido mi imaginación, Pero, aun así, tenía curiosidad por cómo se sentía. Quería saber si ella estaba bien. Después de todo, ya no estaba solo Akiko-san para ella. Debe sentirse un poco alienada.   137

Esperaba esa respuesta, Pero seguí mirándola, Ella entrecerró los ojos.

“Estaba pensando que el comienzo del nuevo año no fue muy bien”.

“¿Eh? ¿Estás hablando Sobre la lectura de la fortuna?”

Ella asintió. Me sorprendió sinceramente, Siempre había visto a Ayase-san como el tipo de persona que no se ve afectada por cosas espirituales.

“No es que tenga absoluta fe en ello, No hay forma de que un papel como ese tenga el poder de cambiar mi vida”.

“Así que te molesta hasta el punto de que tienes que actuar fuerte al respecto”.

 “Ah”, Ayase-san levantó una voz desconcertada. “Sí, supongo que sí…”

“Bueno, puedo entender cómo podría arrastrarte hacia abajo. Esta es parte de la razón por la que la adivinación sigue existiendo”.

“No solo eso… creo. Dime, Asa-Nii-san.”

“¿Sí?”

“¿Alguna vez has pensado en algo que definitivamente no sucedería cuando te dieran tu fortuna?”

“¿Algo que definitivamente no sucedería?”

“Por ejemplo, si dijera que mañana te despertarías y descubrirías que te has convertido en una mujer”.

“Esa es una idea interesante, pero… no creo que viviría mi vida de manera diferente”.

“¿Cierto? Pero míralo desde el lado opuesto de la moneda, ¿Qué pasaría si sintieras que podría hacerse realidad?

Básicamente, ella está diciendo que, teniendo en cuenta nuestra relación, esta “terrible fortuna” podría suceder, honestamente, sería fácil burlarse de sus preocupaciones y seguir adelante, podría decir que fue solo un desliz de una fortuna dada al azar, y que atarlo a la cuerda básicamente lo anuló, y todo eso, Pero, ¿qué pasaría si fuera tan indiferente al respecto? Un papel de la fortuna de un santuario realmente no importa mucho. Es solo un medio para mostrar una supuesta fortuna. Lo que te hace decidirte a creer en esa vaga adivinación, lo que te hace ver cosas que en realidad no existen, ese es tu propio corazón. Entonces comencé a pensar.

“¿Quieres salir a dar un paseo?” Continué mientras Ayase-san levantaba la cabeza. “Conozco un lugar perfecto por aquí”.

“Una recomendación de Asamura-kun… Me gustaría ver eso”.

Después de que ambos nos pusimos nuestros abrigos, salimos de la casa. No caminamos demasiado lejos. Ya se había acumulado algo de nieve, pero otras personas ya la habían compactado en el suelo, y el camino era plano, Pero no quería que se sintiera cansada, así que le dije que me avisara cuando ya no pudiera caminar. Pero cuando la miré a la cara, parecía estar bien, Hicimos nuestro camino hasta una pequeña colina con matorrales a la izquierda y la derecha. Como se trataba de un camino normal, teníamos suficiente espacio para caminar a los lados. Una vez llegamos a un lugar con un acantilado a la izquierda, giramos a la derecha. Después de atravesar los matorrales, el paisaje frente a nosotros era—

“Vaya… Un lago”. Ayase-san tragó saliva.

Más allá del matorral, había un hermoso lago.

“Acerquémonos un poco más, Justo allí.”

Bajamos varias escaleras que ya habían sido liberadas de la nieve, Más abajo había una pequeña choza. No sé qué uso tiene ahora o si lo tuvo alguna vez, pero ha estado allí desde que era un niño pequeño. Bajando hacia el lago, llegamos al borde del matorral. Más allá de eso, había nieve intacta, y aproximadamente diez pasos más nos llevarían a la superficie del agua.

“No podemos ir más allá de esto o podríamos resbalar”.

“Sí… Pero, guau, La superficie congelada parece un espejo”.

El cielo azul sobre nosotros parecía haber sido copiado y pegado en el suelo, rodeado de nubes blancas como la nieve. Tampoco había brisa, por lo que el lago helado era liso y sólido.

“Agradable, ¿verdad?”

“Sí…”

“Me gusta venir aquí durante el invierno, Creo que solo he estado aquí dos veces durante el verano, y una vez cuando era otoño y todo era rojo parduzco por todas partes. Pero, sinceramente, nunca me canso de esta vista. Dependiendo de la temporada, el paisaje en el reflejo del lago cambia”.

“¿Como a las hojas volviéndose rojas?”

“En otoño, sí, en verano, hay nubes cumulonimbos y cirrocúmulos cuando comienza el otoño. Por la noche, se puede ver la luna y las estrellas. En días ventosos, crea ondas que distorsionan la vista como si estuvieras mirando a través de un vidrio polarizado”.

“Ya veo, Esto es hermoso, Encontraste un lugar maravilloso. ¿Es famosa esta zona?”

“No particularmente, Esto no es una atracción turística ni nada”.

“Así que lo encontraste tú”.

“Fue pura suerte, Cuando aún era joven, aquí apenas había algo que hacer, De niño, te aburrías inmediatamente, tener a Kousuke-san conmigo estuvo bien y todo eso, pero él no podía estar conmigo las 24 horas del día, los 7 días de la semana…” Sí, fue sólo una coincidencia, Cuando los otros adultos se reunían, no quería ver a mi madre y no me importaba el resto de ellos, así que caminé al azar y me topé con este lugar, ella ponía una sonrisa falsa cada vez que interactuaba con nuestros familiares, pero pude ver a través de ella claramente, era muy diferente de la madre que estaba en casa. Especialmente su voz y expresión.

“Bueno, eso me permitió encontrar un gran lugar como este, donde podía simplemente relajarme y alejarme de todos los problemas, No todo es malo, al final. Se trata de convertir la desgracia en fortuna, ya sabes”.

“Asamura-kun…”

“Entonces, sobre esa terrible fortuna tuya…”

No sé si estas palabras la ayudarán a animarse. Pero tenía que decirlas.

“¿Te estás divirtiendo ahora, Ayase-san?”

“Ahora…? ¿No estás hablando de hoy o de ayer?”

“Solo estoy… preguntando en general, ¿supongo?”

Ayase-san comenzó a pensar como si estuviera sumergiéndose profundamente en su corazón y respondió después de una breve pausa.

“Sí, Me estoy divirtiendo… creo”.

“Igual yo.”

Ella respiro y me miró sorprendida.

“Y piénsalo, la ‘terrible fortuna’ que sacaste anoche se refleja en la situación actual, lo que significa que este momento agradable es el peor resultado posible, ¿verdad?”

“¿Eh? Mmm… ¿Quizás?”

“Así es al menos cómo funciona, al menos en papel, así que, de todos modos, si esto ya es lo más bajo posible, entonces no hay necesidad de preocuparse. Después de todo, no empeorará. De hecho, solo mejorará a partir de ahora”.

“Erm…” Ayase-san me miró con incredulidad, como si estuviera digiriendo mis palabras.

No la culpo. Era consciente de que solo estaba sacando cosas de la nada. Pero luego me miró y… se echó a reír.

“Pfft… Ja… jajaja, eso es un poco exagerado, ¿no crees?”

“Quiero decir, creo que es una deducción perfectamente lógica”.

“Ah… jaja… No creo que puedas usar la palabra ‘lógica’ para eso”.

“Pero si lo piensas de esa manera, todas tus preocupaciones de repente suenan estúpidas, ¿no? Básicamente, dependiendo de cómo decidas pensar las cosas, puedes convertir incluso una mala fortuna en algo positivo”. “Supongo que sí, Ja ja.” Ayase-san se frotó un ojo.

Quiero decir, no pensé que sería lo suficientemente divertido como para hacerla derramar una lágrima.

“Si, gracias, estabas preocupado por mí, ¿verdad?”

“Bueno, sí… Siempre me preocuparía por la persona que amo”.

La persona que amo, ¿eh?

“Asamura-kun…”

“Personalmente, no quiero verte forzándote a sonreír cuando estemos aquí”.

Como lo hizo esa persona.

“Sí, me alegro de haber venido aquí, y poder verte interactuando con tus primos más jóvenes, Takumi-kun y Mika-chan”.

“¿Yo?”

“Sí, me hizo darme cuenta de lo buen hermano mayor que eres, mientras tanto, no pude hacer nada, no podía interactuar con ellos como lo hiciste tú, no recuerdo cómo me trataban mis padres o parientes cuando tenía su edad”.

Esta vez, yo era el desconcertado. Ya veo. Nunca antes había tratado tanto con parientes. Lo hizo obvio cuando trajo a Naraka-san a mi casa por primera vez.

‘Qué familia tan feliz son, Todo el mundo es cercano y amable”.

Eso es lo que dijo Ayase-san. La parte de “Todos” en la declaración era mucho más importante de lo que había pensado al principio, tenía a Kousuke-san, Takumi y Mika. Siempre estuve rodeado de parientes amistosos, Sin embargo, Ayase-san no tenía a nadie más que a Akiko-san.

“No sé cómo actuar o interactuar con esos niños, nunca he tenido una experiencia como esta, así que estaba un poco asustada”.

“Entonces…” hablé. “No tienes que apresurar las cosas. Tomar las cosas paso a paso es igual de importante”.

“Un paso a la vez…”

“No veo ninguna razón para entrar en pánico, Incluso si no eres perfecta en este momento, incluso si te preocupa que nos convirtamos en adultos respetables o no, pero simplemente crezcamos juntos”

“Crecer… juntos…”

“Sí.” Asentí y Ayase-san juntó las manos frente a su pecho, asintiendo de vuelta.

Ella acarició suavemente el brazalete que brillaba en su muñeca.

“Ese es un hermoso brazalete”. “Sí… es maravilloso, ¿no?” Dijo y acarició suavemente su pulsera.

Después de eso, Ayase-san y yo observamos la superficie del lago en silencio. Cuando empezó a brisar, ambos regresamos a la residencia.

Esa noche, después de que terminamos de cenar, Ayase-san y yo volvimos a jugar un juego con Takumi y Mika, esta vez, era un juego de carreras en el que intentas obstruir a otros jugadores usando objetos. Ayase-san parecía ser mucho mejor con este juego, e incluso me ganó varias veces, Sin embargo, Takumi y Mika fueron incluso mejores que eso, siempre en lo más alto de la clasificación, pensé que no sería bueno usar demasiados items contra Mika, así que dejé que Takumi luchara contra ella mientras yo luchaba principalmente contra Ayase- san. Si fuera contra mí, definitivamente tendría una oportunidad.

Así pasó el tiempo y jugamos durante casi dos horas, y los dos terminaron durmiendo. Los niños tienen lo que parece ser una reserva inagotable de energía, que utilizan de una sola vez y luego se quedan dormidos en el acto si se les acaba. Ese es el tipo de criaturas que son.

“Vaya, vaya, al menos deberían ir a sus camas si quieren dormir”. La tía Kanae suspiró.

“Yuuta y yo los llevaremos”.

Kousuke-san agarró a Takumi y yo recogí a Mika. Ayase-san se ofreció a ayudar, pero le dije que al menos debería dejarme manejar todo el problema físico, así que retrocedió de mala gana.

“Entonces regresaré a mi habitación”, dijo y se dirigió a la habitación en la que los cuatro nos quedaríamos una noche más.

Después de despedirla, Kousuke-san sonrió.

“Ella es una buena chica”.

“Sí. Una hermana pequeña de la que puedo estar orgulloso”. Dije sin pensar demasiado en ello.

Acostamos a los dos niños y Kousuke-san regresó al salón de banquetes. Me dirigí a la cocina ya que tenía un poco de hambre, Todavía hay comida en el salón de banquetes, pero ir allí solo me atraparía y me involucraría en sus conversaciones. De camino a la cocina, escuché hablar a mis abuelos y a mi viejo.

“¿Cómo van las cosas con ella?”

Mi abuelo habló con una voz algo preocupada, mencionando el nombre de mi madre. Me sorprendió y me detuve en seco. ¿Por qué preguntaría eso ahora, cuando las cosas van bien con Akiko-san? Mi madre era buena guardando las apariencias. En la superficie, siempre estaba sonriendo y riendo con el abuelo. Por eso mis dos abuelos se sorprendieron con el divorcio. Mi viejo dijo que él tenía la culpa de todo lo que había pasado, pero no puedo estar de acuerdo con eso. Después de todo, se casó con la persona con la que engañó a papá solo medio año después de su divorcio. Y desde entonces, no hemos sabido nada de ella.

Mi viejo dijo que, aunque aceptó volver a casarse, dijo que todavía no estaba del todo en terreno seguro. Akiko-san parecía mucho más agradable que mi madre por fuera, pero hemos aprendido que eso no lo es todo, Lógicamente, tenía sentido. Cuando mi padre presentó a Akiko-san como su pareja matrimonial, me preocupaba que ella también lo estuviera engañando. Mi madre parecía mucho más dócil, sin nada negativo en la superficie, solo para que las cosas se derrumbaran de repente. Akiko-san definitivamente tiene una apariencia más llamativa y trabaja de noche en la gran ciudad, por lo que tenía sentido que el abuelo, quien no tenía experiencia en la vida en Tokio, pensara que ella no parece tan buena compañera como su esposa anterior. .

La abuela trató de calmar al abuelo y sus palabras, pero él siguió presionando más a mi viejo. Además, dijo que la hija de Akiko-san, Saki, tenía el aspecto llamativo de su madre y parecía bastante fría y directa. Por eso parecía estar preocupado. Sin embargo, eso era algo que incluso mi viejo no podía dejar pasar.

“Está bien. Ambos son personas maravillosas de las que no tienes que preocuparte, papá”. Dijo sin una pizca de vacilación.

El abuelo estaba un poco desconcertado, pero no iba a ceder.

“Tú dices eso, pero ¿qué pasa con Yuuta? Está en la escuela secundaria y de repente tiene una nueva madre y una hermana. ¿No es demasiado para que él lo maneje?”

“Eso no es-“

“¿De verdad puedes decir eso, Taichi?”

“…”

Mi viejo se quedó sin palabras, probablemente no quería hablar por su propio hijo, creo que es este cuidado y seriedad genuinos lo que no hizo que encajara bien con mi madre, y eso es lo que los unió a él y a Akiko-san, eso es lo que pienso, recordé su respuesta directa al abuelo hace un momento, y hablé a través de la puerta corrediza. La discusión dentro del salón se detuvo, me nombré y me paré frente al abuelo.

“No tengo absolutamente ninguna queja sobre el nuevo matrimonio de papá con Akiko-san”. declaré.

“Yuuta…”

“Y esto también se aplica a Saki”.

No podía darme el lujo de llamarla “Ayase-san” en este momento. Necesitaba ponerla en el escenario como un solo individuo, y demostrar que la aceptaba en mi familia.

“Ella no es el tipo de persona que tú ves, abuelo, puede que a veces le cueste interactuar con la gente, pero yo soy igual. Saki es amable, sincera y una persona verdaderamente trabajadora”.

“Yuuta…” Mi viejo me miró con los ojos llorosos.

Y ahora, mi abuela intervino. “Gintarou-san, ¿no recuerdas lo que dijo Takumi? Le enseñó a Saki-san cómo jugar ese juego de video porque ella era muy mala en eso, pero estaba muy interesada en escuchar sus consejos”.

Mantuve una cara seria en el exterior, pero no pude evitar gemir mentalmente.

“Significa que estaba dando su mejor esfuerzo con la ayuda de otra persona, ¿verdad?”

“B-Bueno”.

“Además, tampoco fuiste exactamente acogedor cuando se trataba de Saki-san, ¿recuerdas?”

“Sí, pero con su cabello teñido así…”

“Eso es normal hoy en día. ¿Ya olvidaste que Kanae se tiñó el pelo de rojo hace mucho tiempo?

Al recibir este seguimiento de ataques de la abuela, el abuelo no tenía nada más que decir. Probablemente se dio cuenta de que no había forma de ganar esta discusión. Mientras tanto, la abuela me miró mientras entrecerraba suavemente los ojos. De alguna manera, siento picazón por todas partes.

“Sí, ya veo… Bueno, si eres tan inflexible al respecto, Pero pensar que nuestro dócil Yuuta llegaría tan lejos…”

“¿Suficiente de esto entonces, Gintarou-san?”

“Sí, no diré nada más por ahora, Yuuta, tu cumpleaños ya pasó, ¿verdad? ¿Cuántos años tienes?”

“Tengo 17 ahora”.

“Ya veo. Entonces serás un adulto el próximo año… Y podrías encontrar una esposa”.

“Una esposa… Todavía es demasiado pronto para mí”.

“Bueno, Kousuke lo hizo de la nada.”

Como no podía comentar sobre eso, la abuela vino al rescate.

“Sí, sí, seguramente. Pero, eso es suficiente, Gintarou-san.”

“Sí, Taichi, bebamos un poco más.”

“Erm… no puedo beber tanto, tengo que conducir a casa mañana, ¿recuerdas?”

Mientras los dos regresaban al salón de banquetes, opté por regresar a mi propia habitación. Me acosté en mi futón y recordé el incidente de hace un momento. Si… sí nuestra familia se entera de mi relación con Ayase-san… Entonces, incluso si ya no nos aceptan aquí, solo tengo que mantener mi resolución como lo hizo mi viejo.

Hagamos nuestro mayor esfuerzo, Saki.

    1 de enero (viernes) – Ayase Saki.  

Apresuradamente apagué las luces y me acurruqué en mi futón para fingir que estaba dormida. Mi corazón latía dolorosamente rápido. La pantalla deslizante se abrió y sentí a Asamura-kun entrar en su propio futón, nuestros futones estaban en extremos opuestos de la habitación, con nuestros padres en el centro, Era bueno que no estuviéramos demasiado conscientes el uno del otro mientras dormíamos en la misma habitación, y me permitió no mostrarle mi lado indefenso.

Él… no se dio cuenta, ¿verdad? Mi corazón latía cada vez más rápido. Lo sentí golpeando hasta mis oídos, sin mostrar signos de calmarse. Mi cara se sentía caliente, a pesar de que la temperatura afuera estaba bajo cero, sentí que estaba sudando debajo de mi futón, Preocupada de que pudiera oírme respirar con dificultad, me tapé la cabeza con la manta.

‘Saki es amable, sincera y… una persona verdaderamente trabajadora’.

Eso es lo que dijo Asamura-kun. Sin mencionar que me llamó Saki. No solo Ayase-san, sino Saki.

Quería ir al baño, pero me di cuenta de que Asamura-kun aún no estaba en su futón, sin embargo, mi cerebro somnoliento no pensó mucho en eso y simplemente lo aceptó cuando salí de la habitación, después de casi terminar perdida en el gran pasillo, regresé a la habitación, cuando de repente escuché la voz de Asamura-kun. No quise mirar adentro, solo me acerqué un poco más para escuchar. Esto me permitió escuchar su voz claramente. Y sin dudarlo, dijo que… Que no tiene ninguna queja en lo que se refiere al matrimonio de mamá con su padre.

Y no solo eso, incluso me protegió, no sé qué lo llevó a decir eso, pero no esperaba que me elogiara y me llamara amable, sincera y trabajadora. Me preocupaba si podría estar a la altura de estas expectativas, estaba feliz, pero al mismo tiempo tenía miedo. No sé lo que significa ser querido. No he hecho nada para agradarle a otras personas. Tengo mi armamento para bloquear a cualquiera que haya intentado acercarse o atacarme de cualquier manera.

Pero, cuando había una persona con la que quería llevarme bien, no tenía armamento ni equipo que me permitiera hacerlo. He estado haciendo todo lo que estaba a mi alcance para poder vivir sola, sin la ayuda de nadie más. Nunca vi ninguna necesidad en llevarme bien con la gente. Pero todo eso se vino abajo hace medio año, no tendré grandes expectativas de ti, así que quiero que hagas lo mismo por mí.

Cuando le dije estas palabras a Asamura-kun hace medio año, nunca me hubiera imaginado que llegaría a gustarle, por el contrario, la única razón por la que quería llevarme bien con mi padrastro era para que mamá finalmente pudiera ser feliz. Pero para mi sorpresa, Asamura- kun no solo aceptó este pacto de que nos ajustáramos el uno al otro, sino que incluso se tomó el tiempo para hablar siempre conmigo. En algún momento, me enamoré de él, e incluso comencé a ver a mi padrastro no solo como la persona con la que mamá se casó, sino como una persona genuinamente cariñosa, empecé a querer cuidarlo porque la persona que me gusta hace lo mismo.

Apuesto a que podría haber evitado venir aquí con una excusa bien hecha. Pude haber dicho que tenía que estudiar, decir que tenía que trabajar, o simplemente decir que no quería. Dudo que me hubieran obligado a venir. Acepté venir porque quería. Tal como dijo mi padrastro en el camino hacia aquí, no hay garantía de que tengamos otra oportunidad de viajar juntos de esta manera, y mamá dijo que todos sus parientes son personas realmente agradables. Quiero llegar a apreciar a la gente que la persona que amo también se preocupa.

Sin embargo, tratar con familiares con los que ni siquiera estaba relacionada directamente, y mucho menos con estas personas que viven tan lejos, fue mucho más difícil de lo que había imaginado. En un lugar como este, con parientes de lo que parecía una familia extranjera, adaptarse y comprender a la otra parte lleva tiempo. En ese caso, necesitas a alguien que se ponga de tu lado, que actúe como tu escudo, ya que te permite entablar una conversación: un escudo. Y esta vez, fue Asamura-kun quien hizo eso por mí.

O tal vez incluso podría llamar a un cojín. Lo mismo ocurre con mi padrastro, por supuesto, Gracias a eso, la mirada del padre de mi padrastro hacia nosotros debería volverse mucho más suave a partir de mañana. Sin sus prejuicios, a cambio me facilitara la interacción con él. Por supuesto, eso es todo porque actuó como escudo entre sus parientes y yo. Aunque había decidido vivir de forma independiente y sola, comencé a pensar que quería caminar al lado de alguien, al lado de Asamura-kun.

Enfoqué mi atención en cualquier sonido fuera de la habitación, pero no había nadie cerca, Mamá y mi padrastro probablemente estén ocupados hablando con nuestros parientes, En este momento, solo estábamos Asamura-kun y yo en esta habitación. Me quité la manta con cuidado y me acerqué a su futón, tocando suavemente su hombro. Tocarlo sin antes preguntar no es propio de mí. Sin mencionar que nuestros padres podrían ver esto en cualquier momento. Pero, aun así, grité su nombre, lleno con todos mis sentimientos.

“Gracias, Yuuta-kun”.

Me empujé más cerca de su espalda hasta que casi tocarlo, disfrutando del calor que sentía en mi mano, que luego pasó a través de mi propio cuerpo. Al igual que el hielo que se derrite, la razón y la lógica en mi mente perdieron su forma y se convirtieron en algo antiestético, retorcido y como un mineral no uniforme. Pero, aun así, llegué a adorar esta tortuosidad, Y durante los pocos segundos que pasaron hasta que Asamura-kun se despertó en estado de shock y gritó mi nombre, lo que me pareció una eternidad, simplemente me entregué a la calidez que me dio.   147

Muchas gracias por comprar el volumen 6 de la serie novelizada [Gimai Seikatsu]. Soy el creador original tanto de la versión de YouTube como de esta serie de novelas, Mikawa Ghost, y esta vez, creo que tengo que mencionar las noticias de las que la mayoría de ustedes probablemente ya han oído hablar. Así es, estoy hablando de la adaptación al anime. El otro día, se anunció una gloriosa adaptación de anime para [Gimai Seikatsu], con el elenco de la serie de YouTube alistado para el anime real, no podría haber mejores noticias, ¿no crees? Estaba realmente encantado de escuchar esta decisión, y todo gracias a los fanáticos que han apoyado esta serie hasta ahora, muchas gracias. Pasará bastante tiempo hasta la transmisión, pero espero que la esperen con ansias.

Finalmente, mi agradecimiento. Mi ilustrador Hiten-san, los actores y actrices de doblaje Nakashima Yuki-san, Amasaki Kouhei-san, Suzuki Ayu-san, Hamano Daiki-san, Suzuki Minori-san, el director de video Ochiai Yuusuke-san y todos los demás de la versión de YouTube, así como mi editor O-san, la mangaka Kanade Yumika-san, y todos los demás del departamento editorial y de publicación, y finalmente todos mis queridos lectores: Muchas gracias.

Atentamente: Ghost.

    Extra 1:  

ASMR de celebración por el anime 1: Aguacero repentino con mi

    hermanastro (Yuuta)  

Huff, huff.

Uf… Espera, ¡¿Ayase-san?!

¿Tampoco trajiste un paraguas?

Bueno, eso tiene sentido.

El pronóstico del tiempo esta mañana dijo que estaría soleado todo el día.

Pero seguro que se nos acabó la suerte, teniendo en cuenta que empezó a llover en el momento en que íbamos de camino a casa.

¿Puedo sentarme a tu lado?

Gracias.

Ahora bien, tengo que comprobar el daño.

Vaya, estaba corriendo con todas mis fuerzas, pero mi camisa y mi chaqueta están empapados.

Mi bolso está a salvo porque hice todo lo posible para protegerlo y, como la lluvia acaba de empezar, mis zapatos también sobrevivieron.

Solo tengo que secarme el pelo con un pañuelo…

Bien, parece que esto no me dará dolor de cabeza mañana, al menos.

¿Y tú, Ayase-san? … Joder, estás perfectamente seca.

Oh sí. Estarías un poco preocupado cuando el cielo previamente despejado de repente terminara cubierto por nubes.

O sigues adelante y rezas para llegar seco a casa, o buscas refugio de inmediato. Supongo que aquí es donde tú y yo somos diferentes.

Quiero decir, no tenía una razón que me obligara a correr a casa ni nada por el estilo.

Solo quería escuchar la lluvia desde casa.

¿No crees que el sonido de la lluvia ayuda mucho cuando dejas que suene de fondo?

Cuando estoy estudiando o leyendo, siento que mi concentración aumenta.

El lofi hip-hop también es genial, pero los sonidos naturales de lluvia no son algo que pueda escuchar todos los días. Es como descubrir el piso secreto de una mazmorra y obtener todo tipo de artículos… Ah, lo siento, ese es un ejemplo que usaría con Maru.

De todos modos, son cosas que normalmente no podrías escuchar, lo que lo hace genial.

Si no fuera por esta situación, claro.

De ser posible, hubiera preferido disfrutarlo con un buen libro y un café.

Por otra parte, tenerte a mi lado mientras escucho la lluvia tampoco es tan malo.

A-Ah, no quise decir eso de una manera rara, solo estaba diciendo que esto es una bendición disfrazada.

De todos modos, ¿cómo se ve la lluvia?

Creo que se detendrá pronto.

Las nubes pasan lentamente y puedo ver el cielo despejado a la distancia.

Supongo que este maravilloso ASMR de lluvia habrá terminado para cuando llegue a casa, incluso si me apresuro a regresar ahora…

Hup, aquí vamos.

Me alegro de no tener un turno hoy.

Tenemos que sacar las fundas de vinilo de las sombrillas y mover las pantallas cerca de la entrada. No me importan mucho las medidas contra la lluvia en la librería…

Pero ver a los clientes tratando de tener mucho cuidado de no tropezar con los libros me hace sentir mal por ellos.

En ese sentido, somos una librería bastante afortunada. Después de todo, muchos de los clientes intentan tener cuidado con los libros que vendemos.

La humedad también es el enemigo mortal de todos los libros… Sí, probablemente no habría estado quieto todo el tiempo en el trabajo.

Incluso si recibimos menos clientes debido a la lluvia, nuestro trabajo tampoco se vuelve mucho más fácil.

En todo caso, probablemente sería mucho más estresante.

Ahora que lo pienso, la mayoría de las situaciones son probablemente peores cuando llueve…

Míranos, no podemos ir a casa por eso. Por otra parte, tampoco me siento particularmente estresado… Me pregunto por qué.

Ah, ya veo.

Cuando hay alguien en la misma situación que tú, te sientes mucho más relajado. ¿Quizás?

Estar en problemas, forzado a hacer algo que odias, o incluso tener algo que te preocupa…

Todo se siente menos pesado cuando puedes compartirlo con alguien. Me alegro de que estés aquí conmigo, Ayase-san.

Y no solo cuando llueve, sino todos los días.

Ah, la lluvia cesó.

Tengo que salir de aquí antes de que llegue el autobús.

Hora de correr.

Oh, un arcoíris.

Eso es más probable después de una lluvia tranquila, ¿no?

Disfrutar de la vista de un arcoíris mientras caminaba a casa… Esto no es tan malo de vez en cuan—

¡Ah, un charco de agua!

Maldición… Estaba tan distraído con el arcoíris que no miré hacia delante…

Hombreee, y mis zapatos se habían logrado salvar antes, ahora tengo que secarlos cuando llegue a casa.

Ten cuidado con los charcos de agua, ¿de acuerdo, Ayase-san?

De todos modos, ¿deberíamos ir a casa?

ASMR de celebración por el anime 2: Dando un paseo durante el anochecer (Saki x Shiori)

Lo siento por esto~

Los hice acompañarme a dar un paseo justo después del trabajo. (Shiori)

Está bien.

Ni Asamura-kun ni yo teníamos algún plan. (saki)

¿Oh, oh?

¿Significa esto que sabes todos los planes que tiene el querido Junior-kun, Saki-chan?

Si tenemos algún plan importante, normalmente nos lo contamos.

Je, je. Eso también es cierto.

Gracias por acompañarnos, a los dos.

No hay problema.

 Y este tipo de cosas no están mal de vez en cuando.

¿Qué tan lejos caminaremos, de todos modos?

¿Te disgustan los paseos sin un destino claro, por casualidad?

No particularmente… Caminemos hasta que tengamos hambre.

Almorcé tarde, así que todavía me siento bastante llena.

¿Tienes algún plan para la cena, por casualidad?

Desearía tenerlo.

No he decidido nada, así que estoy abierta a cualquier sugerencia~

Sugerencias…

Es difícil pensar en qué comer cuando ni siquiera tienes hambre.

¿Verdad?

Me pregunto si hay un restaurante de aspecto delicioso por aquí.

Me encantaría probar algo nuevo.

Hemos llegado bastante lejos en el distrito de entretenimiento, después de todo…

Si sigues por este camino, terminarás en el distrito residencial.

Sin embargo, a veces te encuentras con bares izakaya o similares.

Oh, hay una tienda de ramen.

¡Demasiado pesado!

¿No quieres, aunque sea un poco, Junior-kun?

El que tuvo su descanso de último fue Asamura-kun, ¿sabes?

Oh, cierto.

La única opcion aquí es una tienda de conveniencia…

¡Oh, un parque!

Hay unos niños jugando a las atrapadas. ¿Deberíamos unirnos a ellos?

Ve. Asamura-kun y yo te vigilaremos.

Aww, le quitas lo divertido a la vida, Saki-chan.

Estoy seguro de que Junior-kun quiere unirse a ellos, ¿no?

… Rayos, solo estaba bromeando.

Es difícil imaginarte jugando a las atrapadas, Yomiuri-san.

¿En serio?

Siento que preferirías sentarte en un banco en las sombras y leer un libro.

Oh, ¿se supone que eso es un elogio?

Solo como ejemplo. Después de todo, pareces una chica literaria. Ya veo ya veo. No estás del todo equivocada.

—¡Oigan, niños! ¡El sol se pondrá pronto!

Y ella obviamente no estaba escuchando.

Oh bien. Solo puedes estar sin preocupaciones por el mundo cuando todavía eres un niño, Estoy seguro de que será un buen recuerdo para ellos.

¿Tienes algún recuerdo como ese, Yomiuri-san?

Bueno, ¿quién sabe?

Los cuervos están gritando mucho ahora, ¿eh?

Realmente lo hace sentir como un anochecer.

Oye, Junior-kun… ¿Estás cansado?

Parece que todavía puede seguir adelante.

¡Los estudiantes de secundaria sí que son duros! ¿No acabas de terminar un turno completo en el trabajo?

Y tú todavía eres solo una estudiante universitaria. No eres mucho mayor, Yomiuri-san.

Lo entenderás muy pronto, Saki-chan.

Hay un pozo sin fondo, más profundo que el océano que se cierne entre una chica de secundaria y una universitaria…

no puedo esperar

¡Aww, una chica de secundaria está mostrándome su juventud~!

Ese no es el caso, en absoluto. ¿Y por qué no muestras la genialidad de un adulto en su lugar?

Si me presionas tanto, entonces no puedo retroceder, caminemos un poco más.

—¡Okaaay, ya viene el tren!

¿No estás rebosante de energía, Yomiuri-san?

Como hay niños jugando, pensé que debería dar una pequeña advertencia.

Además, no me sorprendería si los padres de estos niños estuvieran en ese tren, Después de todo, ya es hora de que todos los asalariados regresen a casa del trabajo.

Ese niño nos estaba saludando a través de la ventana, ¿eh?

Sí, y también les devolví el saludo.

¿Encontraste algún asalariado caminando por ahí?

No demasiados, creo. —Hemos caminado bastante, ¿no?

Ah, hey… ¿no huele muy bien por acá?

Esto es… ¿curry?

¡Mmm, esto huele genial!

Tal vez una familia que vive aquí lo esté preparando para la cena.

¡Oh, Junior-kun! Alguien tiene hambre, ¿eh?

Yomiuri-san, no es bueno forzar los deseos de tu estómago en otra persona.

Je, je. Me descubriste.

De todos modos, ¡la cena de esta noche será curry!

Mi estómago lo pide.

Eso suena bien. ¿Quizás también deberíamos ir por curry esta noche?

Entonces deberías darte prisa en llegar a casa.

Saki-chan, Junior-kun, gracias por acompañarnos hoy.

De igual manera, gracias por invitarnos.

Fue divertido.

Eso es un alivio.

De todos modos, es hora de volver a casa antes de que oscurezca.

    Extra 2:  

    Ayase-san en la tierra de los espejos.  

En el camino a casa desde la tienda de conveniencia, vi a alguien familiar y lo llamé.

“¿Vas de regreso?”

Dándose la vuelta, la chica con el cabello de colores brillantes me sonrió.

“¿Tú también, Asamura-kun? Es muy tarde.”

Como ella dijo, el cielo sobre nuestras cabezas se había oscurecido. Probablemente ya eran más de las 4 de la tarde.

“Pasé por la librería, y es raro verte fuera tan tarde. ¿Estabas de compras?

Hubo un trasfondo sutil, un “Puedo llevarlo por ti” con lo que dije, y Ayase-san pareció haber captado.

“No compré nada, así que no te preocupes, acabo de visitar la casa de Maaya”.

“Oh.”

Maaya es amiga de Ayase-san, Narasaka Maaya-san.

“Oh, sí, hay algo que quería preguntarte, Asamura-kun”.

“¿Mhm?”

“Hay una cosa llamada Tierra de los espejos, ¿verdad?”

“Ah, ¿te refieres a la de Lewis Carroll?”

“Lewis… ¿Y ahora qué? No he oído hablar de eso.”

Creo que estaba equivocado. Además, ¿Ayase-san ni siquiera conoce “Alicia en el país de las maravillas”? Es la historia contada por Lewis Carroll, de nombre real Charles Lutwidge Dodgson, en una tarde dorada del 4 de julio de 1864. La continuación se titula “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí”, o “La tierra del espejo”. ‘ para abreviar.

“¿Estás pensando en una novela otra vez?”

“Oh, lo siento. Pero, ¿de qué Tierra de los espejos estabas hablando entonces?”

“Es más un concepto que un lugar u objeto real, Los espejos reflejan todo lo que se les muestra, pero invertido, ¿no? Entonces, si fueras al mundo dentro del espejo, encontrarías un mundo donde todo está al revés”.

“¿Como un mundo invertido?”

“Si que conoces algunos términos complicados, Asamura-kun. Aunque, supongo que eso sería todo, si existiera un mundo así, ¿qué tipo de persona sería? De eso es de lo que hablamos Maaya y yo”. Ayase-san giró su mano. “Invertida, ¿eh? Bueno, depende de qué parte.”

“Pero como es un espejo, todavía nos veríamos bastante similares, ¿no?”

“Así que tendrías un comportamiento cercano a tu configuración original…”

“Por ejemplo, no cambiaríamos de género repentinamente. Eso sería extraño.

Parece que Ayase-san es bastante estricta cuando se trata de ciencia ficción y agujeros de trama. Dicho esto, historias como esa existen, pero eso no tiene importancia en este momento. Seguiremos con el escenario que se le ocurrió a ella y a Narasaka-san.

“Entonces, ¿tal vez nuestras personalidades se invertirían?”

“Exactamente. ¿Qué tipo de Ayase Saki crees que estaría dentro de la Tierra de los espejos? Preguntó, señalándose a sí misma.

“Ayase-san en la Tierra del Espejo, ¿eh?”

“Sí.”

“Hm… Eso es bastante difícil, como referencia, ¿qué tipo de Asamura Yuuta imaginas en este Mundo Espejo?”

“Bueno… ¿alguien arrogante y mandón? Desconsiderado y ensimismado… ¿quizás?

“Qué personaje tan horrible”.

“Bueno, es la versión invertida de ti mismo, así que pensé que sería eso”.

En otras palabras, me ve como alguien reservado y considerado, alguien que piensa en los demás… Eso es un gran elogio. Y creo que por lo general soy bastante sencillo, tratando de presumir demasiado a veces… Lo cual es vergonzoso.

“De todos modos, Ayase-san en la Tierra del Espejo, ¿eh?”

Veo a Ayase-san como un modelo a seguir cuando se trata de negar los estereotipos, ella es linda pero también inteligente, sabia pero aún hábil con su maquillaje… Es una mujer que no depende demasiado de los demás, no se deja atar por los principios y puntos de vista de otras personas. Y si invierto todo eso, entonces…

“¿Alguien de mente débil, alguien que fácilmente se deja arrastrar por las cosas y alguien que no piensa demasiado en las cosas?”

“Ya veo, ya veo, así que me ves cómo alguien de voluntad fuerte, alguien que no deja que otras personas tomen sus decisiones, y alguien que siempre está pensando en su próximo paso… Bueno, si ese es el caso, entonces estaría feliz, pero… esto es bastante vergonzoso, Es como si nos estuviéramos alabando”.

“Supongo que sí…”

Bueno, yo también estaba bastante feliz.

“Por cierto… ¿qué tipo de Ayase-san En la tierra del espejo se le ocurrió a Narasaka-san?” “Honestamente, no lo sé. Ella solo dijo que sería aburrida, ¿Que quiso decir ella con eso?”

    Extra 3:   

    Los días de Ayase-san como mujer de nieve.  

Decidimos encontrarnos en el centro comercial el fin de semana. Más concretamente, en un rincón de ‘Disfraces virtuales’. Fui recibido por Ayase-san y Narasaka-san esperándome frente a una gran pantalla.

“Perdón por esto. Maaya simplemente no se callaba”.

“Está bien, no tenía ningún otro plan” —dije—.

“¡Mira mira!”

Narasaka-san no perdió ni un segundo mostrándome la pantalla de su teléfono, se mostraban varias fotos de Ayase-san y Narasaka-san usando varios vestidos virtuales, parece que tomaron las fotos usando el monitor.

“¿Cómo crees que se ve este?”

“Pienso que es lindo.”

Todo lo que pretendía era expresar mis sentimientos genuinos, pero Ayase-san se opuso e hizo una expresión de molestia.

“No hay necesidad de unirse a ella”.

¿Eh? ¿Hice algo para enojarla?

“¡Esto no es lo suficientemente bueno, Asamura-kun! ¡Tu adorable hermana se está vistiendo! Tienes que intensificar tu juego aquí y ser lo más preciso posible”.

“¿Así es cómo funciona?”

Pero tiene sentido, supongo. Lindo, hermoso, delicioso… Y lo mismo ocurre con los comentarios del espectro opuesto. Si su elección de palabras carece de impacto, pierdes confianza y credibilidad con la otra persona. Si tuviera que elogiarla sinceramente, debería decir específicamente qué parte de ella hizo que mi corazón palpitara.

“Maaya, yo no pedí esto—”

“Claro, claro, Asamura-kun, ¿podrías hacerlo?”

Um, entonces… Veamos. En la imagen, Ayase-san lleva puesto un blusón de boa. Destaca un color marrón más brillante, y el interior consiste en una delgada camisa a rayas blancas y negras. Debo decir que cualquier sistema que usen aquí es impresionante. Puede coordinar tanto la ropa exterior como la interior. Pero no creo que mi entusiasmo por el progreso de la tecnología importe mucho.

“Tan preciso como sea posible, entonces, acerca de por qué pensé que se veía lindo, ¿verdad? Bueno, por ejemplo, los brazos y el cuello esbeltos de Ayase-san realmente se destacan en comparación con la ropa hinchada que lleva puesta. Y su cabello se destaca aún más gracias a la combinación de colores, ¿quizás?

“¡A-Asamura-kun!”

“Mmm… Bueno, 80 puntos. De todos modos, aquí es donde comienza el verdadero negocio, tu párate aquí, Saki y yo idearemos un atuendo para ti”.

“Claro… ¿Gracias?”

“Puedes irte cuando quieras, ¿de acuerdo?”

O eso dijo, pero una vez que ella y Narasaka-san comenzaron a trabajar en la pantalla, parecía mucho más animada y emocionada, Durante los siguientes minutos, yo era prácticamente su juguete, En la pantalla, pasé de un atuendo a otro, mientras las dos discutían cuál me quedaría mejor. Este es el futuro, supongo. Los maniquíes están muertos.

“Pero debo decir que Asamura-kun se ve bien en casi todo… Maaya, ¿por qué me sonríes?”

“Estaba pensando en cómo siempre eres tan indulgente cuando se trata de Asamura-kun”.

“Eso no es cierto”.

“Je, je… Me pregunto. ¿Hmm? ¡Oh, nuevos datos detectados!” Narasaka-san tocó el menú en la pantalla y encontró una nueva categoría titulada “Fantasía”.

Efectivamente, ¿no es esto básicamente—?

“Cosplay, ¿verdad?”

“¡Incluso tenemos una bruja y una sirena! ¡Probémoslos!”

Permanecí en silencio y me alejé del escenario.

“Aquí tienes.”

“¡Adelante, Saki!”

“¿Eh? ¿Yo?”

“No creo que me vería muy bien como ninguno de ellos”, dije.

“Eh…”

Realmente desearía que no me imaginara usando este tipo de atuendos. Espera, ¿significa esto que está pensando en cómo me vería yo como bruja? ¿Una sirena?

“¿Qué es esto ahora?”

“¡Dice ‘Mujer de las Nieves’! ¡Ohhh, se ve genial! Estás de acuerdo conmigo, ¿verdad, Asamura-kun? Asentí en silencio, Llevaba un atuendo de estilo japonés con colores blancos como la nieve como base, la parte posterior del atuendo también tenía un color púrpura si se volteaba al revés. Las mangas también adquirieron un tono más azulado cuanto más se extendían hacia abajo. Es un poco difícil comentar sobre este, pero se ve muy bien en él, no hay duda al respecto. La razón fue simplemente porque la parte superior de su cuello se abría un poco, creando una apariencia reveladora. Con la textura de la piel encajando perfectamente, parecía que estaba exponiendo mucho de ella.

“¡Oh, tu color de ojos también es diferente!”

“¿Eh? Oh, wow.”

El color de los ojos de Ayase-san había cambiado como si se hubiera puesto lentes de contacto. Ahora se parece aún más a un cosplay. La ciencia es increíble, te lo digo.

“¡Esto es genial! ¡Pareces una mujer de nieve genuina, Saki!

“Esto es vergonzoso… ¿P-Podemos parar ahora?”

“¡Después de tomar una foto!”

“¡Ah, hey!”

“¡Demasiado tarde! Te lo enviaré a través de LINE más tarde, ¿sí?”.

Ayase-san bajó del escenario y se cambió con Narasaka-san, quien procedió a probarse todo tipo de atuendos.

“¡Y finalmente, es tu turno, Asamura-kun!”

“No creo que eso sea…”

“No te preocupes, también tenemos un traje de mujer de nieve para ti”.

¿Y eso que significa? Pensé, pero ella me mostró el atuendo para el ‘Hombre de la nieve’, que honestamente era más un disfraz completo que cualquier otra cosa.

“Esto ya ni siquiera se parece a mí…”

“Sin embargo, creo que te hace ver más formidable”, dijo Ayase-san.

Al escuchar eso, Narasaka-san una vez más se rió.

“¡Como pensé, eres mucho más indulgente cuando se trata de Asamura-kun!”

Fideos chinos fríos con mi hermanastra

Julio estaba llegando a su fin, y el calor agobiante me había robado todo el apetito.

“Yuuta-kun, sigue bebiendo té de cebada y tu estómago te lo pagara con dolor y horror”. Dijo Akiko-san, la persona que se convirtió en mi madrastra después del nuevo matrimonio de mi padre hace dos meses.

Extendí mi cuerpo sobre el escritorio mientras respondía.

“Lo sé, pero aun así…” “Aquí tienes.” Puso algo frente a mí.

Cuando levanté la cabeza, vi que era una taza. Ni siquiera tuve que inspeccionar mucho para ver el vapor que salía de él. Pero cuando eché un vistazo adentro, me encontré con un olor distintivo proveniente de un líquido marrón. “¿Qué es esto?”

“Caldo de sopa con agua hervida”.

Eso significa que es 10% de caldo de sopa y 90% de agua hervida. Básicamente, hizo que el caldo normal de la sopa fuera diez veces más débil.

“Ah, esto es bastante bueno”.

“Cualquier cosa con cafeína pone un poco de tensión en el estómago. Aunque la leche también puede ser bastante pesada”.

Se sentía extraño pero refrescante beber caldo de sopa de una taza en lugar de una taza normal.

“Solo arréglatelas con eso por ahora, Prepararé algo para la cena.”

Oh sí, ¿dónde está Ayase-san en este momento?

“Ya estoy de vuelta.”

La puerta que conectaba con la sala de estar se abrió y Ayase-san entró. Llevaba una bolsa de plástico en la mano.

“Hubiera ido contigo…”

“No era pesado, así que no te preocupes”.

“¡Ah, Saki! ¿Puedes cortarme esto, entonces?”

“Entendido”, dijo Ayase-san en respuesta.

Mientras revisaba la bolsa de comestibles, no pude evitar echar un vistazo dentro.

“¿Qué estás haciendo?”

“¿Hay algo que te gustaría comer?”

“Oh… Um, bueno…”

Ayase-san me dio una mirada de prueba, estuvo cerca, casi digo la frase prohibida: estoy bien con lo que sea.

“Tal vez… ¿udon?”

“Eso no podrá ser, compré ingredientes para fideos chinos y todo con eso, De hecho, planeamos hacer fideos chinos fríos. ¿Verdad, mamá?

“Exactamente. Estoy preparando los huevos, ¿podrías cortar los mariscos?”

“En eso estoy.”

El procedimiento de en la cocina progresó bien… Creo que al menos puedo poner la mesa. “¿Oh, sí, Asamura-kun?” Ayase-san se dio la vuelta como si hubiera recordado algo, dejando de cocinar por un momento. “¿Estás bien con la mayonesa?”

“¿Eh?”

“Como aderezo para los fideos”.

“¿Eso funciona?”

“¡Déjame decirte que es delicioso!”

“Mamá lo probó una vez en un viaje y desde entonces es adicta, por lo general, ahora le ponemos mayonesa encima”.

“No sé sobre mi papá, pero nunca lo he probado, creo”.

“A Tachi-san le gustó”.

Ya lo ha probado, ¿eh?

“Entonces lo probare también”.

Quiero decir, siguen siendo fideos chinos fríos, Básicamente grita a plato de verano, ¿verdad?, esto significa que también debe haber algunas variaciones, y como siempre, Ayase-san está dispuesta a adaptarse a mis gustos y preferencias, aun así… Mayonesa, ¿eh? Puede ser un poco raro, pero estoy dispuesto a intentarlo, después de colocar los fideos en un plato, Ayase-san agregó los ingredientes, sin olvidar la mayonesa, por supuesto, después de eso, Akiko-san se unió y agregó el marinado. Espera, ¿marinado?

“Es más fácil para tu estómago así”.

“Ah, seguro, pero…”

Miré los fideos chinos fríos de los que salía vapor.

“De hecho, quería probar los fideos chinos fríos, mientras están calientes al menos una vez ~”


Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *